Dejar el sillón para abrir la cerveza está pasado de moda.

Sin duda, un gran invento para los hombres que aman la cerveza y ver TV.

Clicker, un revolucionario invento de una compañía independiente de Wisconsin llegó para hacer de las tardes de fútbol, domingos de películas o cualquier otro evento televisivo, una comodidad para los cheleros.

Así como cualquier buena idea, el “Clicker” fue inspirado entre pláticas de amigos mientras disfrutaba de algunas cervezas. En Wisconsin, David Dignam, el inventor de tan maravilloso “Gadget” habló acerca de su creación “¿Por qué no combinar un control remoto universal y un destapador (o abre-todas, como decimos en Monterrey) y así no tener que andar buscando una u otra cosa, sino, tener ambos a la mano en todo momento”.

Para muchos de nosotros, es una maravilla, puesto reúne las dos cosas más importantes para la mayoría de los varones.
Para aquellos con unas monedas extras se le puede encontrar en Amazon por $25 dolares y así convertir su boycave en un MANCAVE.

Acá pueden ver más sobre este invento para los tiempos modernos:  http://www.myclicker.com/

¡Salud!
Daniel Hernández
Beer Team

Smithwick’s, la red ale de Irlanda.

El castillo típico de Smithwick’s, la red ale de Irlanda

Smithwick’s es una marca de cerveza irlandesa de tipo Red Ale cuyo origen se sitúa en Kilkenny, una ciudad ubicada al sureste de Irlanda reconocida por ser una de las primeras ciudades Irlandesas en fabricar cerveza. Su historia comienza en 1710, cuando John Smithwick elaboró sus primeras cervezas junto con un compañero en una pequeña Brewery que al cabo de un tiempo pasó a manos de John. En la actualidad es fabricada por Guiness Ltd. en Dublín, Irlanda y es la tercera cerveza más popular después de Guiness y Murphy’s. Cuentan los cerveceros Irlandeses que es una muy buena alternativa cuando no se puede o se quiere tomar Guiness

Un vaso de la red ale Smithwick’s; se antoja ¿no creen?

Cuando se sirve en un vaso (aunque se recomienda tomarla directamente de la botella) se puede ver un color marrón rojizo con una cabeza espumosa y clara que tarda poco tiempo en desaparecer. Su cuerpo es en mayoría malta con algunos toques de tierra y nuez, éstos pueden ser percibidos con la nariz conforme se va tomando. El sabor es bastante simple y limpio, un poco dulce en comparación con su apariencia, de igual forma es la combinación perfecta, un poco de pan remojado en lúpulo. Se dice que el último trago es un suspiro de delicia lo que la hace tan característica.

Esta delicia de cerveza puede ser una buena opción para pre-copear ya que cuenta con un bajito 4.5% ABV, nada mal para una Red Ale. De nuevo los maestros cerveceros vienen y nos demuestran como se hacen las cosas en el viejo continente, una cerveza para conocedores que fácilmente se puede convertir en la favorita de cualquiera, aunque con un mundo de cerveza allá afuera, difícilmente se podría afirmar.

Cheers!
Daniel Hernández
Beer Team

Minerva Colonial, una sabrosa Tapatía estilo Kölsch

La Minerva Colonial, cerveza estilo Kölsch: “la de la etiqueta azul”

Después de haber probado cervezas provenientes del viejo continente, esta ocasión nos dedicamos a probar una de las varias cervezas que se producen en Guadalajara, concretamente en la Cervecería Minerva, hablamos de la Minerva Colonial, cerveza estilo Kölsch.

Aunque muchos pudieran pensar que el nombre de “Colonial” tiene algo que ver con el mood Colonial de las ciudades del centro/occidente de México, en realidad esta cerveza es nombrada así en honor a la ciudad alemana de Colonia, debido a que este producto es una cerveza estilo Kölsch, la cual como les mencionamos en otro post, es la cerveza originaria de esta ciudad alemana, que incluso cuenta con denominación de origen.

Una sabrosa cerveza estilo Kölsch producida en Guadalajara

Una sabrosa cerveza estilo Kölsch producida en Guadalajara

Esta cerveza la pusimos a enfriar en hielo, y la servimos en un vaso Pilsner (malamente no teníamos a la mano el vaso específico para la Kölsch); al vaciarla, la Colonial (5% ABV) nos regaló un color no muy grato, al menos no el dorado que esperamos para una cerveza  Kölsch (bueno, acá es “Estilo Kölsch” para ser sinceros), en cuestión de espuma, esta cerveza no generó mucha, desapareciendo casi de inmediato dejando pocas trazas en el vaso. Después de pasar la “desilusión” visual,  las cosas fueron mejorando; su aroma, aunque suavecito,  nos gustó bastante, resaltando los toques a malta y algunas notas cítricas por ahí. Después de olfatearla como sabueso, y por ende ganarnos una que otra mirada de “que weirdo es este tipo”  procedimos a lo que a todo mundo nos gusta hacer, que es darle el trago para ver qué trae esta Tapatía.

De poca espuma pero buen sabor, esta Minerva Colonial

De poca espuma pero buen sabor, esta Minerva Colonial

Su sabor es bueno, sobresaliendo sus notas a malta, caramelo, cítricos y un poco de miel; de entrada el sabor es poco amargo, aunque al pasar el trago se te queda por ahí un poco más de amargor en el paladar, pero nada fuera de lo que se espera de una cerveza que emula a las cervezas originarias de Colonia.

La Minerva Colonial es una cerveza que nos gustó, porque es una mezcla simple, sin muchas pretensiones, pero de buena calidad, ideal para acompañar algunas carnes frías y quesos semimaduros, o bien simplemente disfrutarla en casa en las tardes calurosas de verano, que de pronto se extienden al otoño mexicano.

Independientemente de los gustos cerveceros de cada quien, la Cervecería Minerva se merece mucho respeto por ofrecer al mercado opciones de buena calidad así como mezclas interesantes, a un buen precio, ojalá que sigan así durante muchos años, y podamos seguir disfrutando los productos de esta firma de Guadalajara.

Esta Minerva Colonial cada vez se consigue más fácilmente en tiendas especializadas como Lúpulo Cerveza Store y similares.

¡Salud!
TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Donas de Maple con Tocino dentro de tu cerveza, ¡puro vudú!

Con una botella que parece de PeptoBismol, la Voodoo Dougnhut Bacon Maple Ale de Rogue.

Los maestros cerveceros de Rogue siguen sorprendiéndonos con sus mezclas deshinibidas, ahora nos presentan una cerveza bastante peculiar, la Voodoo Doughnut Bacon Ale, y como su nombre lo indica, tiene un sabor bastante marcado a tocino y donas de maple.

Si una dona de Maple y tocino suena raro, ¿dónde dejamos a esta cerveza?

Esta creación de la cervecera estadounidense es una colaboración con una tienda indie de Donas de Portland, Oregon llamada “Voodoo Doughnut” la cual se caracteriza por crear panes que rayan en lo bizarro, pero que quienes los han probado dicen que son deliciosos. Uno de los productos insignia de esta tienda es la dona de maple con tocino (bueno, en realidad es un pan estilo dona bañado con maple al cual se le insertan tiras de tocino dorado), de la cual Rogue tomó su receta para meterla en la fórmula de su cerveza Ale. La cerveza, que viene en una botella rosa muy al estilo de Pepto Bismol, con el logo de la cadena de donas, se vende en muy pocos lugares de la capital del estado de Oregon, a razón de $13USD por botella de 750ml y según muchas de las reseñas en Estados Unidos, dicen a pesar de todo su hype, esta Ale no sabe muy bien, a diferencia de otros productos que ha lanzado la misma casa cervecera.

En lo particular, no se nos antoja mucho la combinación de tocino con maple, y menos en una cerveza, sin embargo es de aplaudirles a los dueños de Rogue el que sigan con su línea de cervezas no tan convencionales. Si alguien por ahí ya probó esta cerveza, díganos que les pareció, de seguro nuestros lectores agradecerán sus comentarios.

Cheers!
TBD Staff

Receta digna del Servicio Secreto: la Honey Ale de la Casa Blanca

Esta es la famosa, pero poco vista White House Honey Ale que toma Barack Obama.

Para los que conocen un poco de historia de los presidentes de los Estados Unidos, no es sorpresa que haya una antiguo gusto arraigado por la cerveza en la Casa Blanca, ya que varios de los mandatarios del país de las barras y las estrellas incluso eran maestros cerveceros, como el caso de George Washington.

Pues resulta que el actual presidente de esa nación también tiene un buen gusto por la cerveza, particularmente las del tipo Ale, tanto así que desde que tomó posesión del cargo, se ha producido en la Casa Blanca una cerveza exclusiva para los eventos sociales donde participe el “Mr. President”. Sí, así como lo leen, Barack Obama disfruta de una cerveza que muy poca gente tiene el gusto de acceder a ella (medio antidemocrático el asunto, ¿no?), llamada simplemente White House Honey Ale.

Dicen los que han probado esa cerveza, que es muy buena, tanto así que un grupo de personas han llenado una forma del gobierno americano llamada “Freedom of Information Act Request” la cual permite buscar acceder a información privilegiada de las acciones del gobierno de Washington; pero acá estas personas no buscan saber quién en realidad mató a JFK u información sobre el rescate financiero de hace pocos años, sino mas ben quieren hacerse de la receta de la Honey Ale que disfruta Obama.

“Michelle, ya se me acabó mi cheve, ¿no te vas a tomar la tuya?”

Esta cerveza que se prepara con miel de las colmenas que existen en los terrenos de la Casa Blanca (sí, si hay) fue servida por primera vez durante el Super Bowl del 2011, así como en eventos del Día de San Patricio donde participó el presidente Obama. El asunto de la receta secreta y su liberación al pueblo estadounidense ha llegado incluso a tratarse en foros públicos con funcionarios de alto nivel del gobierno de Obama; tal es el caso del secretario de prensa de la Casa Blanca, Jay Carney quien tuvo que responder sobre la petición que la “American Homebrewers Asociation” está llevando a cabo en el sitio web oficial de la Casa Blanca.

Para al menos ser considerada a revisión una petición de este tipo, se requieren de al menos 21,391 firmas, siendo el número actual con el que cuenta la asociación apenas arriba de los 3,600, por lo que no esperemos que muy pronto la receta secreta de la White House Honey Ale sea revelada. Pero quien sabe, a lo mejor el presidente Obama piensa poner una microcervecería en el futuro con esa receta y revelar finalmente al resto del planeta que tan buena es esta cerveza con miel.

Cheers!
TBD Staff

La primer cerveza de trigo en México llegó para refrescar el verano: Bohemia Weizen

La imagen de la Bohemia Weizen en su edición 2012, con tonos celestes y oro.

Primero les hablaré un poco sobre la compañía dedicada a la elaboración de tan delicioso brebaje digno de Dionisio y Sileno.

Bohemia, una de las tantas marcas de cerveza de nuestra tan adorada Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (CCM) Es elaborada especialmente para quien aprecia y distingue un sabor impecable en cada bebida. Tiene un diseño de vanguardia que acentua la exclusividad de su aspecto. Dicha cerveza ha alcanzado la tan honorable distinción de ser considerada como una de las más finas cervezas del mundo consiguiendo grandes logros en innumerables concursos de categoría internacional. Uno de esos tantos es la medalla de oro “Le Monde Selection” (un premio otorgado por un instituto independiente -Monde Selection- ubicado en Bruselas, Bélgica, que se especializa en degustar y probar el producto de consumidores a nivel mundial para otorgarles un sello de calidad) En distintas ocasiones, 4 para ser precisos.

La caja de 12 Bohemias Weizen, disponible sólo en el verano.

De la misma forma, y buscando siempre exceder expectativas, se crea Bohemia Weizen. Una innovación de temporada que al igual y sus otras dos presentaciones (Oscura y Clásica) cuenta con exclusivos ingredientes que la hacen una cerveza única en su tipo, dado que el consumidor mexicano es cada vez más sofisticado y conocedor en el ámbito de la industria cervecera, lo cual representa un reto de constantes mejoras.

En definitiva, Bohemia Weizen honra con orgullo la tradición de uno los tipos de cervezas de mayor prestigio en Europa al contar con ingredientes como; Trigo, Lúpulo Mount Hood (que podemos encontrar en gran variedad de cervezas Lager, Pilsner y Bock) Cilantro y Cáscara de Naranja, por su herencia europea lo que la convierte en una bebida perfecta para temporadas de calor.

Se le puede encontrar solamente en verano y para quien como yo, sea fanático de ella, se hacen de unas reservas para que nunca les falte en la mesa dado que es una candidata perfecta para el maridaje con platillos ligeros como; Pollo, Atún, Salmón, Quesos como el Brie y postres.

Bohemia Weizen es clara, con cuerpo ligero, notas de malta y lúpulo en el aroma, ligeramente dulce resultando en un sabor muy refrescante, espuma densa cremosa y duradera. Es de estilo Kristalweizen, su fermentación es Ale con un 5.7% de ABV.

Aplaudo efusivamente el esfuerzo de CCM por tan complicado reto y me gustaría que se vendiera todo el año pues acá en Monterrey se pone pesado el sol por temporadas y no estaría mal andar de fresco a diario. Con cada sorbo me voy convirtiendo en un gran fan y sobre todo porque es bastante económica, lamentablemente, tendré que esperar hasta el próximo año para volverla a probar, mientras tanto, hay un mundo de cerveza con distintos sabores, aromas y colores esperando a ser descubierto por mí.

¡Salud!
Daniel Hernández
Beer Team

¡Vamos por unas frías! (¿O no tan frías?)

¡Aguzados con la enfriada!

En estos tiempos de calor y también en los de frío, ¿A quién no se le antoja una cerveza? Sobre todo para el calor, una heladita, a veces con limón y sal, otras con botana o hasta con un platillo bien elaborado. Cualquier día, en cualquier parte del planeta tierra, es el momento ideal para pedir una cerveza.

En muchos países, incluyéndonos, la cerveza se acostumbra bien helada, por eso en México les decimos Elodias o Heladias; ‘Unas Chelas bien Elodias’, diría mi padre, quien no toma cerveza por lo menos desde hace 19 años (cofcof contrario a su hijo favorito coooof).

Pero, ¿Qué tal en la antigua Alemania?; donde solía tomarse al tiempo, no tan caliente porque el clima suele ser… no tan caluroso en aquel país, la mayor parte del año. O en Inglaterra, ahora de moda por los Olímpicos, donde en varios pubs tradicionales aun se acostumbra beberla tibia, no tan fría pues, o por lo menos tomándose el tiempo ‘pa’ que se le quite lo frío edá’; vaya, mareándola, como decimos aquí.

Comprendo que las ciudades europeas son más frías que las texanas o el mismísimo Acapulco, pero ¿A quién se le antoja una cheve azorrillada? (Como diría mi compadre el Goyo).

Por lo regular una cerveza se disfruta fría, pero nadie podría decirle a Robert Smith o a Lukas Podolski que no se tomen la cerveza tibia… y ellos, o cualquier británico o alemán en este caso, nunca nos preguntarían ‘¿Bien muerta o al tiempo, chato?’, asumiendo sus propias costumbres; así como tal vez nosotros se las daríamos recién salidita de la hielera (suponiendo que esté llena de hielos), sin preguntar. Costumbres son costumbres así que cuidado, porque podrían tomarse una cerveza con ese saborcito raro, por no decir desagradable, si es que así suele tomarla nuestro acompañante.

Si nos remontamos a la historia de la cerveza, podríamos decir que eso de tomarla bien fría es una ‘modita’ de hace poco más de un siglo tal vez, pues el refrigerador se inventó mucho después que los barriles de cerveza.

Pero ¿Quién decide si se toma fría o al tiempo? La Altísima Sociedad de Cerveceros Internacionales, con sede en Fresnillo, Zacatecas… Bueno no, eso realmente no existe, pero sí un stadard en cuanto por el estilo de cada cerveza o el gusto de quien la beberá. Por ejemplo, generalizando un poco, sin tomar en cuenta tiempos de conservación o los variados estilos de cerveza que hay, la temperatura adecuada para una cerveza clara al momento de servirla sería entre los 4 y 8ºC, mientras que una cerveza obscura sería recomendable tomarla entre los 9 y 12ºC, osea no taaaaan fría.

Mientras que los refris en los depósitos dicen a veces -7ºC para cualquier cerveza que puedan contener, los de los supermercados dicen 2 ó 3.

En temperaturas muy altas o muy bajas, sería difícil poder probar una cerveza, una temperatura extrema las haría intomables. Sin embargo, algunos expertos dicen que una Pale Ale, como la deliciosa Minerva Pale Ale por ejemplo, sería excelente a una temperatura de más de 15 grados (más bien fresca), la mayoría de los mortales la preferimos fría y si el último traguito que queda en el vaso ya no está tan helado, como sea tratamos de disfrutarlo.

¿Entonces cuál es el secreto o la temperatura ideal? Tal vez nunca lo sabremos con exactitud, pero bien podríamos tantear las temperaturas mencionadas para ir descubriendo el verdadero sabor de nuestras cervezas o la frescura perfecta para nosotros mismos al momento de tomarla. Ahora sí que el gusto se rompe en géneros y yo las prefiero bien frías, aunque no tan muertotas porque luego me da hipo.

¡Salud!

 – Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos

La cerveza en la Pirámide Nutricional

Este interesante artículo es una aportación de Daniel Hernández, integrante del Beer Team, ¡que lo disfruten!

Poca gente lo sabe pero la cerveza cuenta con más de 400 componentes, dentro de los cuales van incluidos: minerales, vitaminas, hidratos de carbono, antioxidantes y otras sustancias beneficiosas para el ser humano. Muchos de los componentes mencionados anteriormente proceden de las materias primas y no sufren modificaciones en el proceso de elaboración. Otros, los que sí sufren cambios, ayudan a conferir las propiedades nutritivas y funcionales de esta bebida, convirtiéndola así, en un complemento alimenticio para una dieta equilibrada (acompañándola de otros alimentos, obviamente).

En años recientes, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) después de un estudio realizado por 20 expertos nutriólogos, ha incluido el consumo moderado y opcional de bebidas de baja graduación como parte de una alimentación equilibrada a la pirámide nutricional, y poco a poco un gran número de países han ido adoptando este patrón.
Así que ya no hay excusas para privarse de disfrutar una cerveza bien helada a cualquier hora del día, y si es a la hora de comida o de la cena, mucho mejor.
A beer a day keeps the doctor away.

Daniel Hernández

Fat Jack, el nuevo lanzamiento de Samuel Adams

Esta calabaza media sarcástica es el auténtico ‘Gordo Jack’ de Samuel Adams, a la venta desde ahora y hasta fines de octubre en los Estados Unidos.

Aunque estamos en pleno verano, en estos días la marca bostoniana Samuel Adams anunció el lanzamiento de una nueva cerveza de estación, se trata de la “Fat Jack”, la cual estará a la venta desde mediados de agosto hasta fines de octubre en los Estados Unidos.

Esta cerveza que viene a enriquecer aún más el portafolio de productos Samuel Adams, está totalmente tematizada en la estación del año que los estadounidenses usan para sacar todo lo relacionado a leyendas de brujas, fantasmas y similares, por ello su lanzamiento está programado para las fechas anteriormente citadas.

La cerveza, tal y como su etiqueta lo sugiere, está preparada con calabaza; de hecho en su nota de prensa, Samuel Adams menciona que más de 28 libras de esta fruta que representa la época de Halloween se usaron para la producción de cada barril. La Fat Jack, una ale de 8.5% de ABV, además de estar hecha con calabaza, lleva en su fórmula especias tales como canela, gengibre y nuez moscada.

La Fat Jack se venderá en una presentación de botellas de 22 onzas a un precio de $6.99 por unidad; habrá que ir por unas de estas cervezas con calabaza para estar a tono con el próximo otoño.

Cheers!
TBD Staff