¡Santa Cheve Alemana, Herr Batman!

Con motivo del  pasado Oktoberfest (sí, ya se que han pasado meses desde esa fecha, pero para en materia cervecera, nunca es tarde), me decidí hablar un poco sobre el país de la bandera roja, amarilla y negra que le ha dado al mundo grandes futbolistas como Beckenbauer y marcas de autos de excelencia como BMW, Mercedes Benz y Audi, además de Claudia Schiffer y otras tantas hermosuras germanas más.

Una antiquísima imagen de la abadía de Weihenstephan, situada en Baviera, cuna de la cultura cervecera alemana.

Y sí, es un estereotipo terrible que los alemanes son los mas grandes bebedores de cerveza (de hecho percápita no lo son, sino sus vecinos los Checos, acá pueden leer un poco de eso). Sin embargo, este país de 80 millones de personas lo hizo hasta hace unos años:  tiene más cervecerías establecidas que los EE.UU., esto por kilómetro cuadrado. También reclaman la creación de la más antigua fábrica de cerveza en la historia de la humanidad. Hablamos de una casa cervecera situada en Baviera, la abadía de Weihenstephan. Este lugar ha sido uno donde se ha elaborado  cerveza desde el año 1040. Si el dato es correcto, eso es cerca de 1000 años de producción continua de cerveza, suficiente tiempo como para perfeccionar este delicioso líquido, ¿no creen?.

Si bien no ha sido una casa religiosa en 200 años la cervecería se encuentra todavía en operación, lo cual me lleva a pensar que sí, en Alemania la cerveza es casi una religión, y por eso disfrutan sus cervezas como toda una experiencia religiosa. Habrá que darnos la vuelta a ese país del viejo continente.

Prost!

Jorge Ávila
The Beer Team

¡Se nos apareció Nosferatu!

La imagen clásica de la película muda de terror, en esta cerveza de Cleveland.

Ahora que está por llegar la temporada del año donde se popularizan aún más las historias de terror por aquello del Halloween, decidimos traerles a TheBeerDaily.com una peculiar cerveza tematizada en torno a una de las figuras más emblemáticas del cine de terror de todos los tiempos, nos referimos a Nosferatu, el vampiro de la película muda del mismo nombre filmada en en 1921 y lanzada en 1922.

Como un poquito de cultura general, este personaje en realidad se llama Conde Orlok, y en lugar de vampiro, los productores de la película le llamaron Nosferatu, esto porque  los creadores del filme no pudieron obtener los derechos para usar los nombres de la la historia original que es  la de Drácula de Bram Stoker, así el famosísimo Drácula se cambió de nombre a Orlok, pfff! que complicados son a veces los cineastas.

Una ale bastante roja, como la sangre que se despacha el buen tío Nosferatu

Pero bueno, dejando a un lado esta silenciosa historia de terror (muy recomendable por cierto), esta cerveza nos la habían nombrado hace algunos meses, así que decidimos investigar un poco más, encontrándonos con que es producida por la cervecería Great Lakes Brewing Co.  de Cleveland Ohio, casa cervecera bastante bien acreditada en esa zona de los Estados Unidos, que fue fundada en 1988. La Nosferatu es una Ale roja de  8% ABV, con buena concentración de lúpulo, con cuerpo medio y amargor típico de las  Ales americanas estilo imperial; el nivel de amargor de esta Nosferatu es de 70 IBU’s.

Esta cheve que sus productores la mercadean bajo el slogan “The Beer with  The Bite” (algo así como la cerveza con buena mordida), es estacional, consiguiéndose en mercados selectos de los Estados Unidos -principalmente en el medio este y este de ese país- solo en los meses de septiembre y octubre, en presentaciones de 4 pack, con botellas de 12 oz. , además de estar presente en bares y pubs, esto en su presentación de barril.

Aprovechando que este monstruo está en plena temporada de apariciones, habrá que buscar algunas de estas cervezas para acompañar los festejos de halloween, a ver si no acabamos como zombies vampirescos después de degustar unas cuantas de estas curiosidades cerveceras de la Great Lakes Brewing Co.

Long live beer!!!
thebeerdaily.com

@thebeerdaily

$36,000 dólares por una lata de cerveza. (Hielera no incluida).

Estas tres latas valen $93,600 dólares. Que bueno que no encontraron el six pack completo.

Este mundo está cada vez más loco, mientras por un lado la crisis económica sigue haciendo de las suyas en muchos países, en otros lugares la gente paga altísimas cantidades de billetes por hacerse de un objeto de colección, ya sea antiguas tarjetas de béisbol con los rostros de Babe Ruth o Jackie Robinson, monedas de hace algunos siglos, obras de arte de grandes maestros como Picasso, Dalí o Van Gogh, vestuarios de legendarias estrellas de Hollywood o latas de cerveza…esperen un momento, ¿dijimos latas de cerveza?

Sí, aunque pudiera sonar extraño, hay estrafalarios coleccionistas que pagan miles de dólares por hacerse de latas, botellas, corcholatas y otro tipo de memorabilia cervecera, como fue el caso hace pocos días en el estado de Pennsylvania, en al casa de Subastas “Morphy Auctions”, donde se subastaron 10 antiguas latas de cerveza en buen estado, con un precio de puja inicial de $10,000 USD por cada una. Algunos de estos viejos empaques por lo que pagaron más,  fueron la lata de la Apache Export Beer LP, cuyo precio final fue de $28,800 USD, cantidad similar por la que también se vendió la lata de la cerveza National Bohemian Bock. 

Pero la que se llevó las palmas fue la lata de la Gibbons Bock LP, cerveza estilo Bock producida hace ya algunos ayeres; por este artículo, el ganador de la subasta desembolsó  la sensible cantidad de $36,000 USD. Si la cantidad no les hace click, para que se den una idea de que tan rentable fue para el dueño de estas latas mantenerlas en buen estado y mandarlas a la subasta, el día de hoy el precio de la libra de oro, es de $28,160 USD, o sea que si tienes en tu poder una libra del metal áureo, tendrías que pedir prestado por ahí para poder pagar por esa lata de Gibbons Bock, por eso les decimos que el mundo está medio de cabeza estos días.
Ojalá y algún día nuestra colección de botellas y latas de cervezas mexicanas desparecidas la podamos mandar a esas subastas, así podríamos mantener vivo por muchos años a TheBeerDaily.com, ¿no?

¡Salud!
TBD Staff

Para los viajeros cerveceros.

Para estar a tono con la actual asamblea de las Naciones Unidas, les traemos en TheBeerDaily una gráfica útil para aquellos amantes de la cerveza que se la pasan viajando por todo el mundo, así no batallarán para pedir una cerveza helada ya sea que estén en Rusia, Lituania, Samoa y otros tantos países. Así, si andan de paso por Ereván, (la capital de Armenia)  y alguien les dice “¿Garejure?” no se asusten, no los están ofendiendo, sino todo lo contrario, les están ofreciendo una cerveza.
Que la disfruten.

Cheers!
TBD Staff

diseño de infografía por el Sr.Smith

Es fin de semana ya…¡a destapar sus cervezas!

Brindemos por Monterrey, ¡con una cerveza Monterrey!

El estilo gráfico de la etiqueta de Cerveza Monterrey, muy del estilo de los 30´s

Aunque que muy pocos la recuerden, la industriosa y pujante ciudad de Monterrey, -fundada por Don Diego de Montemayor hace 419 años- tuvo una cerveza bautizada en su honor, y por ello en TheBeerDaily.com decidimos dedicarle este post a una extinta cerveza que lleva el nombre de la capital del estado de Nuevo León, sí, hablamos de la “Cerveza Monterrey”.

Una botella de Cerveza Monterrey, aún sin abrir, parte de nuestra colección.

Esta cerveza de la cual hoy en día se sabe muy poco -y muy poca gente sabe que siquiera existió-, fue producida por Cervecería Cuauhtémoc (mucho antes de que adquiriera a Cervecería Moctezuma), y según nos cuentan, se lanzó por ahí de los años 30’s, formando parte del portafolio de esta cervecera junto con sus hermanas Carta Blanca, Bohemia  e Indio (originalmente llamada “Cuauhtémoc”). Esta “Monterrey” era una cerveza estilo lager con cuerpo muy similar a la de la Carta Blanca de aquel entonces, y se caracterizaba por su etiqueta blanca con la imagen del Emperador Azteca Cuauhtémoc así como su nombre en letras mayúsculas, en rojo y dorado, los colores típicos de las marcas insignia de Cervecería Cuauhtémoc en aquellos años donde la vida era más relajada.

La sencilla corcholata de Cerveza Monterrey

La cerveza Monterrey duró varias décadas a la venta (por ahí en la red se pueden encontrar anuncios y etiquetas de los 50’s y 60’s), pero al parecer para la década de los setentas, desapareció de los anaqueles sin dejar mucho rastro de su existencia, quizás como parte de la reorganización del portafolio de marcas de esta empresa que nació en 1890 de la visión de los empresarios Don Isaac Garza, José Calderón, José A. Muguerza, Francisco G. Sada, y Joseph M. Schnaider.

Esta botella cerrada de Cerveza Monterrey que tenemos en TheBeerDaily, data de la segunda mitad de la década de los sesentas y aunque su etiqueta ya muestra señales del inexorable paso del tiempo (lo blanco de la etiqueta se ha convertido en un amarillo tímido)  aún está bien conservada, y es una de las rarezas de nuestra colección de botellas y latas de cervezas mexicanas del pasado.

En fin, ojalá y algún día veamos el renacimiento de la cerveza que llevó el nombre de la ciudad donde nació Cervecería Cuauhtémoc, sin duda muchos Regiomontanos la tendrían en sus hieleras y refrigeradores.

¡Salud por los Regiomontanos!

TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Desnuda

Nah, no es una chica, lo siento, caballeros, se trata de la cerveza “Naked” diseñada por  Timur Salikhov de San Petesburgo, Rusia, la idea del creador fue: ¿Para qué esconder la belleza de la cerveza? si con sólo verla se te puede antojar, ahora, pueden negarme esto?

Me gustaría ver estas latas en el área de cervezas en mi super favorito, al hacer mis compras para los miércoles de St.Pauli.

En lo personal, creo que es un diseño muy bien logrado, sin tantos rodeos. Una lata muy bien lograda, que más me queda que decirles, que:

¡Salud!

Isaac Navejas

Con el chile adentro…

Una Chili Beer entre una cama de Serranos, esperando ser destapada.

Aunque suene bastante alburero el título de este artículo, la verdad es que es totalmente descriptivo si hablamos de la Chili Beer, cerveza que como su nombre lo indica, usa chile en su preparación.
Y cuando hablamos que trae chile, no nos referimos a que el líquido traiga alguna esencia de esta picosa variedad de verdura, sino que literalmente trae un chile serrano flotando en la cerveza. Sí, así como lo leen, por ello decimos que el título de este post no es de doble sentido (bueno, sí, pero nada más un poquito).

Esta cerveza que se produce en Tecate Baja California por “Cervecería Mexicana”, fue originalmente concebida en los Estados Unidos; de hecho su nombre oficial es Cave Creek Chili Beer, ya que fue producida de 1990 a 2008 en el estado de Arizona. Al cerrar operaciones esta cervecería, la marca y fórmula pasó a manos de la firma mexicana, quien es ahora el encargado de su producción y comercialización.

El chile serrano flotando dentro de la botella de Chili Beer

La cerveza en si, es una lager adjunta, con muy poco que ofrecer en su sabor y textura, (de hecho es hasta un poco desagradable su sabor) así que los amantes de las buenas cervezas la pueden dejar pasar. Esta Chili Beer es mas bien lo que acá llamamos “Novelty Beer” o “Cerveza de Souvenir”, por la imagen tan peculiar del chile serrano flotando dentro de la botella. Vaya, esta es uno de esos productos que los que andamos en esto de la cultura cervecera debemos de comprar, para que luego no nos cuenten, pero de ahí a que vayamos a ofrecer estas cervezas a gran escala en una reunión, hay una gran distancia.

Como sea, si se consideran fanáticos a las curiosidades cerveceras, compren esta Chili Beer, y denle “check” a su lista. La pueden encontrar en tiendas especializadas en cervezas importadas y artesanales.

¡Salud!
TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

¿Te gusta la cerveza de barril y eres innovador? Esta noticia de Heineken es para ti

Después de su exitoso lanzamiento en julio pasado,  la “HEINEKEN Ideas Brewery” , rama de la famosa cervecera holandesa, que se dedica a la innovación cervecera, continúa inspirando a mentes creativas de varios continentes para su Open Innovation Challenge: “Reinventando la experiencia de la cerveza de barril”.

La cerveza ha existido desde hace miles de años, y mediante estudios llevados a cabo por esta firma holandesa, se ha confirmado un incremento en el gusto por la cerveza de barril en todo el mundo. Ante ello Heineken ha visto grandes l posibilidades de inspirarse en los avances tecnológicos y el desarrollo de las industrias del entretenimiento y los juegos para crear una nueva e interesante era en el tema de la cerveza de barril.

La primera ola de inspiración de este Challenge se presentó hace unos meses de la mano de los comediantes Adam Fields y Samba Schutte quienes con su propio estilo, compartieron sus propias ideas para el reto, creando una premisa de buscar soluciones “fuera de la caja” para “reinventar la experiencia de cerveza de barril”. Otra fuente de inspiración de este Challenge es una serie de editoriales sobre PSFK, una comunidad global de Trendwatching, con brillantes mentes creativas que están re-imaginando el mundo que les rodea, ésto en muchas áreas, incluyendo por supuesto, la cultura cervecera. Acá puedes ver algunas entrevistas en el sitio web PSFK: http://www.psfk.com/tag/heineken-reimagine-series

La imagen del Heineken Ideas Brewery

Para la segunda ola de inspiración, Heineken ha lanzado  nuevo material inspirado por este par de comediantes (Fields y Schutte), escrito especialmente para el Challenge. Este contiene peculiares ideas de estos  cómicos sobre cómo reinventar la experiencia de cerveza de barril. Acá puedes ver algunas de estas “ideas”: www.youtube.com / heinekeninnovation.

El HEINEKEN Draught Beer Challenge va del 31 de julio al 28 de septiembre de este año, dónde fanáticos de la cerveza -como muchos de ustedes que están leyendo este artículo en TheBeerDaily.com- pueden participar. Para tener la oportunidad de ser parte de este programa de dos días el cual es dirigido por maestros cerveceros y expertos del tema en Amsterdam (sede de las oficinas centrales de Heineken) , así como de ganar $10.000  dólares en premios, visita el sitio web de HEINEKEN Ideas Brewery y comparte  tus ideas sobre este tema, quien quita y le das al mundo una nueva manera de disfrutar la cerveza de barril, además de ganarte unos buenos dolaritos; esta es la dirección: www.ideasbrewery.com.

Este Challenge patrocinado por Heineken está abierto a los residentes de los siguientes países: Austria, Brasil, Canadá (excepto las provincias de Quebec y Yukón), China, República Checa, Alemania, India, Israel, Italia, Japón, Holanda, México (con sus 32 estados), España, Reino Unido y EE.UU. (excluyendo los residentes del estado de California).

Los ganadores se darán a conocer en noviembre, vía la misma web del Heineken Ideas Brewery.

Si eres innovador y te gusta la cerveza de barril, entonces este Challenge es para ti…¡Mucha suerte!

¡Salud!
TBD Staff

Free Beer!!!

Free Beer, en el concepto de libertad, no de cerveza gratis… desgraciadamente.

En estos tiempos, donde todo es internet, capitalismo, globalización y donde las fronteras culturales y del lenguaje parecen haber desaparecido, estamos a acostumbrados a ver, escuchar y conocer más sobre todos los temas que nos interesan, compartirlos y a veces hasta tomarlos por las buenas (o por las malas), como una buena película, un disco que nos trae recuerdos pero que ya no lo encontramos (por desgracia todos lo hacemos, no digan que no) o algún ‘diseñito padre’, para hacer las invitaciones para una fiesta, mandarle un dibujito a la novia o hasta para colgarlo por ahi en la casa.

Bajo esta búsqueda de reglamentaciones tan universales y casi imposibles de catalogar, por las casi nulas barreras del internet, surgió Creative Commons (CC), una corporación internacional sin fines de lucro, orientada a darle al autor el poder de decidir los límites de uso y explotación de su trabajo en Internet. Ahora sí que uno da permiso de hasta donde se puede usar su chamba, sin que afecte nuestros propios intereses.

No es tan complicado como suena, pero llegando a este renglón se preguntarán muchos de ustedes ‘Y porqué diantres el Playmo está hablando de tanta cosa legal y no de chelas’; ¡Oh, ps’ pérense!, porque resulta que en Copenhagen, allá en las europas del 2004, un colectivo de artistas visuales llamado Superflex, tuvo la maravillosa idea de hacer una receta de cerveza, publicarla bajo el manifiesto de CC y, entre otras razones, romper más fronteras industriales, políticas y sociológicas, ofreciendo al mundo la ahora popular mezcla llamada Free Beer, que es un juego de palabras en inglés que bien podría significar Cerveza Gratis, pero que en realidad se refiere a la libertad del término, es decir, Cerveza Libre.

Originalmente llamada Vores Øl (Nuestra Cerveza, en danés), ha sido una mezcla básica y tradicional cervecera con un ingrediente especial, ¡Guaraná!, que logra catalogar a esta cerveza como cerveza energetizante, quesque pa’ activarnos…

Free Beer hecha en Sapporo, Japón.

El punto es, que ellos mismos regalan etiquetas (bueno, el diseño) y la receta original en su página web para que todos podamos hacer nuestra propia Free Beer, bajo la licencia respectiva de CC, dentro de la cual se manifiesta el hecho de que todo aquel que haga uso de esta receta básica tiene que poner la etiqueta de Free Beer y publicar de alguna u otra manera la receta, ya sea fiel a la de Superflex o con alguna modificación, así esta cerveza se va extendiendo a lo largo y ancho del mundo, donde tal vez en Alemania le pondrían algunos ingredientes para preparar pretzels y aquí en México, probablemente, chile o xocolatl.

Munny.

Eso es lo que hace libre a esta cerveza, porque da la libertad de hacer lo que nos venga en gana, siempre respetando la parte básica, como los Munnies y Dunnies de Kid Robot, esos juguetes que se pueden personalizar o que ya vienen diseñados por otros artistas, nada más que esto pues, te pone más alegre, con los con los que empieza la receta básica.

Esta es la Cerveza Libre, logrando lo que ninguna otra bebida o brebaje ha hecho en la historia, generar un movimiento internacional involucrando a cientos o miles de personas con un mismo fin, disfrutar la cerveza.

Visiten su página lml, ahi podrán encontrar recetas destacadas, elegidas por los mismísimos Superflex, fotos que les envían las personas al rededor del mundo que ya han hecho sus mezclas e información más detallada del proyecto.

Ya si alguno de ustedes se anima a hacer la receta, a modo de agradecimiento, mándenles una fotillo de su obra para colaborar con el proyecto y, si no es mucha molestia, regálenme una para probarla.

Free Beer hecha en Münster, Alemania; creación de una tal Katharina.

Free Beer BBQ de Los Angeles, California.

¡Salud!

 – Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos