Prost Mein Engel!

engelpremiumTBD_3

El título de este post está en alemán (aunque nuestro conocimiento de este lengua germana es muuuy básico, nos hacemos entender) por dos razones: hablamos de una cerveza del país de Bastian Schweinsteiger y otra, porque es el slogan que utiliza esta cerveza en su país de origen, y que significa literalmente “¡Salud mi Ángel!”. Sí, hoy les presentamos en TheBeerDaily a la cerveza germana Engel Premium Pils.

La sobria imagen de esta Engel Premium Pils

La sobria imagen de esta Engel Premium Pils

Esta cerveza estilo pilsner está hecha por la compañía Crailsheimer Engelbräu en la población de Crailsheim, al sur de Alemania,  cervecería que también produce las cervezas Engel Volskfestbier (una Märzen) y la Engel Bock Hell, esta última un poco más conocida de este lado del Atlántico. La Premium PIls  de Engel es una cerveza de 4.9% ABV de cuerpo muy ligero y color dorado que tiene como particularidad su envase con taparosca metálica, muy al estilo de baratos algunos licores de malta que se venden en Estados Unidos, lo cual a pesar de que le resta a su imagen, es útil para beber un vaso de esta alemana y guardar el resto en el refrigerador (dudamos que esto suceda con muchos de los que conocemos, pero bueno…).

Con taparosca metálica, esta cerveza germana

Con taparosca metálica, esta cerveza germana

A nuestro gusto, esta Pilsner no es la mejor cerveza de su estilo, porque a pesar de su buena apariencia los aromas que desprende son digamos que debilones, y en cuestión de sabores tampoco presenta algo que sea extraordinario. Sin embargo, esta Premium Pils no es una mala cerveza, ya que su cuerpo ligero y poco amargor la hacen una bebida adecuada para acompañar algunas salchichas por ahí  o bien algún buen corte de carne.

En resumen, si buscas una pilsner europea con más fuerza y complejidad, esta Engel no te va a llenar el ojo, pero si lo tuyo son cheves menos comprometedoras pero refrescantes, este angelito alemán te va a later. Finalmente, en cerveza y muchas otras cosas, no hay mejor juez que uno mismo.

Esta Engel la compramos en Lúpulo Cerveza Store, ahí la puedes encontrar o bien en tiendas como The Beer Company o The Beer Box.

Prost!
The Beer Daily Dudes

.fotografías ©Carlos Leal Jiménez

.

For those about to beer…

acdccoverTBD

La tendencia de hacer bebidas alcohólicas ligadas a la imagen de bandas de Rock sigue en aumento (ya antes les habíamos presentado la Trooper de Iron Maiden), pues hace poco se anunció que la cerveza de la legendaria banda australiana AC/DC ha sido aprobada para su venta en Estados Unidos, Canadá y México. La cerveza, simplemente llamada AC/DC se había ya lanzado en Europa en la primavera (boreal) de este año, con buena aceptación de los fanáticos hardcore de la banda lidereada por Angus Young y Brian Johnson aunque no tanto de la comunidad cervecera europea, ya que mencionan que es una cerveza promedio (para los estándares euros).

Los empaques de la AC/DC beer, con el toque "Back in Black"

Los empaques de la AC/DC beer, con el toque “Back in Black” y el clásico logo de la banda.

Esta cerveza de los longevos canguros rockandrolleros es una lager de 5% ABV hecha en Alemania por la firma Karlsberg Brauerei y tiene la particularidad de que está elaborada siguiendo la ley de pureza alemana Reinheitsgebot (acá pueden leer más sobre ésta). La cerveza de AC/DC está disponible en latas de una pinta, así como en barriles, muy al estilo de varias cervezas de origen alemán. El guitarrista de AC/DC Angus Young mencionó sobre este producto en su sitio web “Esperamos dar los bebedores de cerveza las mismas garantías que damos a nuestros leales fanáticos. Ellos saben lo que van a obtener cada vez. ¡Nunca hay sorpresas! “

Esperemos encontrar esta cerveza alemana con carácter australiano en alguna de las tiendas de Lúpulo Cerveza Store, para ir por algunas de estas cervezas, poner el Back in Black, el  For those about to rock, we salute you, o el Dirty Deeds Done Dirt Cheap y disfrutarla a todo volumen.

Rock on!
TBD Staff

HB: ¡A tiempo para el Oktoberfest!

hboktoberfest_TBD_1

Ya casi se termina octubre  (la Serie Mundial de Baseball ya está aquí), pero aún nos queda el último estirón del décimo mes del año, periodo especial para los fanáticos de la cerveza, ésto por celebrarse el Oktoberfest, afamado festival de origen alemán que llega a muchas partes de este planeta. Por ello, hoy les presentamos de manera rapidita una de las cervezas creadas en el país Germano especialmente para festejar el Oktoberfest, se trata de la Hofbräu Oktoberfestbier, cerveza de Hofbräuhaus , la legendaria cervecería de Munich, mejor conocida en este lado del mundo como HB.

Rica, esta cerveza del Oktoberfest de HB

Rica, esta cerveza del Oktoberfest de HB

Esta dorada cerveza estilo Marzen de 6.3% ABV que se vende pocos meses en el año, es el pilar de esta casa cervecera durante las festividades del Oktoberfest (y causante de muchas resacas en Munich en estos días) es un producto que podamos decir que es para las masas -y vaya que hay en Munich durante el Oktoberfest- ya que es de cuerpo ligero y sabor de poco amargor, lo cual garantiza que no le caerá pesada al paladar, y por ello es una cerveza bastante adquirida en este mes. Eso sí, sin ser una cerveza muy especial en su composición, esta Hofbräu Oktoberfestbier se adhiere a la ley de pureza Reinheitsgebot, lo cual siempre se aprecia, sobre todo estos días donde las cervezas con ingredientes adjuntos abundan en todo el mundo.

Hofbräuhaus, mejor conocida como HB en este lado del mundo

Hofbräuhaus, mejor conocida como HB en este lado del mundo

Si andas en el mood de festejar el Oktoberfest al más puro estilo alemán, busca esta Hofbräu Oktoberfestbier, te va a caer muy bien. Esta cerveza alemana nosotros  la encontramos en Lúpulo Cerveza Store, aunque también la hemos visto en algunas otras tiendas.

Eso sí, si quieres disfrutar de este producto de HB, cómprala ya, porque muy pronto desaparecerá de los anaqueles para no volver en un buen rato.

Prost!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Bock and Roll!

Una de las cervezas Lager que sin duda sobresale en este estilo es la Bock, cerveza de origen Alemán que en años recientes ha tenido un resurgimiento de este lado del Océano Atlántico. Pues bien, acá te presentamos una infografía más de TheBeerDaily.com, ésta dedicada a la deliciosa cerveza que fue nació en Einbeck. ¡que la disfrutes!

The Beer Daily Dudes

bocks_TBD

Reinheitsgebot, la ley de pureza alemana

ReinheitsgebotTBD

¿Sabían ustedes que en Alemania hay una ley de pureza en torno a la cerveza que se produce en algunas regiones de ese país?  Pues sí existe, y se llama Reinheitsgebot y también se le conoce como la ley de pureza 1516, esto por haber sido proclamada en ese año (1516), por el Duque Wilhelm IV en el poblado de Ingolstadt.

Este es el decreto original de 1516

Este es el decreto original de 1516

Esta “ley” proclama que las cervezas hechas en la región de Bavaria (en 1516 esta región era un reino independiente de Alemania) no deben de contener ingredientes adicionales a los cuatro básicos que son agua, malta, levadura  y lúpulo, es decir, la cerveza que se adhiera a este Reinheitsgebot no debe de tener ningún otro ingrediente adjunto en su fórmula. Con el paso del tiempo, y ante la unificación Alemana (hablamos de la antigua donde varios reinos y regiones se unieron, no confundir con la generada por la de la caída del Muro de Berlín en 1989) la Reinheitsgebot fue poco a poco siendo adoptada si no como ley, si como buena práctica de calidad por cerveceros de otras regiones de Alemania, siendo esta ley de pureza parte de la legislación alemana hasta el año de 1987, convirtiéndose en la regulación de la calidad de alimentos más antigua del mundo.

Un sello postal de 1983 conmemorando el Reinheitsgebot

Un sello postal alemán de 1983 conmemorando el Reinheitsgebot

Sin embargo, al ser Alemania un miembro de la Unión Europea (UE), se vio obligada por una decisión judicial a cambiar la ley para permitir el libre comercio de mercancías en la UE (Cerveceros no alemanes no veían el Reinheitsgebot como una forma de proteccionismo para cervecerías alemanas) lo que modificó la rigidez de esta ley. A partir de 1993, una nueva ley de cerveza alemana más relajada, ha estado en vigor, aunque la Reinheitsgebot sigue vigente como práctica por muchas cerveceras alemanas, que lo utilizan incluso como una herramienta de mercadotecnia. De hecho, cerveceras de otras partes del mundo (sobre todo en la categoría artesanal), usan esa práctica de pureza y la promueven en su publicidad, mandando el mensaje al consumidor de sus productos son de calidad superior al de muchas grandes cervecerías.

Y aunque como mencionamos anteriormente, muchas cervecerías alemanas se apegan al Reinheitsgebot, éstas no están obligadas a adherirse a este protocolo para las cervezas que exportan a otras partes del mundo. Es decir, una marca que se elabora para el mercado alemán es producida de acuerdo a la ley de pureza, mientras que la misma marca para un mercado como el estadounidense no necesariamente usa la misma fórmula, añadiendo otros ingredientes a su mezcla, esto ya sea por razones de paladar en el mercado objetivo o bien para darle más vida de anaquel a su producto, por ello muchas veces hay grandes variaciones en el sabor de una misma marca, cuando consumida en Alemania que cuando se bebe en otros países.
Interesante esto del Reinheitsgebot, ¿no?

Prost!
The Beer Daily Dudes

Otra más de AB Inbev: Beck’s Sapphire

La imagen de Beck's Saphire, con un Zafiro acompañando a su clásica llave.

La imagen de Beck’s Saphire, con un Zafiro acompañando a su clásica llave.

El año comenzó muy activo para la gente de mercadotecnia de Anheuser-Busch Inbev sobre todo en el tema de nuevos productos, ya que en este mes han lanzado la Bud  Black Crown así como también la Sapphire, producto de la familia Beck’s.

Beck’s es una marca de origen alemán -de hecho es la marca alemana de cerveza más vendida en el mundo, con presencia en más de 90 países- propiedad de la Brauerei Beck & Co de la ciudad de Bremen, la cual fue una cervecera independiente hasta el 2002, cuando fue adquirida por el conglomerado Interbrew, que en 2004 fue fusionada con la empresa brasileña AmBev, para formar lo que ahora se conoce como AB Inbev; total, puras compras y fusiones en el mundo de las macrocervecerías.

En fin, el caso es que las cervezas Beck’s que se venden en los Estados Unidos se producen en la planta de Anheuser-Busch en St.Louis desde principios del año pasado, lo cual le trajo un problema en percepción por parte del consumidor lo cual colaboró a que las ventas de esta marca cayeran en el país del Tío Sam. Por ello y por el estancamiento del mercado cervecero masivo en los Estados Unidos, AB decidió lanzar nuevos productos, siendo uno de estos la Beck’s Sapphire.

La Beck’s Sapphire es una cerveza estilo Pilsner con 6% ABV, y tiene la particularidad de que está hecha usando lúpulo alemán de la variedad Zafiro, con lo cual esperan calmar la percepción negativa del consumidor, de que esta cerveza es otra más de las americanas comunes y corrientes. Según la descripción oficial de AB Inbev, “El uso de Lúpulo Zafiro le da a la Beck’s Sapphire un sabor suave y distintivo”. Además agrega que “la Beck’s Sapphire es una cerveza de clase ideal para la vida nocturna en lugares de moda; una cerveza para aquellos que buscan estilo e imagen”  (esto es textualmente citado, no es rollo nuestro).

En botella totalmente negra, esta cerveza estilo PIlsner producida en Estados Unidos.

En botella totalmente negra, esta cerveza estilo Pilsner producida en Estados Unidos (no, esta no la hacen en Alemania).

Esta extensión de marca Beck sigue la estrategia que el año pasado le funcionó tan bien a su prima Budweiser, con el lanzamiento de la Platinum Bud Light. Como una extensión de la cerveza número 1 en ventas del país de las barras y estrellas, Platinum Bud Light ha sido el lanzamiento más exitoso de AB Inbev en años, por ello, esta empresa le tiene mucha fe a la Sapphire, esperando pegarle un poco a productos como Heineken en centros de consumo.

Para el lanzamiento de la Beck’s Sapphire, AB Inbev abrió “joyerías” (así le llaman a sus centros de consumo decorados y tematizados de un lugar trendy) en lugares como Beverly Hills, llevando a cabo en ellos fiestas de lanzamiento con personalidades del cine, TV y socialités, en un esfuerzo por posicionar al producto como un artículo de lujo, cerveceramente hablando, claro está.

Y aunque nosotros no somos algo así como el target al cual quieren orientar la cerveza (no nos verán muy seguido en esas “joyerías”) habrá que probarla, al final, cerveza es cerveza, ahí luego les contamos que tal está.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

La misma alemana desde 1753: Warsteiner Premium Verum

Aunque no es una de la marcas alemanas de cerveza más conocidas de este lado del Océano Atlántico, Warsteiner es una de las que permanecen virtualmente sin cambio desde su fundación hace ya muchos años, desde 1753 concretamente, que es oficialmente el año en el que comenzó a elaborarse en la población de Warstein, en el estado de Renania del Norte-Westfalia. Y bueno, ahora nos tocó conocer y probar uno de los productos de esta cervecería que tiene como detalle curioso, el que permaneció de pie durante los bombardeos en la segunda guerra mundial, virtualmente sin ser tocada por la artillería de los aliados durante las batallas que se libraron en ese conflicto.

La sobria imagen alemana de esta Warsteiner Premium Verum

La casa Warsteiner produce varias cervezas, siendo las más populares dentro y fuera de tierras germanas, la Premium Verum y la Premium Dunkel, siendo la primera la que nos tocó disfrutar el pasado fin de semana. Esta Premium Verum es una cerveza pilsner de 4.8% ABV que según datos oficiales de sus productores, se comercializa en más de 60 países del globo terráqueo, entre ellos México, por supuesto.

La cerveza que viene en una botella ámbar de 330ml, es de un color dorado claro, que te da la apariencia de ser una cerveza ligerita -y lo es- ,y genera un buen nivel de blanquísima espuma, en nuestro caso, al servirla en un vaso pilsner, apreciamos unas tres pulgadas de esta blanca nata, que le da a esta Pilsner alemana una apariencia aún más apetecible. El aroma de esta Premium Verum es muy suave, aunque sí  llegamos a apreciar por ahí esencias de lúpulo mezclado con ciertas notas de limón y algo de malta.

Dorado+Blanco: bastante antojable esta cerveza, servida en un vaso Pilsner

Al probarla, de entrada sientes un sabor semi dulce con un cierto saborcito a plátano y clavo, para luego dar paso a un sabor más amargo, notándose ahí la presencia del lúpulo característico de las Pilsners alemanas, lo único fue que nos tocó un poco de amargor extra (léase “azorrilamiento”), quizás producto de cierto mal manejo por los importadores o distribuidores de esta cerveza, pero nada exagerado . De cuerpo, esta cerveza es muy suave, con buen nivel de carbonatación, lo cual hace que esta bebida te la pases como agua, vaya en pocas palabras esta Warsteiner es muy bebible.

A nivel general, podemos decir que esta Warsteiner Premium Verum es la típica cerveza Pilsner alemana, a nuestro juicio, no es sobresaliente, pero tampoco te queda a deber, sino simplemente es una cerveza que cumple con su cometido, observándola a través del cristal de lo que una Pilsner debe ser. Si lo tuyo son este tipo de cervezas, seguramente la Warsteiner Premium Verum se va a llevar muy bien contigo, pruébala y luego nos cuentas como te fue, ¿va?

Prost!
@thebeerdaily

Comenzó el Oktoberfest 2012 rompiendo récords

En Alemania hay buenas señales, como esta que nos da la bienvenida al Oktoberfest de Munich

Tal parece que el mundo ama cada día más la cerveza, al menos así lo indican las cifras de la primer semana del Oktoberfest de este año en Munich, Alemania: más de 3.5 millones de personas han visitado el Munich Oktoberfest en su primer semana.

Este año el Oktoberfest, tradicional festival alemán de la cerveza que dura oficialmente 16 días -aunque mucho lo agarran como festival mensual-, pinta para que romperá los récords de asistencia, consumo y por supuesto negocio, ya que no sólo cerveza es lo que se está moviendo estos días, la gente que asiste también es gran consumidora de comida como la amplia variedad de salchichas, Sauerkraut y prétzels bávaros, además de comprar souvenirs y hasta trajes típicos alemanes que se ponen los visitantes para estar a tono con el festival… las cosas que la gente hace cuando trae ya algunas cervezas encima ¿no?.

Con estas rubias alemanas, ¿cómo no se va a llenar Munich? Hablamos de la cerveza, por supuesto.

Pero además de la obvia saturación del lugar donde se llava a cabo el Oktoberfest (en las afueras de Munich) el tráfico se torna denso en el centro de la ciudad y en sus sistemas de transporte público. Los miles de visitantes que llegan a celebrar a la cerveza, saturan el sistema de metro de Munich,  lo que lleva al gobierno de la ciudad-en conjunto con las firmas cerveceras- a contratar  guías turísticos temporales, los cuales son identificados por sus chalecos amarillos. Estos guías llevan a los sedientos parroquianos camino a alguna de las numerosas tiendas de la cerveza creadas expresamente para el festival, por las compañías cerveceras de Bavaria, ¡que chulada!.

No sólo de cerveza vive el hombre en Octubre, también de Weisswurst y Pretzels.

Tan sólo en su primer semana, el Oktoberfest 2012 ha tenido un incremento de más de 100,000 personas con respecto a la primer semana del Oktoberfest 2011, lo cual lleva a los organizadores a calcular que el total de visitantes este año será superior a los 6 millones de personas ¡vaya que la cerveza ha crecido en popularidad!
Pero no solo a ver llegan estos visitantes, los parroquianos del Oktoberfest han bebido al asombrosa cifra de 3 millones de litros de cerveza bávara hasta ahora, con una derrama económica muy buena;  En promedio, la jarra de un litro de cerveza bávara cuesta entre €9.60 euros ($ 12.30 USD) y €10 euros. De acuerdo con datos de los organizadores, cada visitante gasta en promedio unos €60 euros durante su estancia.

Este año el Oktoberfest ha tenido una creciente ola de visitantes de fuera de Alemania, contando con un gran flujo de turistas italianos y rusos, además de franceses, británicos chinos y estadounidenses, principalmente, aunque llega gente de casi todas las latitudes.

Si quieren darse una vuelta a Munich, aún tienen tiempo, el festival estará activo durante unas semanas más, nadamás recuerden llevarse bien llena su cartera, porque barato no es. ¿Cómo ven, se animan?

@thebeerdaily

Desde Munich, la Paulaner Premium Pils

Una clásica etiqueta, la de esta Paulaner Premium Pils

Después de unos días de pausa forzada, regresamos a The Beer Daily; pero aunque estuvimos ausentes de este blog, no estuvimos alejados del tema cervecero, de hecho aprovechamos estos días para probar varias cervezas que nunca habíamos degustado.

Una de estas es una rubia cerveza alemana, de Munich, para ser exactos, producida por la cervecería Paulaner, firma fundada en la capital del estado de Bavaria en el siglo XVII por Frailes Mínimos (sí, así se llaman), orden religiosa fundada en Italia en el siglo XV por San Francisco de Paula, lo cual queda de manifiesto en su sello/logotipo; de hecho, por eso la cervecería -y varios de sus productos-fue bautizada Paulaner, en honor a este religioso Italiano que tiene seguidores en varias partes de Europa y otras partes del planeta.

La imagen de un fraile Mínimo, en la tapa de esta Paulaner

La verdad, nunca habíamos visto esta cerveza, y dado que su etiqueta no es la más vistosa del mundo, quizás nos la hubiéramos brincado al estar seleccionando cervezas, por eso cuando un buen amigo del staff la llevó a casa durante una reunión decidimos ponerla a enfriar y disfrutarla con calma el fin de semana pasado, acompañado de unas nueces de la India y un sabroso queso semimaduro.

La casa Paulaner produce un buen de cervezas de varios estilos, incluso hasta sin alcohol, pero esta ocasión nos tocó probar la Premium Pilsen, cerveza que como su nombre lo indica, es una Pilsener con un 4.9% ABV. De cuerpo ligerito, esta cerveza es de un intenso color dorado, que al vaciarla en un vaso Pilsener (¿cómo no hacerlo?) luce bastante apetecible, sobre todo por el buen nivel de espuma que genera su nivel de carbonatación; sin llegar a ser considerada una nata, esta espuma tuvo buen nivel de permanencia en el vaso, dejando un nivel decente de trazas en el mismo.

Al ver esta Paulaner servida en un vaso Pilsner, se antoja

En cuestiones de aroma, se nota una simpleza positiva en esta Paulaner Premium Pils: sencillos aromas de malta con algo de cáscara de limón y algo de hierbas, pero nada que robe la atención de entrada.
El sabor de esta alemana es algo que esperas de una Pilsen de esas latitudes, bien balanceado entre sus notas de lúpulo y malta, con algunos rastros por ahí de frutas secas;  su nivel de amargor es leve, e incluso se puede sentir un poco de suavidad al pasar el trago, dejando una sensación refrescantemente satisfactoria. Sí , sabemos que cada paladar es diferente y a veces las papilas gustativas “juegan diferente”, pero seguramente esta cerveza alemana le gustará a casi cualquier mortal que se diga aficionado a la buena cerveza.

En resumen, esta Paulaner Premium Pils no es una cerveza muy flashy o con una maquinaria de mercadotecnia detrás como otros productos del viejo continente, pero sí es bastante sabrosa y recomendable, vaya que los frailes Mínimos de Alemania le pusieron bastante cariño a crear buenos productos cerveceros, que gracias a la globalización ahora podemos disfrutar de este lado del Atlántico. Si te gustan este tipo de Pilseners, honra a los maestros cerveceros de la Paulaner, y pruébala, creemos que te gustará.

En Monterrey la puedes conseguir en The Brewers’ Gallery, Cheveteca y en algunas tiendas de la cadena H.E.B..

Prost!
Chuck

fotos ©Carlos Leal Jiménez

¿Ya probaron la Shandy?

Shandy, mezclando cerveza tipo lager con sabores cítricos.

En estos años recientes, y ante la búsqueda de nuevas maneras por incentivar las ventas, muchos empresas han optado por crear nuevas versiones de sus marcas, sobre todo en la industria de los alimentos y bebidas. Esto se da mucho en la categoría de bebidas espiritosas, donde cada vez más vemos extrañas mezclas de licores con jugos de frutas o bebidas saborizadas (¿Alguien gusta un Martini Smirnoff de granada o mango?). Y aunque en el negocio de la cerveza no ha llegado aún a niveles que rayen en lo ridículo en temas de mezclas, si tenemos ya ejemplos de cervezas saborizadas o premezcladas tales como la Sol Clamato y Sol Limón en México, y la Bud Chelada o las Bud Lime en Estados Unidos, lo cual es hasta cierto punto comprensible, debido a la dinámica de lanzamientos que se tienen año tras año en mercados como éstos, donde la gente está ávida de probar nuevos productos.

Un six pack de Bavaria Shandy holandesas

Sin embargo en Europa, que normalmente se le considera más conservadora en ese tema mercadológico,  hay un tipo de bebida a base de cerveza que tiene su nicho y que no es nueva, nos referimos a la “Shandy”, extraño brebaje -al menos para los que vivimos de este lado del mundo- que es popular en los países centro europeos, así como en España y el Reino Unido, sobre todo en los cálidos veranos.

Mezclando Heineken con una bebida cítrica, ¿una buena idea?

La Shandy es una bebida que se prepara mezclando cerveza tipo lager ya con refresco sabor lima-limón. Sí, así como lo leen, esta bebida mezcla (o desaparece) una deliciosa cerveza euro lager, con sabores dulces como los de un azucarado Sprite o Seven Up.  La proporción para prepararla es normalmente 50/50, aunque hay gente que la prefiere más ligera en términos cerveceros y mezcla hasta un 80% de la bebida dulce con sólo un 20% de cerveza, digamos que eso es casi casi como una “Sprite pintada”. Ahora bien, la variante que se prepara con el refresco tipo Ginger Ale, es llamada en el Reino Unido como Shandygaff, mientras que en Alemania, la mezcla de limonada natural con cerveza pilsner es conocida como Radler.

Esta bebida se ha venido disfrutando en el viejo continente desde hace tiempo, pero fue recientemente que varias empresas cerveceras decidieron subirse a la ola para ofrecer sus productos ya previamente mezclados. Cruzcampo en España, por ejemplo, lanza en verano su propia versión de esta bebida tanto en botella como en lata. En Holanda, Bavaria también tiene este producto, mientras que en Inglaterra, marcas tradicionales como Bass, llegan a los anaqueles con sus Shandy.

Con imagen más sobria, esta Shandy Bass inglesa.

Aunque menos popular de este lado del Atlántico, en Estados Unidos hay lugares en el medio oeste donde mezclas similares de refresco lima-limón y cerveza son llamadas Cincinnati, o el Brass Monkey, sólo que acá el refresco es sustituido por jugo de naranja. En México, nos han comentado que en algunas partes del sureste del país, también de pronto suelen disfrutar de la limonada con cerveza, aunque este concepto no ha ganado popularidad masiva en el resto de la república.

En fin, con el verano que está por llegar, habrá que experimentar esta mezcla llamada Shandy, para darle el beneficio de la duda, ya luego les comentaremos nuestra experiencia con esta pintoresca manera de beber cerveza.

¡Salud!
>>TBD Staff