Una Ficha de Guadalupe, N.L.

Y pues seguimos con la encomienda de quedarnos en casa, tratando de ayudar a que la curva de contagios del Covid baje, pero bueno, como no nos gusta sentirnos tan inútiles, pues nos pusimos a probar otra cerveza mexicana, concretamente de Ciudad Guadalupe, Nuevo León (para quienes no lo ubican, es un municipio de la mancha urbana de Monterrey), siendo la cheve en cuestión la denominada Ficha Lager, la cual les presentamos hoy brevemente por aquí.

Elaborada por la nanocervecería Pata Brewing, esta Ficha Lager de 4% ABV que se adhiere a la ley de la pureza, es una cerveza de cuerpo ligero,  de un dorado medio cenizo, que en apariencia no pareciera que fuera una cerveza lager.   En aroma, esta cerveza independiente no presenta algo en particular, siendo en nuestra opinión, muy bajo su nivel aromático.  En materia de sabores, la cerveza es buena a secas, pero lo que nos llamó mucho la atención es la potencia en las notas cítricas que presenta, tanto que disfraza algún otro sabor por ahí; es tan fuerte su presencia que incluso alguien de nosotros que la probó incluso nos reclamó “por haberle añadido limón, si no es chelada”. Vaya, el hecho de esta Ficha Lager sea extremadamente cítrica no es malo pero si medio irregular para una cerveza de su estilo. Lo que si es que al pasar el trago, aparece un sentir amargo, que raya en lo metálico, que por acá no fue mucho del agrado.

Esta Ficha Lager tiene potencial, ya que su formulación es de una cheve refrescante, pero en nuestro juicio, funcionaría un poco mejor si el nivel cítrico de su composición se redujera un poco, ya que no a todos les gusta ponerle limón a su cerveza. Pero bueno, es tan solo una opinión de varios dudes que de pronto beben cerveza, al final cada cabeza es un mundo, y esto también aplica en el ámbito cervecero.

La Ficha Lager la encuentras en tiendas como Soriana y en ciertos bares del área metropolitana de Monterrey, además de en su tap room. Denle una probada para que no se queden con las ganas.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

.

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Desde Michoacán: Nación Pilsner

Pues en estos tensos días de cuarentena por el virus que lleva el nombre de una famosa cerveza mexicana, nos dimos a la tarea de probar una serie de nóveles cervezas mexicanas (dicen que con alcohol las pe nos son menos) y bueno,  pues nos topamos en la tienda a una michoacana de imagen un tanto aburrida (etiqueta que parece genérica), que de tan simplona, resaltó entre muchas otras cheves por ahí, hablamos de la Nación PIlsner, cerveza elaborada en Morelia por la Cervecería Nacional Morelos, joven cervecera fundada apenas en 2015.

No les tiraremos mucho rollo esta vez (ajá), limitándonos a presentarles facts cortos y fotos, para que ustedes mismos corran a comprar esta Nación, una vez que acabe la emergencia de salud en el mundo (¿cuándo? ni idea). En fin, esta cerveza de tono cobrizo y cuerpo ligero es como su nombre lo indica, una Pilsner (5.4% ABV) elaborada con lúpulo Saaz, que le confiere el característico amargor de este tipo de cervezas. En el tema de aroma, no presenta mucho al olfato, pero su sabor es bastante gratificante, notándose algo particular: un cierto sabor a malta tostada y caramelo por ahí, que no es muy del estilo de las Pilsner. Pero hey, esto no lo decimos de manera negativa, sino más bien como una grata sorpresa al paladar, sobre todo si andas con ganas de algo ligero pero diferente. De poca espuma al servirla, esta cerveza no es tu Pilsner común, por ello, te sugerimos que si andas de garganta aventurera, busques esta cerveza michoacana en tu tienda favorita, la encuentras tanto en botella como en lata, por lo que seguro hay una para tus gustos.

En general, esta Nación Pilsner es una muy buena opción si andas en el mood de una Pilsner diferente, pero mejor pruébala y saca tus propias conclusiones. ¿La volveremos a beber? ¡Por supuesto!

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

.

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Cerveza verde, tréboles y Corned Beef, ¡llegó San Patricio!

El 17 de marzo es el día de San Patricio, buena razón para probar algunas cervezas de origen irlandés.

El 17 de marzo se celebra el día de San Patricio, fecha particularmente importante para los irlandeses, donde éstos se visten de verde para celebrar al Santo Patrón de este país europeo, que más allá de la religión, se ha convertido en un símbolo del orgullo irlandés en todo el mundo.

La historia ‘oficial’ de San Patricio tiene una mezcla de magia así como de resistencia, debido a que éste fue obligado a trabajar como esclavo en su juventud, al ser raptado  por piratas, de los cuales escapó tras ver en un sueño, un mensaje divino el cual le indicaba que debía de regresar a tierras irlandesas a hacer el bien. Para ello, cuenta la leyenda, San Patricio usó un trébol de tres hojas para explicar a los irlandeses politeístas sobre la “Santísima Trinidad”, símbolo que hoy en día es asociado no tanto con la religión, sino como sinónimo de ser irlandés, tanto que esta verde planta se convirtió en un símbolo de lucha del pueblo irlandés en varias guerras (como cultura general, en México un grupo de descendientes irlandeses peleó en contra del ejército estadounidense en la invasión de éste a México en 1846, bajo el nombre del “Batallón de San Patricio”).  Es a partir del siglo X que los irlandeses comenzaron a  a celebrar a San Patricio como el Santo Patrón de esta comunidad, fijando el 17 de marzo como su día, ya que en este día, pero del año 461 es la fecha en que murió.

Un clásico en San Patricio para acompañar tus cervezas: "Corned Beef and Cabbage"

Un clásico en San Patricio para acompañar tus cervezas: “Corned Beef and Cabbage”

Y como a los irlandeses no les fían en cuestión de la cerveceada, en honor a “San Paddy” este día consumen miles de litros de cerveza -irlandesa, por supuesto- que van desde las Lagers hasta las Stouts, pasando por las Red Ales y por supuesto las cervezas verdes, las cuales no son otra cosa más que lagers ‘pintadas’ con colorante alimenticio. Estas cervezas son consumidas con platillos típicamente irlandeses como el ‘Corned Beef & Cabagge’ (Carne curada con repollo), el estofado irlandés (carne de res con salsa de tomate, papas, cebollines y zanahoria…y un poco de cerveza Guinness) y con el popular y resequísimo ‘Irish Soda Bread’ (pan de harina integral de trigo, pasas y azúcar).

Pero además de la obvia opción en cerveza irlandesa para este día que es la Guinness, hay otras marcas de cerveza con orígenes en ese país -aunque varias hechas por descendientes irlandeses que viven en la costa este de Estados Unidos- que vale la pena probar para celebrar junto con los ‘Fightin’ Irish”, acá te enumeramos algunas de éstas:

La Celtic Ale de Harpoon

La Celtic Ale de Harpoon

• Harpoon Celtic Ale- De cuerpo medio, y buen sabor, esta cerveza hecha en Boston (donde hay más irlandeses que en muchos lugares de la misma Irlanda) es una Ale roja, con marcado énfasis en el aftertaste.

•Murphy´s Stout – Muy parecida en apariencia y cuerpo a la Guinness, cerveza negra con una blanca nata como espuma; quizás la diferencia más marcada contra la Guinness es su sabor menos amargo al pasar el trago.

Moylan’s Dragoons Dry Irish Stout – Con un ligero sabor a chocolate y de cuerpo semi robusto, esta Stout es de alto nivel de carbonatación (espera ver burbujas por ahí), lo cual hace un poco pesado tomarte varias, al menos de manera seguida.

KilkennyRedAle

Una Ale Roja, de Kilkenny

•Kilkenny Irish Cream Ale- Si lo tuyo no son las stouts,  esta es una buena opción; cerveza ámbar, con cuerpo más ligerito y sabor no tan amargo (al final es una Ale) , pero con cierta sensación de cremosidad y buena calidad en su espuma.

•Rogue Irish Style Lager- Esta tampoco es irlandesa, pero en teoría el maestro cervecero que la creó, sí. Premiada internacionalmente, esta cerveza de la casa Rogue es ligerita, con tonos afrutados, y buena calidad en su espuma.

Estas son algunas de las cervezas con origen irlandés que el staff de TBD hemos probado, pero por supuesto que hay muchísimas más, así que te recomendamos que este fin de semana de San Patricio visites

No Bono, eso no se toma en St. Paddy´s.

No Bono, eso no se toma en St. Paddy´s.

alguna de las tiendas especializadas en cerveza de tu ciudad y pidas la opinión de los expertos cerveceros de éstas, para que te sugieran alguna que otra joya embotellada, y puedas brindar a la usanza del país de los tréboles y

los leprechauns, escuchando rolas de Van MorrisonThin Lizzy, The Cranberries, U2 o Snow Patrol por ahí.

Sláinte!

>>TBD Staff 

pd: ¿Tienes alguna sugerencia sobre cervezas irlandesas? Mándalas a thebeerdaily@gmail.com ¡y las publicamos!

Culebra Primaveral (mandarina incluida)

Después de un tiempo de huevita medio que justificada (decimos que ‘medio’, porque esto lo hacemos por gusto, no por obligación contractual), regresamos a escribir por este cervecero blog que cumple ya 8 años de estar al aire, presentándoles brevemente a otro integrante de la familia “Culebra” (ya antes les habíamos traído otra cerveza de esta marca), en este caso, la de la etiqueta azul, o sea su sabrosa Belgian Witbier, justo a tiempo para la llegada de la primavera boreal, ya ven que las cervezas de trigo son bastante apreciadas en esta estación del año.

Esta cheve de origen regiomontano le hace justicia a la tradición de las cervezas de trigo estilo belga (no confundir con las Weiss alemanas) ya que está formulada, además de trigo (obvi),  con una buena dosis de semilla de cilantro y acentos cítricos. La novedad acá es que estos Culebros usan cáscara de mandarina en lugar la tradicional cáscara de naranja, que es la que normalmente presenciamos en cervezas de este tipo. Su apariencia es como lo dictan los cánones de este estilo: blancosa, algo turbia y con trazas de sus ingredientes, que al agitarlos se integran bien. ¿Y de cuerpo cómo andamos? preguntará más de uno; pues bien, en ese departamento, esta cerveza tiende a decantarse hacia la variante de cuerpo ligero, en comparación con otras Witbier que andan por ahí en el mercado, lo cual no lo decimos de manera peyorativa, sino como señalamiento.

¿Y de aromas y sabores? Pues esta Culebra Belgian Witbier  (5% ABV) no niega sus orígenes, ya que al abrir la botella y servirla en el vaso, se siente en la nariz su carácter cítrico y especiado; en sabor tampoco queda a deber, pues se siente un buen balance entre el trigo, la mandarina y el cilantro, con un ligero amargor de salida, típico de las cervezas de este estilo, pero con un ‘overall’ refrescante y brillante al paladar.

En resumen, esta cerveza Culebra Witbier es una muy buena opción mexicana para los amantes de este estilo cervecero, se nota que el maestro cervecero que la creó, sí le sabe, por ello si l aven en alguna tienda como Lúpulo, The Beer Company o incluso en cadenas nacionales como 7 Eleven o Soriana, cómprense un par y reciban la primavera con muy buen sabor de boca, esta cerveza es de las que sin duda, recomendamos. Bien por Culebra, que sigue haciendo buenas cervezas sin tanto mame.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

 

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

 

.

Francesa con esencia alemana: Mosel Bier.

Nuevamente te viajamos a Francia (de manera virtual, pues) para presentarles otra de las  cervezas que se venden por allá y que tienen un alcance local, por ello no son muy conocidas por estas latitudes; nos referimos a la Mosel Bier, cerveza con apelativo medio alemán, pero que se produce en Francia, aunque a muy pocos kilómetros de la frontera con Alemania, concretamente en  el poblado de Saverne, de hecho su nombre comercial se debe al río Mosela (Mosel en alemán), pluvial que recorre tres países, Francia, Luxemburgo y Alemania y que desemboca en uno de los ríos más famosos de Alemania, el Rhin.Pues bien, después de los datos geográficos, hablemos brevemente de esta cerveza franchutte; esta cheve es de las que entran en la categoría “value”, es decir, cerveza muy accesible (en materia de precio) que se distribuye en supermercados principalmente, lo cual ya les va dando a ustedes una idea de qué esperar en torno a este producto, cuya disponibilidad es principalmente en latas de 473ml. Con 5% ABV, la Mosel Bier es una cerveza que quiere ser una eurolager, pero a nuestro sentir, se queda corta, ya que en materia de cuerpo, esta es más aguada que otras eurolager de mayor precio, y con mucho mayor nivel de carbonatación, lo cual de pronto te hace sentir que estás bebiendo más un refresco que una cerveza. En aromas, esta cerveza francesa presenta ciertas notas a frutos, pero con un sentir artificial por ahí, poco placentero al olfato.

En temas de sabor, este, aunque no es algo excepcional, no es tan malo como su aroma lo pudiera predecir; en el trago de entrada esta Mosel Bier se sienten notas maltosas y de algunos jarabes por ahí, mientras que al pasar el trago es cuando ya te deja una sensación ligeramente amarga, con cierto toque metálico pero sin ser molesto en extremo.

En fin, si de pronto andan por tierras francesas y la ven en un supermercado exhibida junto a alguna Kronenbourg o Pelforth, les recomendamos estas dos últimas, más o menos andan en el mismo rango de precio y no se sienten tan value. Ahora que si quieren probarla para que no les cuenten, pues díganle Oui a esta Mosel Bier, así ya no quedan con las ganas. Au revoir!

¡Salud!
The Beer Daily Dude

 

fotografías: ©Carlos Leal Jiménez

Ich Bin Ein Berliner!

Aunque el titulo de este post les pueda referir al famoso discurso de Kennedy en 1963 (bueno, la neta solo a los que les gusta la historia, al resto no), la realidad es que acá hablamos de una cheve que les quisimos presentar hoy y que tiene un alma media mezclada, con esencias danesas, alemanas (obvio), belga y hasta un poquito latinoamericana; hablamos de la Hallo Ich Bin Berliner Weisse, Passion Fruit, cerveza creación de la venerada casa danesa Mikkeller, famosa por sus inusuales mezclas y por aventurarse en la cultura gastronómica en varios mercados, esto a través de pubs y restaurantes medio temáticos.

Como su nombre lo indica, esta cerveza es una del tipo Berliner Weisse, cervezas de trigo, cuyo origen son en Berlin y que tienen como característica su bajo contenido alcohólico y respetable nivel de acidez, a las cuales tradicionalmente se les añade algún jarabe de fruta, como frambuesa, durazno y así. Pues bien, esta de Mikkeller viene aderezada con jarabe de Maracuyá (por ello les decíamos que también tiene un poco de alma latinoamericana)  y presenta un tono amarillo pálido, con la consistencia “lechosa” de este tipo de cervezas. De un ligerito 3.7% ABV, la cerveza en cuestión presenta notas cítricas y por supuesto a Maracuyá (también conocida como passion fruit, por si no saben cual es). En cuestión del gusto, a esta cerveza hecha en Bélgica,  se le nota bastante claro su sabor diferenciador, aunque a nivel personal sentimos un poco artificial el sabor a la fruta, quizás se deba a un tema de oxidación de la misma, le daremos el beneficio de la duda.

Esta Hallo Ich Bin Berliner Weisse, Passion Fruit no la hemos visto a la venta en México, nosotros la conseguimos en una tienda de vinos en Texas, pero si les gustan las Berliner Weiss y el sabor de la Maracuyá, pruébenla, igual y si les gusta. Y si no es lo suyo, mejor déjenla pasar y concéntrense en otras cheves de los Mikkeller, al cabo tienen muchas opciones para elegir.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

.

fotografías © Carlos Leal Jiménez 

Ce Pélican Français.

Francia, la tierra de los baguettes, la alta cocina, el queso, el buen vino…¿y de la cerveza?
Para ser sinceros, esta última no es una carta fuerte de los franceses, ya que sus marcas y estilos no figuran a primera instancia en la memoria colectiva del planeta, pero también sería una injusticia no hablar de que en país de los actuales campeones del mundo (en fútbol, no es cheve) hay buenas opciones y un centro de producción cervecera importante en la ciudad de Estrasburgo, región de Alsacia, pegadito a la cervecera Alemania.

Una de las marcas más reconocidas con orígenes en esa región es la Pelforth, que es fácilmente identificada por su imagen de un pelícano; de hecho el primer nombre de esa cerveza era ‘Pélican’, allá en 1914 que fue cuando se fundó y hasta inicios de la década de los setenta, cuando se cambió al Pelforth actual, nombre que es una palabra compuesta por los vocablos Pélican+Fort (según esto, porque sus cervezas eran consideradas fuertes en malta y lúpulo). En fin, el caso es que esta marca maneja varios estilos de cerveza, entre los que destacan la Blonde y la Brune, siendo la primera la que les presentamos hoy en este blog cervecero.

La Pelforth Blonde (5.8% ABV) es una lager de color dorado estándar, con cuerpo ligero y carbonatación media que ayuda a generar una ligera corona de espuma al servirla en el vaso; de aromas ligeramente dulces, el sabor de esta cervecita franchute es lo esperado de una eurolager de consumo masivo: dulzor característico de la malta, pequeños trazos de cítricos y notas a maíz por ahí, con un amargor muy ligero y un finish que te deja el paladar sintiendo los grados de alcohol estipulados en la lata. ¿Refrescante? por supuesto. ¿Fuera de lo común? no, a final de cuentas es una cerveza para las masas y por lo tanto no se le puede pedir mucho. ¿Disfrutable? Totalmente, sobre todo en días de calor y acompañada de una buena tabla de quesos maduros y un pan de centeno.

Cierto, esta Pelforth Blonde no es la mejor cerveza de consumo masivo de Francia, pero sí resulta una muy buena opción cuando te la topas en un supermercado a buen precio y helada (no a temperatura ambiente como muchos euros acostumbran sus cheves), así que sí es opción si de pronto andamos de un lado a otro y se antoja algo refrescante sin complicaciones.

En México hace tiempo que no la vemos, por lo que si alguien sabe donde la venden, por favor, compartan la info en los comentarios de este post. O si van a la tierra de Napoleón, ahí les encargamos un six, s’i! vous plait

Santé!
The Beer Daily Dudes