Con corazón Texano, Alamo Pilsner

San Antonio Texas, ciudad con interesante mezcla de culturas que queda de manifiesto en cada rincón de sus calles. Y así como esta ciudad no niega su pasado de raíces mexicanas (presentes en varias áreas como la gastronomía y el lenguaje), tampoco esconde el legado de muchos inmigrantes alemanes y checos que llegaron durante el siglo XIX y XX y que le dieron a esta ciudad -y a lo que se conoce como el Hill Country- una tradición cervecera que continúa hasta nuestros días. Pues bien, esta ocasión les quisimos presentar de manera rápida una novel cerveza originaria de la ciudad de los Spurs que en su nombre presenta orgullosamente su origen: Alamo Pilsner

Esta Alamo Pilsner es uno de los productos del portafolio de la Alamo Beer Company, y lleva el nombre de una de las cervezas históricas de esa ciudad, que se produjo desde 1884 y hasta 1918, cuando dejó de venderse por la prohibición. Bueno, el caso es que esa marca desapareció por décadas, para renacer hasta hace poco de mano de un grupo  de emprendedores de “San Antone” que casualmente se dio cuenta que la marca estaba libre de registro en la categoría de cervezas.

En lo que concierne a esta Alamo Pilsner (5.1% ABV), nos pareció una típica Pilsner americana, de cuerpo y carbonatación ligeros y un dorado que invita a darle un trago en cuanto la sirves en el tarro, generando un nivel muy bueno de espuma.  En cuestión de aromas, se perciben levemente tonos florales y cítricos, mientras que en sabor, se siente la naturaleza de una Pilsner texana, con entrada ligeramente amarga, para dejar paso a sabores cítricos cuando pasas el trago, los cuales le brindan a esta cerveza una sensación placenteramente refrescante, especialmente en días veraniegos cuya temperatura rebasa fácilmente los 37ºC.

Resumiendo, en nuestra personal opinión esta Alamo Pilsner está lejos de ser la mejor cerveza de su tipo pero resulta muy ligera y refrescante, y si para ello fue diseñada, creemos que cumple a la perfección; vaya, sin problemas entra a la categoría de lawn mower beers haciendo bastante bien su trabajo. En México aún no la hemos visto, pero considerando que en el estado de la estrella solitaria es distribuida por la cadena H-E-B, no nos sorprendería verla pronto en los refrigeradores que esa cadena tiene en varias ciudades de México, sobre todo en plazas que han abrazado bastante bien a otras marcas texanas, como Monterrey, creemos que se vendería bien.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

 

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

 

Una Cheve Patito

Hoy nos trasladamos hasta la hermana República de Yucatán para presentarles una cerveza que es Patito y hablamos literalmente, así se llama esta cerveza que les traemos hoy.

La marca Patito cuenta con tres estilos de cervezas, todas en lata (no manejan vidrio); una Belgian Blonde, una IPA y una Pilsner, que es la que probamos y que cuenta con la característica de que  no pasa por un proceso de pasteurización en su elaboración y se apega a la ley de la pureza, utilizando solo los 4 ingredientes esenciales de toda buena cheve.

Esta Pilsner Patito de 5.5% ABV hace honor a su estilo, con cuerpo ligero, dorado brillante, sabores balanceados y el amargor perfecto de una cerveza de su estilo. Con buena generación de espuma al servirla en la copa pilsner, esta yucateca que nos recomendó el personal de la tienda Lúpulo de San Pedro no quedó a deber en su cometido, resultó muy agradable al paladar y bastante refrescante, se nota en su composición la calidad de sus ingredientes y el buen oficio de quienes la elaboran allá en la península.

Ya que se vienen los días más cálidos del año en este lado del mundo, esta Patito Pilsner es una muy buena alternativa a muchas de esas lagers adjuntas enlatadas que abundan estos días, te la recomendamos ampliamente.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografias ©Carlos Leal Jiménez

Desde Puebla: Rey de Diamantes Pilsner Clara

reydediamantes_tbd_2Volvemos a tierras mexicanas para presentarles otro novel producto cervecero de este país, concretamente del estado de Puebla; se trata de la cerveza Rey de Diamantes Pilsner Clara, uno de los dos productos que se comercializan bajo esa marca (la otra es una “Pilsner oscura”) y que se le ha visto un poco más en otras partes de México, debido principalmente al convenio de distribución que tienen con grupo Modelo, esto a través de su marca Beerhouse.

reydediamantes_tbd_3Pues bien, compramos esta cerveza poblana y de entrada, en su apariencia no nos pareció una pilsner, sino mas una bien blonde ale, debido a lo turbio de su mezcla y cuerpo medio; al servirla esta Rey de Diamantes generó poca espuma con poca retención (y antes de que nos digan algo, sí estaba bien limpio el vaso). En aromas, tampoco nos pareció una cerveza del estilo que marca su etiqueta, ya que nos remitieron más a cervezas de trigo, afrutadas que una pilsner.

reydediamantes_tbd_4En el tema de sabor no nos terminó de llenar; en nuestra humilde y humana opinión, esta Rey de Diamantes carece de las notas que nos tienen acostumbradas otras cervezas de este estilo, ofreciendo esta poblana un carácter difícil de definir, con sensaciones dulzonas por ahí y un cierre más amargo de lo que esperábamos, vaya en un sentido no tan agradable, siendo honestos.

reydediamantes_tbd_1En fin, esta fue nuestra experiencia con esta cerveza Rey de Diamantes, por acá no gustó mucho, pero finalmente cada cabeza -y paladar- es un mundo, por eso mejor pruébenla ustedes y sean sus propios jueces. Esta cerveza la encuentras en tiendas especializadas en cervezas artesanales e importadas como Beer Box, Lúpulo y Beer for Us, además de Beerhouse.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

La española que lleva el nombre de su lúpulo

saazdamm_TBD_1Como muchos de ustedes saben, existen varias especies de lúpulo (acá pueden leer un poco más sobre el tema) siendo el tipo Saaz uno de los más conocidos en la categoría de lúpulos aromáticos, el cual es de origen Checo y es usado principalmente en cervezas del tipo Pilsner. Pues bien, esta variedad de lúpulo de sabores suaves y notas herbajes le da el nombre a la cerveza que les presentamos hoy: Saaz Damm.

saazdamm_TBD_4Esta cerveza de origen español está producida por la cervecería Damm, empresa que hace algunas de las más populares cervezas en España y tiene relativamente poco en el mercado. Esta Saaz es una cerveza muy ligera, tanto en sabor como en graduación alcohólica, ya que presenta solo un 3.5% ABV; asimismo, el cuerpo de esta española de dorado claro en envase transparente es muy, pero muy ligero, más apegado al estilo de algunas cervezas norteamericanas que al de las europeas, no en balde  este producto es mercadeado con la frase “Cerveza premium suave” y esto, lo dicen como para curarse en salud, porque si alguien prueba esta cerveza pensando que tendrá un sentido más robusto, se llevará una sorpresa.

saazdamm_TBD_2El sabor de esta Saaz Damm presenta ciertas notas cítricas y un poco dulces con muy poco nivel de amargor, lo cual va muy a tono con la imagen de esta cerveza, que creemos que va dirigida hacia un público que no es muy dado a beber cerveza, o bien a a aquellos que buscan una bebida alcohólica sin muchos compromisos.

saazdamm_TBD_3Esta cerveza no es mala si la metemos en una categoría de bebidas refrescantes, sin embargo si la comparamos con otros productos europeos similares, quizás los resultados no le serán favorecedores (por eso los sabios  dicen que las comparaciones son malas). A nivel personal, creemos que esta Saaz Damm no le va mal a nadie con gustos muy ligeros y por lo tanto es una de esas cervezas que podrían estar en el refrigerador de casa y sacarlas en alguno de esos días calurosos de verano, o bien que de pronto se dan en otoño, pero bueno, ese es nuestro punto de vista, ustedes mejor compren unas, pruébenlas y ya decidan. En Monterrey, esta Saaz Damm la encontramos en Lúpulo Cerveza Store.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

.

Brindemos por Monterrey, ¡con una cerveza Monterrey!

El estilo gráfico de la etiqueta de Cerveza Monterrey, muy del estilo de los 30´s

Aunque que muy pocos la recuerden, la industriosa y pujante ciudad de Monterrey, -fundada por Don Diego de Montemayor hace 420 años- tuvo una cerveza bautizada en su honor, y por ello en TheBeerDaily.com decidimos dedicarle este post a una extinta cerveza que lleva el nombre de la capital del estado de Nuevo León, sí, hablamos de la “Cerveza Monterrey”.

Una botella de Cerveza Monterrey, aún sin abrir, parte de nuestra colección.

Esta cerveza de la cual hoy en día se sabe muy poco -y muy poca gente sabe que siquiera existió-, fue producida por Cervecería Cuauhtémoc (mucho antes de que adquiriera a Cervecería Moctezuma), y según nos cuentan, se lanzó por ahí de los años 30’s, formando parte del portafolio de esta cervecera junto con sus hermanas Carta Blanca, Bohemia  e Indio (originalmente llamada “Cuauhtémoc”). Esta “Monterrey” era una cerveza estilo lager con cuerpo muy similar a la de la Carta Blanca de aquel entonces, y se caracterizaba por su etiqueta blanca con la imagen del Emperador Azteca Cuauhtémoc así como su nombre en letras mayúsculas, en rojo y dorado, los colores típicos de las marcas insignia de Cervecería Cuauhtémoc en aquellos años donde la vida era más relajada.

La sencilla corcholata de Cerveza Monterrey

La cerveza Monterrey duró varias décadas a la venta (por ahí en la red se pueden encontrar anuncios y etiquetas de los 50’s y 60’s), pero al parecer para la década de los setentas, desapareció de los anaqueles sin dejar mucho rastro de su existencia, quizás como parte de la reorganización del portafolio de marcas de esta empresa que nació en 1890 de la visión de los empresarios Don Isaac Garza, José Calderón, José A. Muguerza, Francisco G. Sada, y Joseph M. Schnaider.

Esta botella cerrada de Cerveza Monterrey que tenemos en TheBeerDaily, data de la segunda mitad de la década de los sesentas y aunque su etiqueta ya muestra señales del inexorable paso del tiempo (lo blanco de la etiqueta se ha convertido en un amarillo tímido)  aún está bien conservada, y es una de las rarezas de nuestra colección de botellas y latas de cervezas mexicanas del pasado.

En fin, ojalá y algún día veamos el renacimiento de la cerveza que llevó el nombre de la ciudad donde nació Cervecería Cuauhtémoc, sin duda muchos Regiomontanos la tendrían en sus hieleras y refrigeradores.

¡Salud por los Regiomontanos!

TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Krombacher Pils: Ein erfrischendes Bier!

krombacherpils_tbd_2Y después de los Olímpicos, vamos de regreso a Alemania (virtualmente, por supuesto) para presentarles una famosa cerveza Pilsner de ese país que es bastante popular en Europa y en otros lados: la Krombacher Pils, cervecita producida en el poblado de Krombach-Kreutzal (sí, de ahí su nombre)  Bavaria, por la  Krombacher Brauerei, una de las más grandes cervecerías privadas de Alemania (sí, no forma parte de ninguna empresa transnacional) .

krombacherpils_tbd_4Esta cerveza es la Pilsner más consumida en Alemania y tiene como característica que está hecha con agua de un manantial que se encuentra muy cerca de su planta, lo cual sin duda le brinda una ligereza que se disfruta mucho. De un color dorado intenso, esta Pilsner alemana de 4.8% ABV no queda a deber en su entrega, ya que ofrece un buen balance entre los tonos suaves de la malta y el astringente sabor del lúpulo, sin que domine uno al otro. De cuerpo ligerito y carbonatación media, esta Krombacher Pils nos gustó bastante por acá, recordándonos un poco al carácter de las Pilsner de la República Checa, aunque esta se nos hizo un poco menos amarguita al pasar el trago.

krombacherpils_tbd_1krombacherpils_tbd_3Sin duda, a esta Krombacher Pils la pondremos en el listado de las Pilsner que siempre debemos de tener a la mano, sobre todo en días calurosos, ya que es una refrescante cerveza pero sin perder carácter. Si les gustan este tipo de cheves, prueben esta alemana, no les quedará a deber, la encuentran en tiendas como Lúpulo, The Beer Box y así.

Prost!
The Beer Daily Dudes

fotografías: © Carlos Leal Jiménez 

Y la cerveza…¿con qué se come?

Una introducción al maridaje cervecero en esta entrega de TheBeerDaily.com

En tiempos recientes el tema del maridaje entre comida y bebida se ha incrementado en la cultura del “buen vivir amatéur”, esto debido en gran medida a mayores espacios  dedicados al arte del buen comer (y beber) en los medios de comunicación. Así, cada vez más, escuchamos pláticas sobre que tipo de platillo le va a tal o cual vino tinto, blanco o rosado, o que sabores son los que hacen mejor match con ciertas mezclas de café, mucho de esto también a causa del incremento de tiendas especializadas en estos menesteres gastronómicos.

¿Pero qué hay de la cerveza? ¿porqué no se habla mucho de los maridajes de esta bebida que es la tercer más consumida en el planeta después del agua y el té?. Quizás la causa más común sea que a diferencia del vino, la cerveza es una bebida más “común” (y nótese que acá lo entrecomillamos) y con un aire de menor sofisticación que muchos de sus primos etílicos. Sin embargo, con el advenimiento de nuevas e interesantes variantes de esta deliciosa bebida a base de malta y lúpulo, así como la creciente cultura cervecera independiente -y por ende con mayores contribuciones a la cultura gastronómica- en varias partes del mundo (México no es la excepción), ya se comienza a hablar de guías de maridaje entre la cerveza y diferentes tipos de comida. Ojo, no es que nunca hayan existido guías de maridaje en torno a la cerveza, es sólo que hasta ahora se comienzan a ver más.

Como todo tema de maridaje, siempre habrá ciertos puntos en los cuales no haya un criterio totalmente establecido, porque acá, como casi todo en la vida, entran los gustos de cada quien. Sin embargo, hay ciertas guías de origen químico (por la composición de los sabores de ciertos alimentos, no porque estos sean de origen artificial), que nos permiten definir ciertos puntos de encuentro entre estilos de cerveza y tipos de comida.

La comida mexicana va bien con cervezas ligeras en sabor y cuerpo

Entre estos podemos destacar, de manera general,  que la cerveza se lleva excelente con los tonos ácidos de ciertos ingredientes, como por ejemplo aquellos platillos que contienen encurtidos, salsas picantes (o chiles dentro de sus guisos), tomates verdes y rojos, ya que estos contienen un buen nivel de acidez, vinagretas (por ello muchas ensaladas se complementan a la perfección con una chelita), e incluso platillos que en sus condimentos “laterales” (no parte de la preparación del mismo plato) lleven buenas dosis de mostazas, “relish” y ketchup.  En este tema de la acidez en la comida, la cerveza es la ideal compañera, ya que otras bebidas alcohólicas no la llevan bien con estos tonos, ¿se imaginan acompañar un buen chicharrón en salsa verde o un queso en salsa de chiles de árbol y morita con un Cabernet Sauvignon?  Nosotros tampoco.

¿Qué tal unas costillas a la BBQ con una buena lager?

Otro sabor que va bien con la cerveza es el de origen ahumado, como por ejemplo muchas de las variantes de salchichas y costillas de cerdo ahumadas, esto debido a que la cerveza hace un contrapunto en el sabor “duro” de estos platillos expuestos al humo de diferentes leñas como ingrediente esencial en su preparación.

¿Pero qué hay de los platillos con alta concentraciones de grasa animal y vegetal? Se han puesto a pensar el porqué la cerveza se lleva tan bien con los embutidos, la carne de cerdo, los cortes tipo rib eye, arrachera, etc.,  las papas fritas (y tantas otras botanas de ese tipo)? De hecho, esta es una de las razones del porque los quesos con alta concentración grasa, son los que mejor se llevan con la cerveza.
Bueno, pues acá hay estudiosos del tema gastronómico que en sus teorías acerca de este punto, le confieren a la cerveza una ventaja sobre otro tipo de bebidas; al comer platillos con altas concentraciones grasas (¡colesterol, ahí te hablan!), las papilas gustativas -esos pequeños receptores del sentido del gusto que tenemos en la lengua- son virtualmente tapadas por una película grasa (suena peor de lo que es) que nos impide captar los sabores de bebidas más complejas, como por ejemplo ciertos vinos, algo que no sucede con muchas de los tipos de cerveza que consumimos, sobre todo las de sabores ligeros y con bajo grado de IBU´s, las cuales, al contrario, además de refrescar el paladar, digamos que limpian esa película grasa al momento de pasar el trago. No en balde, los estadounidenses le llaman coloquialmente “wash down” al hecho de darle un trago a la bebida para pasar el bocado (nothin’ like a cold beer to wash down those ribs, cowboy!).

Un sándwich de salmón, con una buena Stout

En otras entregas de The Beer Daily les hablaremos con más detalle sobre maridajes específicos según el origen de los platillos (carnes, pescados, vegetales, etc.), pero acá les damos un avance sobre algunos platos y las cervezas que mejor se llevan con éstos, simplificado en dos grandes grupos:

Cervezas Ligeras, de cuerpo suave a medio

  • Platillos con encurtidos, escabeches y vinagres
  • Platos orientales cocinados con salsas de soya y agridulces
  • Comida mexicana (acá chambonamente simplificamos, ya que nuestra cocina es muuuy extensa, prometemos ampliar este tema específico)
  • Platillos con buena contracción de pimienta y ajo.
  • Ensaladas preparadas con vinagretas

Cervezas con cuerpo medio y sabores más robustos

  • Embutidos de cerdo de sabores sólidos
  • Pescados ahumados (arenques, por ejemplo)
  • Platillos a base de vegetales ácidos (espárragos, alcachofas, calabacitas)
  • Carnero guisado o asado
  • Platos a base de curry o especias como gengibre
  • Quesos de sabores intensos

En fin, esta fue una pequeña introducción al tema del maridaje de la cerveza, esperamos muy pronto ampliar este interesante tema, que como ustedes se imaginan, da para muchas páginas. Por lo pronto, hacemos una pausa, destapamos una buena cervecita  y la acompañamos con un buen queso Gouda, a ver si nos va bien con ese maridaje.

¡Salud!
TBD Staff