Y la cerveza…¿con qué se come?

Una introducción al maridaje cervecero en esta entrega de TheBeerDaily.com

En tiempos recientes el tema del maridaje entre comida y bebida se ha incrementado en la cultura del “buen vivir amatéur”, esto debido en gran medida a mayores espacios  dedicados al arte del buen comer (y beber) en los medios de comunicación. Así, cada vez más, escuchamos pláticas sobre que tipo de platillo le va a tal o cual vino tinto, blanco o rosado, o que sabores son los que hacen mejor match con ciertas mezclas de café, mucho de esto también a causa del incremento de tiendas especializadas en estos menesteres gastronómicos.

¿Pero qué hay de la cerveza? ¿porqué no se habla mucho de los maridajes de esta bebida que es la tercer más consumida en el planeta después del agua y el té?. Quizás la causa más común sea que a diferencia del vino, la cerveza es una bebida más “común” (y nótese que acá lo entrecomillamos) y con un aire de menor sofisticación que muchos de sus primos etílicos. Sin embargo, con el advenimiento de nuevas e interesantes variantes de esta deliciosa bebida a base de malta y lúpulo, así como la creciente cultura cervecera independiente -y por ende con mayores contribuciones a la cultura gastronómica- en varias partes del mundo (México no es la excepción), ya se comienza a hablar de guías de maridaje entre la cerveza y diferentes tipos de comida. Ojo, no es que nunca hayan existido guías de maridaje en torno a la cerveza, es sólo que hasta ahora se comienzan a ver más.

Como todo tema de maridaje, siempre habrá ciertos puntos en los cuales no haya un criterio totalmente establecido, porque acá, como casi todo en la vida, entran los gustos de cada quien. Sin embargo, hay ciertas guías de origen químico (por la composición de los sabores de ciertos alimentos, no porque estos sean de origen artificial), que nos permiten definir ciertos puntos de encuentro entre estilos de cerveza y tipos de comida.

La comida mexicana va bien con cervezas ligeras en sabor y cuerpo

Entre estos podemos destacar, de manera general,  que la cerveza se lleva excelente con los tonos ácidos de ciertos ingredientes, como por ejemplo aquellos platillos que contienen encurtidos, salsas picantes (o chiles dentro de sus guisos), tomates verdes y rojos, ya que estos contienen un buen nivel de acidez, vinagretas (por ello muchas ensaladas se complementan a la perfección con una chelita), e incluso platillos que en sus condimentos “laterales” (no parte de la preparación del mismo plato) lleven buenas dosis de mostazas, “relish” y ketchup.  En este tema de la acidez en la comida, la cerveza es la ideal compañera, ya que otras bebidas alcohólicas no la llevan bien con estos tonos, ¿se imaginan acompañar un buen chicharrón en salsa verde o un queso en salsa de chiles de árbol y morita con un Cabernet Sauvignon?  Nosotros tampoco.

¿Qué tal unas costillas a la BBQ con una buena lager?

Otro sabor que va bien con la cerveza es el de origen ahumado, como por ejemplo muchas de las variantes de salchichas y costillas de cerdo ahumadas, esto debido a que la cerveza hace un contrapunto en el sabor “duro” de estos platillos expuestos al humo de diferentes leñas como ingrediente esencial en su preparación.

¿Pero qué hay de los platillos con alta concentraciones de grasa animal y vegetal? Se han puesto a pensar el porqué la cerveza se lleva tan bien con los embutidos, la carne de cerdo, los cortes tipo rib eye, arrachera, etc.,  las papas fritas (y tantas otras botanas de ese tipo)? De hecho, esta es una de las razones del porque los quesos con alta concentración grasa, son los que mejor se llevan con la cerveza.
Bueno, pues acá hay estudiosos del tema gastronómico que en sus teorías acerca de este punto, le confieren a la cerveza una ventaja sobre otro tipo de bebidas; al comer platillos con altas concentraciones grasas (¡colesterol, ahí te hablan!), las papilas gustativas -esos pequeños receptores del sentido del gusto que tenemos en la lengua- son virtualmente tapadas por una película grasa (suena peor de lo que es) que nos impide captar los sabores de bebidas más complejas, como por ejemplo ciertos vinos, algo que no sucede con muchas de los tipos de cerveza que consumimos, sobre todo las de sabores ligeros y con bajo grado de IBU´s, las cuales, al contrario, además de refrescar el paladar, digamos que limpian esa película grasa al momento de pasar el trago. No en balde, los estadounidenses le llaman coloquialmente “wash down” al hecho de darle un trago a la bebida para pasar el bocado (nothin’ like a cold beer to wash down those ribs, cowboy!).

Un sándwich de salmón, con una buena Stout

En otras entregas de The Beer Daily les hablaremos con más detalle sobre maridajes específicos según el origen de los platillos (carnes, pescados, vegetales, etc.), pero acá les damos un avance sobre algunos platos y las cervezas que mejor se llevan con éstos, simplificado en dos grandes grupos:

Cervezas Ligeras, de cuerpo suave a medio

  • Platillos con encurtidos, escabeches y vinagres
  • Platos orientales cocinados con salsas de soya y agridulces
  • Comida mexicana (acá chambonamente simplificamos, ya que nuestra cocina es muuuy extensa, prometemos ampliar este tema específico)
  • Platillos con buena contracción de pimienta y ajo.
  • Ensaladas preparadas con vinagretas

Cervezas con cuerpo medio y sabores más robustos

  • Embutidos de cerdo de sabores sólidos
  • Pescados ahumados (arenques, por ejemplo)
  • Platillos a base de vegetales ácidos (espárragos, alcachofas, calabacitas)
  • Carnero guisado o asado
  • Platos a base de curry o especias como gengibre
  • Quesos de sabores intensos

En fin, esta fue una pequeña introducción al tema del maridaje de la cerveza, esperamos muy pronto ampliar este interesante tema, que como ustedes se imaginan, da para muchas páginas. Por lo pronto, hacemos una pausa, destapamos una buena cervecita  y la acompañamos con un buen queso Gouda, a ver si nos va bien con ese maridaje.

¡Salud!
TBD Staff 

Desde Guanajuato, Allende Agave Lager

allende_tbd_1Por alguna extraña razón, acá casi nunca les hemos presentado cervezas hechas en el hermoso Bajío Mexicano, tierra fértil, de gente buena y cuna de la independencia del país; por ello cuando nos recomendaron probar una novel cerveza con orígenes en el estado de Guanajuato, no dudamos ni tantito en publicarla en este su humilde blog cervecero. La cerveza en cuestión es la Allende Agave Lager, producida en San Miguel de Allende por la Cervecería Allende (aunque su comercializadora se encuentra en la Ciudad de México) y que ya se puede conseguir en muchos estados de México y en algunas ciudades de los Estados Unidos.

allende_tbd_4Esta Allende Agave Lager de 4.2% ABV es una cerveza ligerita, en la cual para su preparación -como su nombre lo indica- lleva agave horneado, el cual le confiere un sabor un poco dulce con cierto toque a caramelo,dándole un twist interesante a una cerveza ligera de cuerpo y carbonatación media. Esta cerveza de tono dorado tirándole a cobrizo no ofrece mucho al olfato, lo cual nos hizo pensar que sería una cerveza blanda, sin carácter (como decían los abuelos, “nunca juzgues sin antes probar”) sin embargo al momento de darle el trago, nuestra percepción cambió totalmente, ya que aunque es una cerveza lager sin complejidad, si se siente un buen balance entre el amargor del lúpulo y el sentido dulce del agave, con un after ahumado que la hace muy diferente a otras lagers mexicanas que hemos probado.

allende_tbd_2¿Disfrutable esta Allende Agave Lager? sin duda, es una muy buena opción para beber en algún restaurante o bar, sobre si todo si la acompañas de una buena hamburguesa, steak o mariscos, ya que su fórmula nos parece ideal para hacerle pareja a platillos así. Y no te apures,  si no tienes con qué acompañarla, tampoco te va a caer mal, salvo que te excedas, claro está.

allende_tbd_3allende_tbd_5La Allende Agave Lager la puedes encontrar en las tiendas The Beer Co, Lúpulo y similares, así como en un montón de restaurantes en varias ciudades de México.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Beer in the Fourth of July.

Hoy por ser día de la independencia en los Estados Unidos, les presentamos esta infografía creada por el staff de TheBeerDaily.com con algunas cifras relacionadas a la cerveza en el país de Samuel Adams, Ben Franklin, Kiss y Nirvana. (No nenes, Justin Bieber es canadiense, no se emocionen)

Enjoy!

beerinamerica_TBD

¡Cuatro!

FABFOUR

El “reto” ; beber cerveza de al menos cuatro estilos de cerveza este fin de semana veraniego. PIlsner, Pale Ale, Porter, Gose, Vienna, Witbier, Stout, IPA…en fin, opciones hay muchas, ¿quién se apunta?

¡Salud!
TBD Staff

Desde las faldas del Volcán de Fuego: Colimita

colimita_TBD_3Qué tal amigos cerveceros, ¿cómo les va de casi-verano? Por estos rumbos con mucho calor y humedad (ha sido una temporada con lluvias medio inusuales), que hacen que uno necesite hidratación extra. Por ello, el buen Sir Playmo se lanzó a buscar brebajes que no habíamos tenido la oportunidad de probar y se trajo unas Colimita, cerveza que aunque joven, poco a poco se va dando a conocer en varias partes de México, y Monterrey no es la excepción (ya ven que acá casi no nos gusta la cheve).

colimita_TBD_1La Colimita es una lager de 4.2% ABV,  que como su nombre lo indica, esta hecha en el estado de Colima (para nuestros lectores fuera de Mx, Colima es un bello estado costero ubicado en el occidente de México), concretamente en la población de El Trapiche, muy cerquita del Volcán de Fuego. Y de hecho, para la elaboración de esta cerveza, la Cervecería Artesanal de Colima -su productora- usa agua de las faldas de este volcán, además de los ingredientes básicos, malta (no indican el origen de esta malta en su botella, si es de cebada u otros adjuntos), lúpulo y levadura.

colimita_TBD_2Esta cheve es de cuerpo ligero y a nuestro parecer, carbonatada un poquito de más, pero bastante refrescante; de un dorado que se antoja, la Colimita presenta un buen balance entre el amargor del lúpulo y la malta que no compromete paladares y que la hace una muy buena opción para acompañar mariscos y platillos bien sazonados, como muchos de la deliciosa comida mexicana. Cuando varios de por acá la probamos, alguien comentó que esta cerveza era “como beber una de las cheves mexicanas de antes, sin muchas complicaciones en sabor pero con suficiente sabor como para que sea una cerveza digna de estar en el refrigerador de casa permanentemente”, y bueno, la verdad que esa definición la compartimos todos que la probamos, por lo que si nos preguntan si nos pareció buena, solo les diremos que ya fuimos a comprar más para tenerlas en casa.

Si andan buscando algo que caiga en esa definición, esta Colimita les va a cascar. La encuentran en tiendas como Lúpulo Cerveza Store, The Beer Co y tiendas similares en varias ciudades de México.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Signore e Signori: Birra Moretti

moretti_TBD_1

Hace poco les hablamos en este espacio sobre una cerveza basada en uno de los platillos italianos por excelencia -La Pizza Beer- y a raíz de ello, alguien por ahí nos reclamó que hace mucho que no les presentamos por acá una cerveza de origen Italiano (sí, la Pizza Beer no cuenta) por ello, acá les traemos hoy una de las más conocidas Birras d’ Italia, hablamos de la Moretti.

Birra Moretti es la más conocida cerveza de la compañía que lleva el mismo nombre y que fue fundada en 1859 en la ciudad norestense de Udine por Luigi Moretti, y que en 1996  fue vendida a Heineken, lo cual le dio a esta cerveza mayor presencia en mercados fuera de Italia, haciendo que las ventas de Moretti crecieran bastantito, y es que  Italia es uno de los países de Europa que tiene los consumos de cerveza per cápita más bajos, por ende las ventas de esta marca eran pequeñas en comparación de otros primos europeos suyos.

El aspecto típico de una Eurolager, en esta Birra Moretti

El aspecto típico de una Eurolager, en esta Birra Moretti

La Birra Moretti es una cerveza Lager de 4.6% ABV, de cuerpo ligero y carbonatación media, muy al estilo de las cervezas europeas de su tipo. La apariencia de esta italiana es también la típica de las eurolager: de color dorado promedio, esta cerveza genera un buen nivel  de espuma, la cual se disipa rápido dejando pocas trazas en el vaso, nada sobresaliente aquí. Su aroma es digamos que a una mezcla de granos y algo de notas maltosas, pero nada fuerte, el cual es muy similar al sabor de esta birra, donde sobresalen de entrada ciertas notas a malta para cerrar con algo de presencia amarga, pero sin llegar a ser muy intenso. En la Birra Moretti que probamos notamos un after medio metálico, que quizás pudo ser por el lote de la cerveza (no era muy fresca que digamos, la fecha de caducidad que marcaba en su botella estaba ya cerca), pero no nos resultó molesto, quizás a los puristas les pueda poco agradable, pero hey, finalmente esta cerveza italiana es una eurolager de producción masiva y ello hay que tenerlo en cuenta.

Birra Moretti, una de las cervezas más vendidas en Italia.

Birra Moretti, una de las cervezas más vendidas en Italia.

En general, esta Birra Moretti se nos hizo una cerveza promedio para su estilo, no mala, pero tampoco sobresaliente, muy del tipo de gran parte del portafolio de Heineken.  Seguramente esta cerveza se lleva bien con una buena focaccia al horno y un plato de quesos semi-maduros y aceitunas, además de una dotación de arugula con aceite de oliva y pimienta, por ello ya compramos otro par de Birras Moretti, para ahora sí hacer el daño completo y tener una velada un poco más a la italiana. Luego les platicamos qué tal nos va.

Salute!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Una Yucateca que ya se fue: Carta Clara

cartaclara_2TBD

Con una cultura muy particular, Yucatán es un mundo aparte, y eso se demuestra en su comida y bebida. Esta hermosa tierra peninsular le ha dado a México y al mundo joyas gastronómicas, tanto que en años recientes ha llevado a varios top chefs mundiales a conocer de cerca esta cultura con rica herencia maya buscando aplicarla en sus creaciones culinarias. ¿Y es que cómo no reconocerles platillos tan únicos y sabrosos como el relleno negro, la sopa de lima o los papatzules, por ejemplo? Y como comida tan rica siempre va ligada a buena cerveza, Yucatán también ha sido tierra cervecera desde hace muchísimos años, con productos nacidos y producidos en la península, que poco a poco fueron ganando seguidores en otras partes del México, como la cerveza Montejo.

La botella de litro de Carta Clara que tenemos en la colección de TheBeerDaily.com

La botella de litro de Carta Clara que tenemos en la colección de TheBeerDaily.com

Pero hoy les platicaremos un poco sobre una desaparecida cerveza yucateca, se trata de “Carta Clara”, producto que nació en aquellos rumbos a inicios del siglo XX, y que fue producida por Cervecería Yucateca, S.A. ,empresa fundada en Mérida por el Sr. José Ma. Ponce en 1886 y que además produciría la cerveza “León Negra” (luego su nombre mutaría a “Cerveza Negra León” y después a simplemente “Cerveza León”).

La Carta Clara era una cerveza ligerita estilo Pilsen, y fue una de las cartas fuertes de esta cervecería, alcanzando buenos niveles de popularidad y ventas en las décadas de los 40´s, 50´s y 60’s. La Carta Clara era particularmente apreciada por los turistas extranjeros ya que tenía fuerte presencia en centros turísticos de la península tales como en Chichén Itzá, donde se servía en los restaurantes aledaños a la zona arqueológica. Además, durante el apogeo de esta cerveza, el estadio de baseball donde jugaban los Leones de Yucatán (el equipo se llama así en honor a la cerveza oscura de Cervecería Yucateca, quienes eran propietarios del equipo) se llamaba “Parque Carta Clara”.

Aún llena y en buenas condiciones esta Carta Clara de nuestra colección

Aún llena y en buenas condiciones esta Carta Clara de nuestra colección

Aunque en la colección de TheBeerDaily.com contamos con una botella llena de Carta Clara en su versión “caguama”  (que data de principios de los setentas), esta cerveza yucateca fue más popular en su tradicional envase “chaparrito” que era más ancho y bajito que las botellas típicas de la época, por lo cual uno de los slogans publicitarios más recordados de Carta Clara era “la chaparrita que a todos conquista”.

Y como en esta vida nada es eterno incluso para muchos productos en el ámbito cervecero que desaparecen al cambiar generaciones, Carta Clara fue dejando de ser la favorita del bebedor de cerveza yucateco, que ante la llegada de Cerveza Montejo en la década de los sesenta fue cambiándola por esta última, relegándola a ciertos centros de consumo sólamente. Para mediados de la década de los setenta, Cervecería Yucateca decide cesar la producción de esta cerveza, para dedicarle todos sus esfuerzos a la Montejo y a la León. Años después, esta empresa yucateca sería adquirida por Grupo Modelo, impulsando ésta sus marcas como Corona y Victoria, matando toda esperanza de volver a ver la Carta Clara de nuevo en los anaqueles.

Al día de hoy, aunque las marcas Montejo y León permanecen en el mercado -ahora son marcas que Modelo distribuye en todo México-, ya no se producen en Mérida, ya que Modelo se llevó toda la producción a su planta de Tuxtepec, Oaxaca, cerrando definitivamente en el año 2002 las instalaciones de la Cervecería Yucateca; tiempo después estas serían demolidas para erigir ahí un centro comercial (irónico que en ese centro comercial haya ahora un súpermercado que vende productos de la competencia de Modelo).

En fin, esperemos que esta breve artículo sobre la yucateca Carta Clara les haya gustado y si tienen más información sobre esta extinta cerveza mexicana, pueden contactarnos a thebeerdaily@gmail.com

¡Salud!
TBD

fotos ©Carlos Leal Jiménez