Kronenbourg 1664, Á votre santé!

Directa del país Galo, probamos la Kronenbourg 1664, una lager bastante buena.

Después de unos días de receso en este blog a causa de nuestras ocupaciones del día a día, regresamos a The Beer Daily para seguir con el delicioso tema de las “cervezas del mundo”, tocando en esta ocasión la reseña de una cerveza bastante consumida en las tierras de Frank Ribery y “Les Bleus”:  la Kronenbourg 1664.

Esta cerveza producida en Obernai Francia,  por la cervecería Kronenbourg, que es parte del  grupo danés Carlsberg (vaya que se ha hecho pequeño este cervecero mundo) es la cerveza de más venta en Francia, contando hasta el 2011, con el 42% de participación de mercado, además de ser producida en otras partes del mundo para mercados locales, tales como Inglaterra y Australia, producida en Manchester y Melbourne respectivamente.

La Kronenbourg 1664 (1664 es el año cuando fue fundada esta cervecera) es una cerveza  tipo lager -Eurolager, según algunos puristas- de 5.5% ABV, la cual probamos  después de que nos habían hecho buenos comentarios, así que  no quisimos quedarnos con la duda, sobre todo cuando nos topamos con una buena dotación en una tienda de Monterrey.

Esta “Biere”, de aroma suave, nos deleitó con un dorado intenso al servirla en el vaso pilsener, una coloración que sobresale de algunas otras cervezas europeas de su tipo, que sin duda te invita a probarla aunque lo tuyo no sea las cervezas de esta categoría; el grado de espuma que generó esta 1664 en el vaso fue muy bueno, con poco más de dos dedos de blancura, la cual permaneció  por buen tiempo, aunque sin dejar muchos trazos de ésta.  En cuestión de cuerpo, esta cerveza presenta un tono medio, con buen grado de carbonatación; en el tema de sabor, esta cerveza no te queda a deber, la deliciosa imagen que ves al servirla es correspondida al 100% cuando le das el primer sorbo a esta  rubia francesa; con entrada no tan amarga, la Kronenbourg 1664 te regala un ligero sabor cítrico al pasar el trago, pero éste de manera muy natural, no artificial o sintetizado como algunas otras cervezas, lo cual la hace una cerveza bastante refrescante, pero sin sacrificar el sabor de una buena lager.

En resumen, esta Kronenbourg 1664 nos gustó y bastante, a pesar de que en un principio teníamos ciertas dudas sobre todo por el origen de ésta, y por haber escuchado recomendaciones demasiado entusiastas (malamente, a veces dudamos de cuando la gente habla demasiado bien de un producto, todo el tiempo). Esta cerveza del país galo nos regaló una muy grata experiencia al paladar, que hizo que la pusiéramos en un buen lugar del ranking personal de las cervezas europeas de su tipo así como también en la lista de compras de cervezas que trataremos de tener siempre en casa. Si la ves por ahí, cómprala, pruébala y date tiempo para disfrutarla, creemos que te va a gustar esta 1664.

Á votre santé!
>>Chuck

fotos ©Carlos Leal Jiménez