Beer, James Beer

“¡Alto ahí!, ¡no te atrevas a agarrar mis Heinekens de la hielera, mozalbete!”

Vaya que ha crecido la polémica en torno a la nueva película de la saga del 007, si no es por una cosa es por otra: que si Daniel Craig personifica bien al mítico agente británico James Bond, que si las más recientes películas de esta saga son cada vez más parecidas a cualquier película de acción genérica y con menos rasgos de los Bonds originales (Connery, Moore), y ahora que hasta por que el agente británico dejó los Martinis (shaken not stirred) para inclinarse por la cerveza como su bebida insignia.

Hace unos meses, cuando se develó el plot de “Skyfall”, la más reciente película de la saga, los fanáticos de James Bond se dieron cuenta que ahora el 007 brindará con Heineken y no con sus martinis, poniendo el grito en el cielo por lo que consideran un ultraje a uno de los símbolos más representativos del agente británico. El caso ha dado mucho que hablar en blogs y redes sociales, que incluso hay grupos que pretenden hacerle un boicot a la marca holandesa de cerveza.

¿Martinis? Fuggedaboutit! Es más práctica y rentable una Heineken, nena.

Ha sido tanto el ruido mediático en torno a este hecho que incluso Daniel Craig, actor que personifica a James Bond en la actualidad, ya hizo públicas declaraciones sobre lo que piensa acerca de este debate, defendiendo la decisión de los productores de dejar los martinis en favor de la cerveza.
“Una película como esta cuesta 118 millones de dólares en filmarse, es la naturaleza de costos de la misma, por el tamaño de la película. Y además cuesta otros 200 millones de dólares para distribuirla en muchas salas de cine y que así mucha gente pueda disfrutar del film. Así que los 200 millones de dólares tienen que venir de algún lado, si es que los productores no tienen disponible ese capital.”, comentó Craig a la revista Vanity Fair.

“El Product Placement (táctica de las marcas para aparecer en películas pagando por ello), ya sea que te guste o creas que es repugnante,  o lo que sea, es lo que es y es hoy en día necesario para sacar adelante un proyecto de alto costo. Heineken nos dio un montón de dinero para que haya algunas botellas de Heineken en tan solo una escena que sucede en un bar… sin ellos, la película no podría haberse distribuido “, agregó.

El actor de 44 años de edad, también dijo en tono de broma,  que el superespía no discrimina cuando se trata de alcohol. “A Bond le gustan mucho las bebidas – Heineken, Champagne…Martinis;  todo está ahí , aunque no siempre aparezcan en las escenas”, dijo.

Seguramente estas declaraciones harán que a muchos fans del 007, ya de por si molestos, se les derrame un poco más la bilis. ¿Ustedes que opinan, hicieron bien los productores o no? Nosotros, como fanáticos de la cerveza, estamos a favor de ésta, pero no estamos seguros que la decisión de borrar a los martinis del mapa sea del todo acertada.

Cheers!

The Beer Daily Staff

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s