Cerveza, Dopamina, y los resultados de un nuevo estudio

cervezaydopamina

¿Porqué el título con notas medio científicas de este post? Pues porque resulta que según un nuevo estudio liberado el pasado lunes, el sabor de la cerveza y no su contenido de alcohol es suficiente para hacer que los humanos sientan el deseo de tomar más cerveza, lo cual viene a romper el mito de que eso se daba (el tomar más cerveza) debido a la influencia del contenido alcohólico de la misma.

En el estudio, cuando se les dio a los participantes una pequeña cantidad de cerveza,-cuyo contenido alcohólico no es suficiente como para inferir en el resultado químico- el sabor de ésta disparó la generación de dopamina (hormona y neurotransmisor en el sistema nervioso central) en el cerebro, generando la necesidad de consumir más de esta bebida o en otras palabras estimulando el antojo por más cerveza. “Sólo una pequeña muestra es suficiente para aumentar el deseo de la gente para beber más cerveza”, comentó David Kareken de la Universidad de Indiana, lugar donde se llevó a cabo este estudio. “Básicamente, lo que tenemos aquí es una emulación del modelo de Pavlov, es condicionamiento puro” añadió Kareken.

"Por última vez, ¡no soy cantinero, soy científico y bebo en nombre de la ciencia!"

“Por última vez, ¡no soy cantinero, soy científico y bebo en nombre de la ciencia!”

En su experimento, se les dio a los bebedores 15 mililitros -una cantidad extremadamente pequeña- de su cerveza favorita en el transcurso de 15 minutos, lo que les permitió saborear la cerveza sin aumentos perceptibles de nivel de alcohol en la sangre. El sabor de la cerveza fue suficiente para desencadenar la liberación de dopamina, una hormona asociada con gratificantes actividades en el cerebro. En este mismo estudio, a los participantes también se les dio Gatorade, en encontrando que no hubo respuesta de dopamina al beber este producto isotónico. “Lo que demostramos con este estudio es que no es necesaria la intoxicación por alcohol para producir la liberación de dopamina “, dijo Kareken.“El gusto por sí sola es suficiente. En otras palabras, el sabor, no el alcohol, se convierte en la campana de Pavlov para los centros de recompensa del cerebro”, mencionó el científico de la Universidad de Indiana.

¿Y ustedes qué opinan, es el sabor o el contenido alcohólico lo que hace que se te antoje tomarte más de una cerveza?

Cheers!

2 thoughts on “Cerveza, Dopamina, y los resultados de un nuevo estudio

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s