La Victoria ya no es nuestra: Grupo Modelo es adquirido por AB In Bev.

“Kroon”, que significa “Corona” en holandés, el idioma principal de Bélgica (en este país hay tres idiomas oficiales)

Algo que se había venido mencionando desde hace semanas hoy se confirmó, la totalidad de las acciones de Grupo Modelo fueron adquiridas por el consorcio cervecero belga  AB In Bev.  

Con un monto de 20.1 mil millones de dólares -equivalente a 278.6 mil millones de pesos- esta transacción de compra venta es histórica para una firma mexicana, de cualquier rubro. Con esta acción, AB In Bev que ya poseía acciones dentro de Grupo Modelo pasará a ser un jugador aún más importante en el mundo, ya que es de todos sabidos que Corona es la cerveza mexicana con mayor presencia en el planeta. Asimismo, otras marcas del grupo ayudarán a apuntalar aún más a esta megafirma cervecera con sede en Bélgica. De acuerdo con directivos de Grupo Modelo, Corona se convertirá en la marca insignia de AB In Bev junto con Budweiser y éstas se integrarán a las marcas globales Stella Artois y Beck’s que poco a poco han ido ganando adeptos en mercados de los cinco continentes.

Esta compra se suma a la que llevó a cabo la holandesa  Heineken  unos años atrás, cuando adquirió la totalidad de la otra empresa cervecera mexicana por excelencia: Cuauhtémoc Moctezuma.

Habrá que estar al tanto de qué cambios realizan los nuevos dueños de Grupo Modelo en sus estrategias tanto para México como para el extranjero, por lo pronto el slogan de uno de sus más queridos productos ya no aplica tanto, al menos no para el mercado mexicano: “La Victoria es nuestra”, no, la Victoria ahora es europea.

TBD Staff


“Todo para arriba”: Sol renueva su imagen.

Sol, una de las marcas de Cuauhtémoc Moctezuma que han sido renovadas en imagen este año.

Las marcas de la Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma siguen siendo  renovadas en su aspecto de imagen, ahora fue el turno de “Sol”, la cerveza clara en envase transparente de esta firma, que es parte del consorcio Heineken.

Esta marca nació en 1899 bautizada como “El Sol“, ha tenido siempre fuerte presencia en los estados del Golfo de México, y fue en 1994 que Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma decide lanzar este marca a nivel nacional, para competirle frontalmente a otra cerveza clara de envase transparente: Corona. Desde esa fecha hasta hace pocos años, la marca tuvo fuerte presencia en todo el país, a través de distribución masiva y fuerte presencia en medios de comunicación así como en patrocinios de eventos deportivos y musicales.

La nueva imagen de Sol aplicada a su botella de “media”

Sin embargo, hace pocos años esta marca comenzó a ser relegada nuevamente a ser una marca de nicho, siendo cada vez más difícil encontrarla en algunas ciudades de México. Ahora nos encontramos con la novedad que Sol ha sido relanzada en el sureste del país con una nueva campaña titulada “Todo para arriba” en la que además presenta su rediseño de imagen, el cual si bien no es drástico, si hay cuestiones bastante diferentes con su identidad anterior, siendo el más palpable, el detalle que ahora sus botellas usan etiquetas de papel, en lugar de su clásica imagen “pintada” directamente en la botella (tal y como lo usa Corona), la cual también es un envase totalmente nuevo. En el aspecto del logotipo e ilustración del sol, la marca le brindó más dinamismo, pero respetando la tradicional tipografía de “Sol”.

Aunque no es nuestra cerveza favorita, y nos gustaron los nuevos grafismos de Sol, creemos que con este cambio, la marca se ve más ligera aún, e incluso pareciera que es un producto enfocado al mercado femenino -desconocemos su nueva estrategia, quizás sea ésta- .

La nueva imagen hace ver a Sol como una cerveza aún más ligera.

Para presentar su cambio de imagen Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma realizará “El Festival del Sol” de forma simultánea en Mérida, Cancún, Tuxtla , Campeche, Villahermosa y Veracruz, el cual irá apalancado con la campaña “Todo para arriba”. Según cifras de esta empresa con sede en Monterrey, Sol representa aproximadamente 20 por ciento del total de las ventas del portafolio de marcas CM, mientras que en el sur del país 1 de cada 2 consumidores la prefiere y 7 de cada 10 la toman cada mes. Esta marca cuenta actualmente con tres extensiones de línea: Sol Clamato, Sol Limón y Sal y Sol Cero.

¿Y a ustedes qué les parece esta nueva imagen de Sol?

¡Salud!
>>>TBD Staff 

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Carlsberg, la danesa oficial de Polonia y Ucrania

La deliciosa y refrescante Carlsberg, cerveza oficial de la Euro 2012 Polonia/Ucrania

La Euro 2012 de Polonia/Ucrania está ya en su recta final, muy pronto sabremos quien se queda con el trofeo de este torneo continental que es casi casi una Copa de Mundo, y aunque algunos de los equipos favoritos del staff ya los echaron del torneo, acá seguimos al pendiente de disfrutar de uno de los mejores futboles del planeta.

Pero bueno, como este blog es sobre la cerveza y no el fútbol (aunque ambos nos gustan bastante), ahora les hablamos de la cerveza oficial de la Euro, se trata ni más ni menos que de la danesa Calsberg, una de las cervezas de este país escandinavo más conocidas no sólo en Europa sino en el mundo entero. La relación comercial entre este torneo de la UEFA y el Carlsberg Group lleva ya 24 años, ya que en 1988 fue la primera ocasión que la cerveza Carlsberg fue sponsor oficial del torneo llevado a cabo cada cuatro años; en aquel año la Eurocopa se llevó  a cabo en la República Federal Alemana (antes de que se unificara Alemania, esta era la parte “capitalista”) por lo que en su momento fue un buen golpe mercadológico de Carlsberg, ya que se metió “hasta la cocina” de uno de los países más cerveceros por excelencia, para así ganar mayor presencia no solo en el país germano sino en Europa en general, de hecho ahora se produce no solo en Copenhague, sino en varias partes del mundo. Actualmente, la que se vende en México es importada primordialmente de Portugal.

La Carlsberg es una cerveza lager con un 5% ABV de un muy agradable tono dorado claro, que hace buen nivel de espuma al servirla en tu vaso pilsner. De cuerpo medio así como similar nivel de carbonatación, esta cerveza es bastante rica, con un nivel de amargor muy ligero, en comparación con otras cervezas europeas similares (Heineken, por ejemplo), lo cual la hace ideal para acompañar casi cualquier alimento. Su aroma es muy disfrutable, donde notas la presencia de lúpulo, pero sin ser éste incómodo. Su sabor, aunque menos intenso que muchas otras de su tipo, es bastante terrenal, sin presentar notas cítricas, si acaso por ahí se pueden distinguir ciertas trazas de manzana; digamos que es una cerveza más ‘seca’ pero no con mucho after amargo.

En general, esta Carlsberg le hace justicia a las cervezas lager estilo alemán, y aunque no se compromete mucho en su entrega de notas amargas, sí resulta una de esas cervezas que no te cansas de probar, ya sea en una reunión o bien con una botanita de quesos y jamones en casa, y si es viendo la Euro, pues mucho mejor. No dejes de probarla.

En México esta cerveza tiene cada vez mayor distribución, por lo que la encuentras en algunas cadenas de súpermercados como HEB, Soriana y Walmart, así como en tiendas especializadas en cervezas como The Brewers’ Gallery, The Beer Box, Cheveteca, La Belga (en el D.F.)  y otras de su estilo.

Skål!
>>Chuck

fotos ©Carlos Leal Jiménez 

¡De Irlanda a Arlington, vía el Beer Team!

La oscura y deliciosa Guinness Black Lager que Jas compró y degustó en Arlington.

Caminando por los pasillos de no mucho surtido cervecero de Kroger en Arlington Texas, nos topamos con un par de sorpresas, ¡una de ellas muy grata!  ¡La esperadísima Guinness Black Lager!  Por fin, una Lager agresiva…  Y también la nueva creación de la micro cervecera de Houston, creadora de Weedwacker: Saint Arnold.  Interesante que se parezcan tanto los nombres de el Sr. ARTHUR Guinness y el Santo, ¿no?

En esta ocasión les hablaré de una de estas dos cervezas que compramos y probamos, nos referimos a  la tradicional Guinness Black Lager:  la presentación, como todo lo que hace dicha cervecera, es elegante, fina, sencilla y sofisticada.  No hay nada fuera de lugar.  Se tienen solamente los colores gris, negro y azul, siendo este último el que abre y cierra la presentación con la tapa y la falda.  Es una botella totalmente antojable, y es una cerveza que uno quiere que lo vean tomándola, pero NO es por eso que uno toma cierta cheve, ¿o si?  ¡Jaja!

Para uno que le tiene un tremendo respeto a las cervezas de Guinness por ser tan intensas, cremosas, y en una palabra fuertes, ¡es muy emocionante el probar una Lager!

Aunque en la etiqueta pide que la cerveza se tome directo de la botella, en esta ocasión la vaciamos en un vaso de pinta para poder verla a contra luz.  Increíble, pero hagan de cuenta que estábamos vaciando la stout.  Espesa, muy oscura (no le pasa la luz) y con espuma densa, de un color hermoso, como pueden ver en la imagen.  La probamos pegando la lengua al paladar dejando que la cerveza pase por los lados y debajo de la lengua. Tomarla da una sensación sorprendentemente refrescante para ser una cerveza tan robusta.  Los tonos iniciales son de malta y cebada, no demasiado abundantes, seguidos por los ya conocidos tonos de tabaco, café y chocolate amargo que tanto queremos de Guinness.  Al final deja notas amargas a hierbas y quemado muy agradables en la parte posterior de la boca.

Es sin duda una Lager…es sin duda muy oscura… y afortunadamente, es sin duda, una Guinness.  Hemos probado muchas cervezas durante los años, pero ésta, es algo original, refrescante, entera, completa, y muy diferente.
¡Salud!

>>Jas
Beer Team 

¡La mezcla que vino del mar!

El legendario clamato.

Olvidémonos un momento de marcas, etiquetas internacionales, pubs, cervezas con granos de café, toronja o hasta cervezas sabor fresa, concentrémonos ahora en los maravillosos Clamatos, cuyo origen desconozco pero se rumora que nacieron entre Mexicali y el Sur del estado de California.

A través del tiempo, me he topado con varias mezclas de bebidas con cerveza, unas agradables, otras no tanto y algunas más bastante exóticas y nada antojables. En lo personal, la que más me agrada es el clasiquísimo Clamato con cheve. Ni la michelada, ni la chelada, ni otros derivados de estas mezclas me agradan tanto. Sobre todo, los sábados o domingos por la mañana, supongo que saben a lo que me refiero…

Un clamato y la mano de Silvia.

Nada tan agradable después de una noche intensa o simplemente para complementar el calorcito del medio día a solas o con los cuates, que una buena chelita con todos los componentes que conforman esta deliciosa preparación (cerveza, jugo de tomate con almeja, sal, limón, pimienta, salsa inglesa, el mítico jugo Magii, entre otros ingredientes); tiene la cualidad y la magia de levantarle el ánimo a cualquiera, además, saborear ese primer trago es… ¡Ufff!, de esas pequeñas cosas que tanto se disfrutan en la vida.

Vista desde el auto, del Servicar de Los Pelones.

En Aguascalientes les llaman ‘Gringas’ (no confundir con el taco regiomontano hecho con trompo, aunque no estaría nada mal pedir ‘una gringa y una gringa, joven’), en Torreón los conocen como ‘Clamacheves’ y un amigo del buen Pepe Chuy, dice que en la Plaza de Toros del DF les llaman ‘Chelatos’. La cuestión aquí es que todos llevan jugo de tomate con almeja y cheve, como ingredientes principales, y los más deliciosos que he probado son los de El Pit-Sin, en Fresnillo, Zacatecas y los de Los Pelones, en la pintoresca y peculiar colonia Independencia de Monterrey, Nuevo León, acá en México, donde los llaman simplemente ‘Clamatos’; ¡Ah! y bueno, los de mi amigo Gochi, pero es más probable que puedan probar los dos anteriores, si son más micheleros, les recomiendo las Micheladas de Mariscos El Rocky, en la ciudad de Zacatecas, bastante buenas y eso que no me inclino tanto por las micheladas… Pero bueno, no nos desviemos del tema, en Centrito, allá en San Pedro, existe un sitio más pop llamado La Clamatería, para toda la gente pop de la zona que quiera disfrutar una de sus tantas opciones con clamato; ahí no los he probado, así que no me hago responsable de los resultados.

Un auténtico clamato de Los Pelones, con camarones vivos.

No se a ustedes, pero en lo personal ¡No me salen! Años intentándolo y por más que le he movido, ¡Nada! Nunca llego al toque de otros lugares, creo que cada quien le pone ese ingrediente especial que los diferencía, como los camarones vivos de Los Pelones, según mi amiga Dee.

Para la cruz, para la plática, para el calor o por el simple hecho de disfrutarlo, un buen clamato nunca le cae mal a nadie (salvo a aquellos que tengan alergia a los productos marinos o definitivamente no les guste consumirlos). También los considero bastante efectivos si es que se quiere tomar tranqui, porque llevan una cantidad moderada de cerveza, que ya mezclada con todo el menjurje, es mínima.

Con un litro ya estás bien servido, por lo que hasta podría considerarlo hasta como alimento… ¡Mentir! Haha, una cosa es la beberecua y otra comer, así que por favor, aliméntense bien y acompañen un delicioso clamato con los platillos adecuados, con mariscos por ejemplo (Si fueran yo, lo acompañarían con ceviche… ¡Uff!) o los incluirían en su repertorio de bebidas en una tarde/noche de carne asada, como mis amigos regios y fresnillenses.

Si se sienten exóticos de repente, apliquen la de el Green del DF, el que está en la colonia Nápoles, porque ahí si piden un clamato, es necesario pedir también un deliciosísimo Tory Roll, un rollo de sushi exclusivo del lugar preparado con pollo,camarón, chiles toreados y queso manchego, un gran invento del hombre mexicano, bastante bueno.

¡Caramba, carambita, carambola! De tanto escribir y pensar en esto, ya se me antojó… Habrá que hacer algo al respecto.  Mientras tanto ustedes no se olviden de mi y preparen unos clamatillos el fin de semana; o si viven en Monterrey o Fresnillo, vayan a los lugares que les mencioné, una verdadera delicia. Y si están disfrutando de estas maravillas y se acuerdan de mi, el viejo y sucio Playmo, pues invitan, no sean mala onda.

PD. Si tienen alguna receta básica de preparación de clamatos, con algún ingrediente especial o poco convencional, no duden en hacérnosla llegar a nuestra página de Facebook o por Twitter, con gusto haremos esas mezclas a ver qué tal.

- Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos

¡Soltaron a las liebres salvajes de Texas!

Las “Liebres Salvajes” de Shiner andan sueltas y dejando huella en el mercado cervecero texano.

En esta ocasión volvemos a tener en The Beer Daily a una cerveza producida por la casa cervecera Spoetzl, de Shiner Texas, sí, los mismos que hacen la cada vez más conocida Shiner Bock. Ahora tuvimos oportunidad de probar su más reciente lanzamiento llamado “Wild Hare” (Liebre Salvaje), la cual es las pocas cervezas tipo Ale que produce esta cervecería en sus 103 años de existencia (de que se toman su tiempo para decidir algo, se lo toman). Según la gente de Spoetzl, esta American Pale Ale está hecha usando lúpulos del tipo “Golding” y “Bravo” así como maltas tipo “Munich” y “Caramel”, las cuales le dan su particular color anaranjado/rojizo a esta bebida texana.

Una helada botella de la “Wild Hare”, esperando ser abierta.

El caso es que ya nos habían hablado buenas cosas de esta cerveza por lo que cuando nos la topamos por ahí, decidimos comprar un par de estas “liebres” y deleitar al paladar con un producto más de los Maestros de Shiner. De entrada, el hecho de que hayan bautizado con ese peculiar nombre a esta cerveza nos cayó bien, lo cual aunado a su relajado diseño de etiqueta le suma a su imagen de marca. En cuestión de apariencia, como ya lo mencionamos, esta cerveza presenta un amable tono anaranjado, que si bien no es del todo antojable, no resulta malo, quizás por que va muy en tono a su imagen de producto. En cuestiones de aroma, esta Wild Hare no es fácil de distinguir su origen, al menos no de un solo golpe, ya que en esta categoría, esta texana mezcla varios aromas entre los que pudimos notar los cítricos y florales, que en conjunto con las notas acarameladas -y otras escondidas por ahí- hacen que sea una cheve compleja al menos para nuestras narices.

La sencillez en la imagen de la Wild Hare, refleja el espíritu de Shiner

El sabor de esta Wild Hare sí que nos gustó bastante, ya que si bien también tiene una mezcla interesante de ingredientes que le dan un sabor difícil de categorizar o etiquetar, se siente balanceado, sobre todo entre los sabores a caramelo y cáscara de naranja que son los que pudiéramos decir que destacan un poco más en la mezcla. Al ser una Ale, el grado de amargor es más alto que otras de las cervezas Shiner, sin embargo el nivel de esta Wild Hare en este departamento es bastante sabroso, sin dejar una sensación incómoda al final, incluso para un partidario de las lagers como yo. En el tema de carbonatación, esta cerveza la definiría yo como robusta pero sin ser exagerada, lo cual le va bien al cuerpo que maneja esta cerveza, que es de nivel medio, lo cual la hace ideal para tomar en una tarde de clima cálido como los del centro de Texas.

En fin, acá nunca calificamos numéricamente a las cervezas que probamos, pero esta Wild Hare de Shiner es muy buena opción, sin duda, la que más complejidad tiene en sabor -positivamente hablando- , por lo que si fuera esto un examen calificable en escala del 1 al 10, la cerveza no sólo hubiera aprobado el examen sino que se hubiera acercado a la nota más alta. La Wild Hare, una cerveza que volveremos a comprar, sin duda. Si tienen oportunidad de probarla, no la dejen pasar, se las recomendamos.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

fotos ©Carlos Leal Jiménez 

¡8000+ Cerveceros Likes!

¡8000 veces salud!

Muchas gracias a todos los fanáticos cerveceros que siguen a TheBeerDaily.com, hemos ya sobrepasado los ochomil likes en nuestro fanpage de Facebook, y además, las visitas a esta página siguen en ascenso, por ello, brindamos con gusto por este sabroso brebaje llamado cerveza y por supuesto, por ustedes que hacen posible este proyecto.

¡Saluuuuuud!
TBD Staff

El Beer Team nos trae el “lodo de Mississippi”

El Beer Team sigue muy activo, en esta ocasión otro buen amigo y colaborador de The Beer Daily, Ed Warren, nos hace llegar desde Dallas, una de las cervezas que disfrutó hace poco por aquellas tierras del norte de Texas.

Se trata de una rareza en el ámbito cervecero estadounidense, la “Mississippi Mud Black and Tan”, cerveza que es muy diferente en todos sus aspectos, desde su empaque tipo de “garrafa” de casi un litro (946 ml) hasta la composición misma de la cerveza, la cual es una rara mezcla de una Pilsner y una Porter (de ahí lo de “Black and Tan”), lo cual le da un color café no tan oscuro, parecido digamos al look de la Coca Cola y al servirla hace buen nivel de espuma. Su sabor, según el buen Ed, es amargón pero sabroso, por la mezcla de ambos estilos de cerveza, y aunque tiene buen cuerpo, no se hace pesada al pasar el trago; esta “enlodada” cerveza tiene un 5% ABV, ligerita en ese tema.

Esta cheve que  es producida por la Mississippi Brewing Company no es precisamente fácil de conseguir en cada tienda de Estados Unidos, sino mas bien es una de esas cervezas “elusivas”, que si la ves, cómprala, porque no sabes si a la próxima vuelta a la tienda, la volverán a tener.

Le agradecemos al Ed Warren por su colaboración, muy pronto tendremos más cheves que ha disfrutado este miembro del Beer Team.

Cheers!
TBD Staff 

Salecita para tu cervecita

Dos variantes de la “Beer Salt” de Twang: la de Lima y la de Lima/Limón.

Así como el gusto por la cerveza ha crecido en años recientes,  la oferta de cervezas y productos relacionados con este placer líquido, lógicamente también ha ido en aumento, topándonos en los anaqueles de las tiendas con un sinfín de tarros, enfriadores, destapadores,  mixers y otra tanta memorabilia cervecera, alguna que otra bastante innovadora mientras que otra tanta con el nivel de utilidad de un político fuera de épocas de campaña.

Su imagen, emulando a las clásicas botellas cerveceras

El caso es que recorriendo un supermercado de la capital de Texas nos topamos con un producto relacionado directamente con la cerveza, se trata mas o menos de un mixer para cerveza -técnicamente los estadounidenses lo llaman un flavor enhancer- llamado simplemente “Beer Salt”. Y sí, tal y como su nombre lo indica, este producto es sal saborizada, que viene en dos variantes: Lima y Lima/Limón, el cual es empacado en un salero -obvio- en forma de botella de cerveza, con todo y su corcholata. Adicionalmente, esta marca lanzó hace poco un tercer sabor llamado “Caliente 86″, que es la versión de la salsa con lima y chile.

Este producto que es elaborado en San Antonio, Texas por la compañía Twang, empresa especializada en sales y azúcares saborizadas, no es nada nuevo, al menos no para el mercado mexicano, ya que desde hace muchos años se comercializan sales con ácido cítrico, comúnmente conocido como “Salimón”, e incluso hay una variante del mixer para Micheladas Michemix,con este sabor, solo que en

Por su pequeño tamaño, práctica para llevarla a todos lados

versión líquida. Lo que si nos llamó la atención es su original empaque, el cual con su diseño nos remite totalmente a la cultura Tex-Mex, y es que su productor tomó la idea de desarrollar esta sal basados en la arraigada tradición estadounidense de tomar cerveza mexicana con una rebanada de lima o limón.

¿Su sabor? Nada del otro mundo, pero si eres de los que les pones limón a tu cerveza, esta Beer Salt puede que te guste, sobre todo por lo práctico que es llevar a todos lados estas pequeñas pero pintorescas botellitas.

Cheers!
>>TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Desde Margaritaville: Landshark

De un dorado intenso, la Landshark y su prominente aleta de escualo en la etiqueta.

Quizás algunos lectores de por acá conozcan o al menos hayan escuchado hablar de Jimmy Buffett, el inquieto músico, productor, actor, emprendedor, escritor, filántropo y cantante estadounidense. O quizás no…pero bueno, el caso acá es que este folclórico personaje es el creador y propietario entre otras cosas de la marca “Margaritaville”, marca asociada a una cadena de restaurantes playeros (en México existe uno en Cancún), hoteles, casinos, electrodomésticos (especializados en máquinas para preparar Margaritas y cocteles), ropa, tequila, muebles, café, comida congelada, dips y aderezos, zapatos, lentes de sol y un montón de cosas más (puedes checar su extensa línea de productos aquí). Y así como es de inquieto el buen Jimmy, y siendo la cerveza un producto ancla en sus restaurantes, pues resultaba medio obvio que tarde o temprano este personaje creara su propia marca de cerveza, para venta tanto en los Margaritaville y Cheeseburger in Paradise (otra cadena de restaurantes playeros co-creada por él) como en tiendas comunes y corrientes.

Como buena “cerveza playera”, es común que te la sirvan con una rodaja de limón

Así, fue en el 2006 cuando la cerveza Landshark nació en el estado de Florida y poco a poco fue ganando adeptos en Estados Unidos, -creemos que más por su imagen asociada a la playa que por su sabor- llegando a ser hoy producida y distribuida por Anheuser Busch, en convenio con Buffett. Por cierto, el nombre Landshark hace referencia al slang estadounidense con el que se refiere a los hombres que andan tratando de “ligarse” bañistas en las playas.

El caso es que en un viaje realizado en semanas recientes nos tocó probar esta cerveza, la cual es del tipo Lager con 4.7% de alcohol. La Landshark es una cerveza de cuerpo ligero con carbonatación media, cuyo aroma es de un dulzor agradable, y su sabor le hace par, ya que notamos por ahí ciertas notas a maíz dulce y cítricos, siendo la presencia de éstos de manera muy sutil. Esta cerveza, cuyo envase transparente deja ver su intenso tono dorado, la probamos directo de la botella en un día que la temperatura rondaba los 39º C, y vaya que nos hizo bien, ya que nos la sirvieron en cubeta con hielo lo cual la hizo aún más apetecible.

Esta Landshark se lleva bien con la comida Tex-Mex

La Landshark es una de esas cervezas que los fanáticos de los sabores robustos critican bastante,- lo cual a juicio propio se nos hace medio desbalanceado ya que muchos la evalúan bajo parámetros de otro tipo- pero sin embargo, si ponemos esta cerveza en el entorno para el cual fue creada, la Landshark es una muy buena opción, ya que no es tan ‘aguada’ como las típicas cervezas estadounidenses del mainstream, teniendo un sabor que resulta muy agradable para acompañar una comida o simplemente disfrutarla en días calientes como los del verano que está llegando, se nota que la mística de Jimmy Buffett al emprender este proyecto cervecero estuvo presente en todo momento, desde la creación de la fórmula, hasta el bautizo de este producto.

Si tienes oportunidad de probar esta Landshark, no la dejes pasar, sobre todo si estás relajado en una playa, o tratando de emular ese momento por ahí en el jardín o la terraza de tu casa.

Cheers!
>>Chuck 

fotos ©Carlos Leal Jiménez