¡Santa Cheve Alemana, Herr Batman!

Con motivo del  pasado Oktoberfest (sí, ya se que han pasado meses desde esa fecha, pero para en materia cervecera, nunca es tarde), me decidí hablar un poco sobre el país de la bandera roja, amarilla y negra que le ha dado al mundo grandes futbolistas como Beckenbauer y marcas de autos de excelencia como BMW, Mercedes Benz y Audi, además de Claudia Schiffer y otras tantas hermosuras germanas más.

Una antiquísima imagen de la abadía de Weihenstephan, situada en Baviera, cuna de la cultura cervecera alemana.

Y sí, es un estereotipo terrible que los alemanes son los mas grandes bebedores de cerveza (de hecho percápita no lo son, sino sus vecinos los Checos, acá pueden leer un poco de eso). Sin embargo, este país de 80 millones de personas lo hizo hasta hace unos años:  tiene más cervecerías establecidas que los EE.UU., esto por kilómetro cuadrado. También reclaman la creación de la más antigua fábrica de cerveza en la historia de la humanidad. Hablamos de una casa cervecera situada en Baviera, la abadía de Weihenstephan. Este lugar ha sido uno donde se ha elaborado  cerveza desde el año 1040. Si el dato es correcto, eso es cerca de 1000 años de producción continua de cerveza, suficiente tiempo como para perfeccionar este delicioso líquido, ¿no creen?.

Si bien no ha sido una casa religiosa en 200 años la cervecería se encuentra todavía en operación, lo cual me lleva a pensar que sí, en Alemania la cerveza es casi una religión, y por eso disfrutan sus cervezas como toda una experiencia religiosa. Habrá que darnos la vuelta a ese país del viejo continente.

Prost!

Jorge Ávila
The Beer Team

¡Se nos apareció Nosferatu!

La imagen clásica de la película muda de terror, en esta cerveza de Cleveland.

Ahora que está por llegar la temporada del año donde se popularizan aún más las historias de terror por aquello del Halloween, decidimos traerles a TheBeerDaily.com una peculiar cerveza tematizada en torno a una de las figuras más emblemáticas del cine de terror de todos los tiempos, nos referimos a Nosferatu, el vampiro de la película muda del mismo nombre filmada en en 1921 y lanzada en 1922.

Como un poquito de cultura general, este personaje en realidad se llama Conde Orlok, y en lugar de vampiro, los productores de la película le llamaron Nosferatu, esto porque  los creadores del filme no pudieron obtener los derechos para usar los nombres de la la historia original que es  la de Drácula de Bram Stoker, así el famosísimo Drácula se cambió de nombre a Orlok, pfff! que complicados son a veces los cineastas.

Una ale bastante roja, como la sangre que se despacha el buen tío Nosferatu

Pero bueno, dejando a un lado esta silenciosa historia de terror (muy recomendable por cierto), esta cerveza nos la habían nombrado hace algunos meses, así que decidimos investigar un poco más, encontrándonos con que es producida por la cervecería Great Lakes Brewing Co.  de Cleveland Ohio, casa cervecera bastante bien acreditada en esa zona de los Estados Unidos, que fue fundada en 1988. La Nosferatu es una Ale roja de  8% ABV, con buena concentración de lúpulo, con cuerpo medio y amargor típico de las  Ales americanas estilo imperial; el nivel de amargor de esta Nosferatu es de 70 IBU’s.

Esta cheve que sus productores la mercadean bajo el slogan “The Beer with  The Bite” (algo así como la cerveza con buena mordida), es estacional, consiguiéndose en mercados selectos de los Estados Unidos -principalmente en el medio este y este de ese país- solo en los meses de septiembre y octubre, en presentaciones de 4 pack, con botellas de 12 oz. , además de estar presente en bares y pubs, esto en su presentación de barril.

Aprovechando que este monstruo está en plena temporada de apariciones, habrá que buscar algunas de estas cervezas para acompañar los festejos de halloween, a ver si no acabamos como zombies vampirescos después de degustar unas cuantas de estas curiosidades cerveceras de la Great Lakes Brewing Co.

Long live beer!!!
thebeerdaily.com

@thebeerdaily

$36,000 dólares por una lata de cerveza. (Hielera no incluida).

Estas tres latas valen $93,600 dólares. Que bueno que no encontraron el six pack completo.

Este mundo está cada vez más loco, mientras por un lado la crisis económica sigue haciendo de las suyas en muchos países, en otros lugares la gente paga altísimas cantidades de billetes por hacerse de un objeto de colección, ya sea antiguas tarjetas de béisbol con los rostros de Babe Ruth o Jackie Robinson, monedas de hace algunos siglos, obras de arte de grandes maestros como Picasso, Dalí o Van Gogh, vestuarios de legendarias estrellas de Hollywood o latas de cerveza…esperen un momento, ¿dijimos latas de cerveza?

Sí, aunque pudiera sonar extraño, hay estrafalarios coleccionistas que pagan miles de dólares por hacerse de latas, botellas, corcholatas y otro tipo de memorabilia cervecera, como fue el caso hace pocos días en el estado de Pennsylvania, en al casa de Subastas “Morphy Auctions”, donde se subastaron 10 antiguas latas de cerveza en buen estado, con un precio de puja inicial de $10,000 USD por cada una. Algunos de estos viejos empaques por lo que pagaron más,  fueron la lata de la Apache Export Beer LP, cuyo precio final fue de $28,800 USD, cantidad similar por la que también se vendió la lata de la cerveza National Bohemian Bock. 

Pero la que se llevó las palmas fue la lata de la Gibbons Bock LP, cerveza estilo Bock producida hace ya algunos ayeres; por este artículo, el ganador de la subasta desembolsó  la sensible cantidad de $36,000 USD. Si la cantidad no les hace click, para que se den una idea de que tan rentable fue para el dueño de estas latas mantenerlas en buen estado y mandarlas a la subasta, el día de hoy el precio de la libra de oro, es de $28,160 USD, o sea que si tienes en tu poder una libra del metal áureo, tendrías que pedir prestado por ahí para poder pagar por esa lata de Gibbons Bock, por eso les decimos que el mundo está medio de cabeza estos días.
Ojalá y algún día nuestra colección de botellas y latas de cervezas mexicanas desparecidas la podamos mandar a esas subastas, así podríamos mantener vivo por muchos años a TheBeerDaily.com, ¿no?

¡Salud!
TBD Staff

Para los viajeros cerveceros.

Para estar a tono con la actual asamblea de las Naciones Unidas, les traemos en TheBeerDaily una gráfica útil para aquellos amantes de la cerveza que se la pasan viajando por todo el mundo, así no batallarán para pedir una cerveza helada ya sea que estén en Rusia, Lituania, Samoa y otros tantos países. Así, si andan de paso por Ereván, (la capital de Armenia)  y alguien les dice “¿Garejure?” no se asusten, no los están ofendiendo, sino todo lo contrario, les están ofreciendo una cerveza.
Que la disfruten.

Cheers!
TBD Staff

diseño de infografía por el Sr.Smith

Es fin de semana ya…¡a destapar sus cervezas!

Brindemos por Monterrey, ¡con una cerveza Monterrey!

El estilo gráfico de la etiqueta de Cerveza Monterrey, muy del estilo de los 30´s

Aunque que muy pocos la recuerden, la industriosa y pujante ciudad de Monterrey, -fundada por Don Diego de Montemayor hace 419 años- tuvo una cerveza bautizada en su honor, y por ello en TheBeerDaily.com decidimos dedicarle este post a una extinta cerveza que lleva el nombre de la capital del estado de Nuevo León, sí, hablamos de la “Cerveza Monterrey”.

Una botella de Cerveza Monterrey, aún sin abrir, parte de nuestra colección.

Esta cerveza de la cual hoy en día se sabe muy poco -y muy poca gente sabe que siquiera existió-, fue producida por Cervecería Cuauhtémoc (mucho antes de que adquiriera a Cervecería Moctezuma), y según nos cuentan, se lanzó por ahí de los años 30’s, formando parte del portafolio de esta cervecera junto con sus hermanas Carta Blanca, Bohemia  e Indio (originalmente llamada “Cuauhtémoc”). Esta “Monterrey” era una cerveza estilo lager con cuerpo muy similar a la de la Carta Blanca de aquel entonces, y se caracterizaba por su etiqueta blanca con la imagen del Emperador Azteca Cuauhtémoc así como su nombre en letras mayúsculas, en rojo y dorado, los colores típicos de las marcas insignia de Cervecería Cuauhtémoc en aquellos años donde la vida era más relajada.

La sencilla corcholata de Cerveza Monterrey

La cerveza Monterrey duró varias décadas a la venta (por ahí en la red se pueden encontrar anuncios y etiquetas de los 50’s y 60’s), pero al parecer para la década de los setentas, desapareció de los anaqueles sin dejar mucho rastro de su existencia, quizás como parte de la reorganización del portafolio de marcas de esta empresa que nació en 1890 de la visión de los empresarios Don Isaac Garza, José Calderón, José A. Muguerza, Francisco G. Sada, y Joseph M. Schnaider.

Esta botella cerrada de Cerveza Monterrey que tenemos en TheBeerDaily, data de la segunda mitad de la década de los sesentas y aunque su etiqueta ya muestra señales del inexorable paso del tiempo (lo blanco de la etiqueta se ha convertido en un amarillo tímido)  aún está bien conservada, y es una de las rarezas de nuestra colección de botellas y latas de cervezas mexicanas del pasado.

En fin, ojalá y algún día veamos el renacimiento de la cerveza que llevó el nombre de la ciudad donde nació Cervecería Cuauhtémoc, sin duda muchos Regiomontanos la tendrían en sus hieleras y refrigeradores.

¡Salud por los Regiomontanos!

TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Desnuda

Nah, no es una chica, lo siento, caballeros, se trata de la cerveza “Naked” diseñada por  Timur Salikhov de San Petesburgo, Rusia, la idea del creador fue: ¿Para qué esconder la belleza de la cerveza? si con sólo verla se te puede antojar, ahora, pueden negarme esto?

Me gustaría ver estas latas en el área de cervezas en mi super favorito, al hacer mis compras para los miércoles de St.Pauli.

En lo personal, creo que es un diseño muy bien logrado, sin tantos rodeos. Una lata muy bien lograda, que más me queda que decirles, que:

¡Salud!

Isaac Navejas