¡Santa Cheve Alemana, Herr Batman!

Con motivo del  pasado Oktoberfest (sí, ya se que han pasado meses desde esa fecha, pero para en materia cervecera, nunca es tarde), me decidí hablar un poco sobre el país de la bandera roja, amarilla y negra que le ha dado al mundo grandes futbolistas como Beckenbauer y marcas de autos de excelencia como BMW, Mercedes Benz y Audi, además de Claudia Schiffer y otras tantas hermosuras germanas más.

Una antiquísima imagen de la abadía de Weihenstephan, situada en Baviera, cuna de la cultura cervecera alemana.

Y sí, es un estereotipo terrible que los alemanes son los mas grandes bebedores de cerveza (de hecho percápita no lo son, sino sus vecinos los Checos, acá pueden leer un poco de eso). Sin embargo, este país de 80 millones de personas lo hizo hasta hace unos años:  tiene más cervecerías establecidas que los EE.UU., esto por kilómetro cuadrado. También reclaman la creación de la más antigua fábrica de cerveza en la historia de la humanidad. Hablamos de una casa cervecera situada en Baviera, la abadía de Weihenstephan. Este lugar ha sido uno donde se ha elaborado  cerveza desde el año 1040. Si el dato es correcto, eso es cerca de 1000 años de producción continua de cerveza, suficiente tiempo como para perfeccionar este delicioso líquido, ¿no creen?.

Si bien no ha sido una casa religiosa en 200 años la cervecería se encuentra todavía en operación, lo cual me lleva a pensar que sí, en Alemania la cerveza es casi una religión, y por eso disfrutan sus cervezas como toda una experiencia religiosa. Habrá que darnos la vuelta a ese país del viejo continente.

Prost!

Jorge Ávila
The Beer Team