Es otoño, hay calabaza en tu cerveza

Hace unas semanas llegó oficialmente el otoño boreal, lo que significa que los árboles comienzan a tirar sus hojas, las temperaturas se hacen más frescas, los días más cortos…y en algunas cervezas aparece la calabaza como ingrediente. Sí, llegó la época donde esta fruta con alta cantidad de vitamina “A” se hace presente también en la cultura cervecera.

Ya en otro post de este blog les habíamos hablado de FatJack, un producto de Samuel Adams lanzado este año, ¿pero sabían que hay en los Estados Unidos muchas más marcas que manejan este concepto de cerveza con calabaza y especias?
Las cervezas de calabaza son en realidad cervezas ale, en las cuales algunos maestros cerveceros le añaden a la mezcla,  calabaza cortada a mano, mientras que otros utilizan el puré de calabaza o simplemente una esencia de ésta. Estas cervezas estacionales también tienden a ser condimentadas con especias que se usan en el pay de calabaza como jengibre molido, nuez moscada, clavo de olor, canela y pimienta de Jamaica. Estas ales otoñales por lo general son suaves, con muy poco nivel de amargura, esto debido a su gran contenido de malta. Por ello, no a todos los amantes de la cerveza les gustan, pero lo que es cierto es que año tras año, la categoría de ales de calabaza sigue creciendo.

Hoy les presentamos tres de estas marcas que se encuentran disponibles esta época del año:

De la casa cervecera Hangar 24

Hangar 24 Pumpkin Gordgeous Pumpkin Porter
Esta cerveza californiana usa la mezcla tradicional de chocolate clásico y malta tostada que se encuentra en las Porters, pero combinada con la calabaza, canela y pimienta de Jamaica, creando un sabor suave, pero con fuerte contenido alcohólico (8.5%). Imagínate  en un pay de calabaza mezclado con una buena porter, bueno, ese es más o menos el resultado de esta cerveza.

No, no tiene nada que ver Billy Corgan aquí

Shipyard Smashed Pumpkin Ale
Esta cerveza originaria del norteño  estado de Maine que vuelve a la carga un año más com parte de su Pugsley’s Signature Series, es una clásica cerveza de calabaza. Al servirla, se aprecia un rico color ámbar, al igual que las calabazas que componen el cuerpo de su sabor. De un sabor ligeramente amargo, esta cerveza de destinta de otras de su categoría, por no portar la bandera de la extrema dulzura, normalmente presente en las ales de calabaza. Aunque es bastante fuerte su contenido de alcohol (9%), los maestros cerveceros de la Smashed Pumpkin Ale trabajaron bien su fórmula, “escondiendo” este detalle con un buen balance en sabor.

Maple, calabaza, otoño…¡y un 10% de alcohol!

The Bruery Autumn Maple Ale
Esta cerveza es de mucho carácter, ya que adicionalmente a usar trozos de calabaza madura en su receta,  incluye canela, vainilla y jarabe de maple (de ahí su nombre) además de un toque de camote,  que resulta en un complejo pero bastante disfrutable sabor otoñal.
Pero que este detalle no los engañe, esta Autumn Maple Ale, tiene un 10% de ABV, ideal para calentar las frescas noches otoñales que están llegando, así que aunque parezca inofensiva, esta Ale de calabaza puede ponerlos a tono bastante rápido si no se consume paso a paso.

¿Y ustedes, cuáles Ales de calabaza han probado? Compártanos sus experiencias en la sección de comentarios de este post.

@thebeerdaily

Baltika 3, la rubia de San Petersburgo

La imagen de la Báltika 3, también conocida como “классическoe” con su escritura totalmente en alfabeto cirílico.

Aunque no se habla mucho de Rusia en temas cerveceros -el mercado formal de cerveza en este lugar realmente despegó después de la extinción de la Unión Soviética en 1990- en esta ocasión les presentamos una cerveza de marca rusa que ha ido rápidamente ganando adeptos en toda Europa, se trata de la “Báltika” , concretamente su producto simplemente llamado “3”.

La particularidad de esta marca rusa asentada en San Petersburgo ( llamada Leningrado durante la época Soviética) es que sus productos son diferenciados por mero número, en lugar de llevar un nombre específico. Así, existen productos de esta cervecería que van desde la Báltika 0, que es una cerveza sin alcohol, hasta la Báltika 20 que es una cerveza con 5.4% de ABV; cabe aclarar que aunque la idea general es que a mayor número identificador del producto es más fuerte la cerveza, esto no es así, ya que por ejemplo la Báltika 9 es una cerveza con más porcentaje de alcohol que la 20.

Un dorado bastante antojable de esta Báltika 3

Esta ocasión nos tocó probar la Báltika 3 (conocida en Rusia como классическoe que significa “Clásica”) la cual es una ligerita lager de 4.8% ABV, de color dorado no muy intenso, la cual conseguimos en su presentación de 500ml.  Al destapar la botella y dejarla respirar un momento no percibimos mucho aroma, situación que siguió igual al servirla en un vaso pilsner, si acaso un poco de toques cítricos por ahí;  lo que sí nos resultó muy atractivo fue el color dorado suave de esta rusa, luce bastante antojable, sobre todo si uno anda buscando una cerveza refrescante. En el tema de espuma, esta 3 generó una cantidad decente en el vaso, aunque se disipó rápidamente dejando pocas trazas de ésta, lo que no nos sorprendió ya que situación constante en cervezas de su estilo, sobre todo con el cuerpo que manejan. El sabor de esta lager rusa es bueno a secas, ligero, sin mucho amargor al pasar el trago, sin embargo con esto no estamos diciendo que sea mala, de hecho esta cerveza tiene buenas características en su sabor que la hacen una de esas bebidas refrescantes para casi cualquier día, sobre todo en aquellos con clima cálido. Vaya, salvo los fanáticos de hueso colorado de  las cervezas de amargor intenso, creemos que a todos les gustará bastante este producto hecho por manos rusas.

Zazdarovje! es lo que se escucha en Rusia cuando brindan con esta cerveza.

Podemos decir que esta Báltika 3 nos sorprendió de manera muy grata, y seguramente la estaremos agregando al listado de cervezas lager que estaremos comprando de ahora en adelante, esperamos que siga siendo distribuida por mucho tiempo por estos lados; si les gustan las cervezas ligeras, refrescantes, tienen que probarla.
La pueden encontrar en tiendas especializadas en cervezas importadas como Lúpulo y The Beer Box.

Zazdarovje!
-Chuck

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Un éxito el evento de maridaje cervecero realizado por CANICERM en el DF

Un éxito el evento de maridaje cerevcero organizado por la CANICERM en el D.F.

La Cámara Nacional de la Industria de la Cerveza y de la Malta (CANICERM) llevó a cabo una comida-maridaje con cerveza y un menú netamente mexicano, a fin de que la prensa mexicana experimentara una nueva experiencia en cuanto al maridaje se refiere.

La reconocida Chef Mónica Beteta guió a los asistentes a este evento de maridaje cervecero

El evento se llevó a cabo este 23 de octubre pasado, en el restaurante La Guadiana de Reforma, al cual se dieron cita medios de comunicación para compartir con los colegas un menú mexicano preparado por la reconocida Chef del lugar, Mónica Beteta, quien al iniciar el evento explicó puntualmente el menú que se serviría, así como las razones para maridar los platillos con 4 tipos de cerveza.

“Muy poca gente sabe que los ingredientes de la cerveza la hacen una bebida ideal para acompañar todo tipo de comida y, en este caso, nuestra intención es invitarlos a experimentar un maridaje con cerveza mexicana, con un menú muy mexicano compuesto de ingredientes que nunca se imaginaron que se llevaran bien con esta bebida”, explicó Mónica.

Suprema de pollo rellena de chicharrón prensado con salsa martajada y una refrescante pilsner

El menú consistió en un aguachile de callo de almeja como entrada, maridado con una golden ale, seguida de enmoladas de plátano macho, rellenas de frijol y queso de cabra servidas con una stout imperial; como tercer tiempo se sirvió una suprema de pollo rellena de chicharrón prensado con salsa martajada de la mano de una pilsner y de postre una sorpresa de plátano con caramelo, helado de vainilla y polvo de cacahuate acompañado con una munich oscura proporcionando una agradable y suave mezcla de dulzura y amargor.

La Chef Beteta explicando a los asistentes los maridajes ideales para cada tipo de cerveza

Por su parte, Mercedes Pérez Reguera, vocera de CANICERM señaló: “Decidimos llevar a cabo este evento porque queremos festejar y compartir con ustedes las grandes virtudes que la cerveza tiene en el maridaje y qué mejor que con la comida mexicana, de ahí el nombre de este evento y la participación de Mónica Beteta, una chef que domina todo lo relacionado con nuestra cocina. Nuestro objetivo principal como industria es fomentar un consumo moderado de nuestro producto en nuestros consumidores, y enfatizar que si se va a consumir cerveza siempre se haga acompañada de algún alimento”.

Al evento asistieron exclusivamente medios de comunicación, quienes pudieron degustar 4 tipos de cerveza con los platillos preparados por la Chef, con quien al final se tomaron la foto para el recuerdo.

Tipos de cerveza utilizados para maridar en el evento

  • Golden Ale. Cerveza clara de alta fermentación
  • Stout imperial. De color obscuro, con sabor a chocolate amargo y café quemado
  • Pilsener. De sabor amargo y ligera consistencia
  • Munich con una mayor concentración de lúpulo y un color que va del marrón al obscuro

 Acerca de CANICERM

  • Se fundó en 1962 y agrupa a productoras de malta y cerveza.
    • Representa el 1.6% del PIB en cuanto a su nivel de producción.
    • Exportaciones anuales de 1,800 millones de dólares al año dirigidas a alrededor de 180 países.
    • México es el 1er. lugar en exportaciones.
    • Su contribución fiscal es el 3.8% de la recaudación total.
    • Genera más de 800 mil empleos indirectos y 70 mil directos.
    • Ocupa el 5º lugar mundial en producción.
    • Inversiones anuales de 500 millones de dólares.
    • Existen en el país cerca de 650 mil comercios donde se vende cerveza.
    • Del total de empleos que genera el sector comercio, se calcula que aproximadamente 520 mil dependen de la cerveza.
    • Adquiere  100% de la producción nacional de cebada maltera.

Para mayores informes sobre la CANICERM, les recomendamos visitar su sitio web: canicerm.org.mx

“Camarada, páseme una Schwarzbier Oaxaqueña”

Inconfundible la imagen de esta Schwarbier de Teufel o Camarada

En estos días de otoño que como que no se deciden a mostrar su clima otoñal, nos tocó ir buscar algunas cervezas que no hayamos probado antes, y dada la temporada nos inclinamos por elegir cervezas oscuras, para lo cual nos dirigimos a la tienda de cervezas Lúpulo para ver que nos sugerían por ahí. Al llegar al lugar  y ver bastantitas opciones, como que nos quisimos ir por las ya conocidas o bien, por las que nos han hablado de ellas, pero ante la insistencia del personal de esa tienda, decidimos comprar algunas etiquetas que para serles sinceros ni siquiera habíamos escuchado  que existían, mucho menos haberlas probado.

Una de estas cervezas que compramos es una cerveza producida en Oaxaca por la casa “Teufel”, firma independiente fundada en el 2011 por un mexicano y una argentina que estudiaron en Alemania el arte de hacer buena cerveza y de hecho así lo hacen saber en su comunicación. Esta casa también conocida anteriormente como “Camarada”-hoy mucha gente los sigue llamando así- produce artesanalmente varias cervezas, siguiendo la ley de pureza Reihnheitsgebot que marca que las cervezas producidas no deben de tener más que 4 ingredientes: agua, lúpulo, levaduras y cebada. Esta ocasión el staff de TheBeerDaily.com nos tocó probar su Schwarzbier, llevándonos muy pero muy grata experiencia.

Impenetrable por la luz, esta lager oscura de Teufel (insistimos, nos gusta más llamarle “Camarada”)

Las Schwarzbier ( “cerveza negra” en alemán) son cervezas lager oscura cuyas característica son sus tonos achocolatados o a café, algo similares a las porters; su color intenso se obtiene de usar maltas oscuras en el proceso. Y vaya que esta cerveza de Teufel o Camarada le hace justicia a lo que una buena lager oscura debe ser, acá los comentarios textuales de varios miembros de nuestro staff:

Sir Playmo: Se me hizo bien chido que a esta cerveza no la atraviesa la luz, es como atole pero más rico ¡haha! La esperaba muy espesa y pesadísima, como si le diera un trago a un champurrado, pero era más aguada, suave al pasar el trago.

Chuck: Al verla vaciada en el tarro, pensé que sería una de esas cervezas pretensiosas , con el perdón de la expresión, pero nah, al primer trago me di cuenta que realmente estos dudes si le ponen cariño a su trabajo, una cerveza muy rica, con tonos a chocolate y café, bien tostados, creo que ideal para acompañar por ahí un queso gouda o bien un buen corte de carne, ¿la volvería a comprar? por supuesto.

Belial: Me sorprendió el sabor, por que no va relacionado con su apariencia ni su olor, se me hizo mucho más ligera que otras de su “variedad”, pero si la bebería, unas tres seguidas.

Sir Playmo: Tiene un sabor rico, cafesoso, como me gustan… te mantiene un dejo ahi en la boca hasta el otro trago. Nomás si me sacó de onda que la botella no trae indicado contenido, ni cuantos grados de alcohol, ni nada… bien braverota ¡haha!. Ta buena y el simio de su etiqueta se me hizo chido.

Belial: Sí, la etiqueta está con huevos, sólo que le falta info para el mercado que busca cervezas diferentes, como los grados de alcohol, tipo de cerveza y eso….

Chuck: coincido, además su etiqueta no indica cuál es en realidad la marca, si es Teufel o Camarada, ya que si viene su página web cervezacamarada.com pero ésta no funciona. Pero fuera de esos pequeños detalles, creo que es un muy buen producto.

En general, acá en TheBeerDaily.com, podemos decir que esta cerveza Oaxaqueña de Teufel (acá nos gusta más la marca “Camarada”) es una de las mejores sorpresas que nos hemos llevado en lo que va del año y no porque no hayamos creído que fuera buena, sino simple y sencillamente porque no la conocíamos, que bueno que le hicimos caso a la sugerencia de la gente de la tienda de cervezas. Si tienen oportunidad, no dejen de probar esta Schwarzbier, les gustará bastante. La pueden encontrar en Lúpulo Cerveza Store así como otras tiendas especializadas en cervezas artesanales.

¿Ya sabes de dónde vienen las IPA’s?

Sin duda, en estos últimos años ha existido en el mundo un creciente interés en el tema cervecero, que queda de manifiesto con la explosión de cervecerías independientes, así como tiendas y publicaciones especializadas en el tema, incluido este humilde blog. Así de pronto aparecieron en muchas personas,  términos y argot que antes solo eran manejados por maestros cerveceros o gente que está cercanamente relacionada con la producción de cerveza en masa. Palabras como porter, weizen, malta, stout, lúpulo, ABV, IBU, kölsch, etc. ahora se escuchan con mayor frecuencia en reuniones donde se toca por casualidad el tema cervecero,  pero a realidad es que muchas veces -como pasa con muchos temas en esta vida- sólo se manejan de manera superficial, sin saber su origen. Así pasa con los tipos de cerveza, siendo las IPA’s una de estas que la gente menciona pero sin saber bien a bien de dónde proviene este tipo de cerveza o el porque de su creación…pues bien, ahora les platicaremos de manera rápida los orígenes de esta deliciosa bebida.

Con los largos viajes de Inglaterra a la India, la cerveza llegaba “azorrillada”

La cerveza que conocemos como India Pale Ale (sí, por eso se llama IPA) es una cerveza de la familia de las Ales que nació en el siglo XIX en Gran Bretaña, no en India como muchos piensan por ahí, ésto debido a su nombre. ¿Pero,  porqué si esta cerveza no se creó en el país de los tigres de Bengala, lleva su nombre? La respuesta rápida es que el incluir el nombre de este país asiático no es por su lugar de origen sino mas bien por su destino.  Resulta que en los años 1,800s, el imperio Británico tenía fuerte presencia militar, política y comercial en la India, y por lo tanto, los nacionales británicos viviendo ahí obviamente necesitaban fuertes cantidades de cerveza para sobrellevar el estar lejos de casa. El problema era que el viaje de las islas británicas a la India llevaba mucho tiempo, por lo cual la cerveza tradicional que se mandaba a Asia llegaba en muy malas condiciones -azorrilada, pues-, esto por los cambios extremos de temperatura que experimentaba la carga de los barcos que hacían esas travesías (obvio que en esa época no existían sistemas de refrigeración).

Mayor concentración de Lúpulo en la IPA

Ante esto, un maestro y empresario cervecero londinense llamado George Hodgson se puso a buscarle solución al problema para que no se le cayera el negocio en India, y llegó a la conclusión de que con una simple  reformulación de la receta típica de las Ales, el problema se acabaría.  Así, Hodgson incrementó el contenido de alcohol y lúpulo en la cerveza, para darle más resistencia a los cambios químicos que experimentaba la bebida en los viajes de meses rumbo al Océano Índico.

El aspecto típico de una IPA, se antoja ¿no?

Y es que la inclusión de mayor alcohol en la fórmula resulta medio obvio, ¿pero para que añadir más cantidad de lúpulo? Simple, este ingrediente es un astringente natural (que le da a la cerveza un sabor seco, amargo), pero también funge como un agente estabilizador contra la oxidación del producto fermentado, de ahí que la cerveza que se mandaba a India con esta reformulación no sufriera tanto los estragos de las pobres condiciones a las que era sometida en su travesía. El resultado fue un tipo de cerveza ale con mayor amargor y contenido alcohólico que el “normal”, pero que resultaba bastante grato al paladar de los bebedores europeos que estaban avecindados en la India, de ahí que a esta mezcla se le conociera como una “Ale pálida de la India”, teniendo también gran aceptación en el Reino Unido y otras partes de Europa.  Con el paso del tiempo, esta situación se volvería a repetir en los envíos británicos a Rusia, usando la misma fórmula de la IPA, pero acá las tres letras cambiarían su significado a “Imperial Pale Ale” , ya que no hacía sentido usar el nombre del país Bengalí en Rusia. Con el paso del tiempo la gente asociaría IPA con su nombre original, como sucede hasta nuestros días.

Al pasar los años  la tecnología de refrigerado llegó, así como el establecimiento de cervecerías locales en la India, lo que aparentaba que este tipo de cerveza se haría obsoleta; sin embargo,  para ese entonces, las IPA’s tenían ya un fuerte mercado tanto en Asia,  Europa y América, esto por su intenso sabor y su kick extra, ante lo cual muchas otras cerveceras comenzaron a incluirla en sus portafolios.

Y aunque en términos de amargor siguen siendo fieles a los principios con los que nacieron, hoy en día el contenido alcohólico de las las IPA’s es mucho más moderado que en los años 1800’s, rara vez sobrepasando el 8% de ABV, de hecho la mayoría de cervezas IPA que nos topamos por ahí fluctúan entre el 5.1 y 7%. En la actualidad la IPA ha sufrido ramificaciones de sus estilo encontrándonos con las Belgian IPA’s, American Style IPA’s, así como las Double IPA’s.

Y para ustedes, ¿cuál es us IPA favorita?

The Beer Daily Dudes

Lúpulo, malta…y QR’s

Aunque los procesos cerveceros son en esencia los mismos que hace cientos de años, el mundo de la cerveza no está ajeno al impacto de la tecnología, ya sea para su producción  o comercialización, y muestra de ello es la adopción de nuevas tecnologías en cuestiones de empaques por casas cerveceras independientes.

Las Berliner Weisse Ale de Crabtree con su QR

Una de estas cervecerías es la Crabtree Brewing Co. de Greeley Colorado,  que cuenta dentro de su portafolio con  la línea Digital Age Series, que es un grupo de cervezas cuyo diseño de etiqueta es un gran código QR (Quick Response). Al leer este código con tu smarthphone, eres dirigido  a un sitio web especialmente diseñado para esta línea, donde Jeff Crabtree, dueño de esta cervecería así como su maestro cervecero, te da las gracias por haber elegido estas cervezas, así como una breve descripción de lo que estás tomando o estás por tomar.

La primer cerveza de la “Digital Age Series” es la Berliner Weisse Ale, la cual es una deliciosa cerveza blanca, la cual se hizo acreedora de la medalla de oro el año pasado en el Great American Beer Festival; a esta cerveza, le seguirán otras variedades dentro de la misma línea digital, las cuales están siendo sugeridas por los fanáticos de Crabtree en su página de Facebook.

QR’s para el mundo cervecero

Y aunque su producto es muy bueno, algunos fanáticos de la cerveza  han expresado su malestar con respecto al diseño de estas etiquetas, ya que según ellos, rompe con el clasicismo de lo que la imagen de una cerveza de clase mundial debe de presentar; “uno espera ver una etiqueta acorde a un  producto que se nota que fue  hecho con dedicación y cuidando los detalles, no un simple y frío códigos de barras” como lo menciona un usuario del Facebook de esta cervecera de Colorado.

¿Y a ustedes qué les parece esta iniciativa digital de Crabtree?

@thebeerdaily

Desarrolla UAM Iztapalapa primera cerveza de maíz en México

Una cerveza que además de refrescar, nutre y cuida de la salud, es la que creó la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa (UAM-I), utilizando el maíz rojo y azul como única materia prima.

A través de un novedoso proceso de malteado de maíz, que requirió más de un año de investigación, se creó esta bebida hecha cien por ciento a base de este grano, señala Ramón Verde Calva, jefe del laboratorio de Enología y Alimentos Fermentados.

Aunque en el mercado existen cervezas que contienen maíz como aditivo, éstas conservan la cebada como base de producción, por lo que la bebida desarrollada por biotecnólogos de la UAM Iztapalapa es la primera de su tipo en México.

Esta cerveza que es de tono rojo, parecido al agua de jamaica, posee un excelente sabor, aroma particular y cuerpo espeso. Además, conserva su gas original, obtenido a través de un proceso de fermentación natural, a diferencia de otras cervezas que son gasificadas.

Lo anterior, agrega el investigador, se logró a través de someter la cerveza de maíz a diversas pruebas en el laboratorio de Evaluación Sensorial de la UAM-I, en el que se analizan los productos utilizando los cinco sentidos: el gusto, el tacto, el olfato, la vista y el oído.

Asimismo, el doctor Verde Calva destaca que el valor agregado que tiene la bebida es contener las antocianinas naturales del maíz, las cuales tienen capacidades antioxidantes, por lo que pueden proteger a los consumidores de los rayos del sol, por ejemplo.

La cerveza creada en la UAM Iztapalapa también posee el sabor amargo característico de estas bebidas, ya que se utiliza lúpulo para otorgárselo, como lo hacen las grandes cerveceras, aunque los científicos también están probando con chile serrano para lograr el amargor.

El especialista de la casa de estudios destaca que la investigación surgió en 2010 por medio de un convenio con el Instituto de Ciencia y Tecnología del Distrito Federal, cuya idea era proporcionar a los productores de maíz de la capital una opción para mejorar su economía y aumentar el valor agregado del grano, “que se utiliza mucho en la elaboración de atoles, tortillas y masas, aunque creemos que se puede producir cerveza sin una inversión inicial muy fuerte y sí una gran ganancia económica”.

De esta forma, la UAM Iztapalapa capacita actualmente a los productores de maíz de la Ciudad de México para la elaboración de esta cerveza de forma artesanal, aunque ya planea para 2013 un diplomado que enseñe a las personas interesadas a producir cerveza en general, no sólo de maíz.

——-

Agradecemos esta Información proporcionada por la Sala de Prensa de la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa. Más información aquí

 

——-