En el día del Pretzel, con ustedes, el Pretzel

Como bien menciona un viejo dicho popular, “Cerveza sin botana, no es cerveza”, y en eso no podemos estar más de acuerdo acá en The Beer Daily, ya que somos fanáticos de la cerveza, pero si está bien acompañada con algo de comer, mucho mejor. Y bueno, en nuestro país el tema de botanas+cerveza es muy extenso, si no, basta darse una vuelta a cualquier cantina o bar en las ciudades mexicanas para ver que al parroquiano nacional le gusta acompañar sabrosamente sus cervezas; de hecho, este tema da para un artículo exclusivo sobre las botanas mexicanas, que prometemos traerles pronto a esta página cervecera.

Pero ahora les queremos platicar un poco más sobre lo que quizás sea la botana más popular en todo el mundo para acompañar la cerveza, nos referimos a los pretzels, ese producto horneado con sal de grano encima que tan bien va con unos tarros y tarros de cerveza helada y que oficialmente celebra su día el 26 de abril de cada año.

La variedad más consumida de Pretzels en América, los estilo galleta salada

Pues bien, el Pretzel nació en Alemania hace ya muchos siglos, y desde sus inicios se le relacionó al consumo de cerveza, costumbre que se exportó del país bávaro al mundo entero, junto con su manera de hacer este líquido que tanto nos gusta. A grandes rasgos, hay dos tipos de pretzels, los suaves estilo pan, -normalmente grandes, del tamaño de una mano-  y los crujientes, estilo galleta, que son los más conocidos y consumidos en los bares, sobre todo en América del Norte y Australia (y con los que una vez estuvo a punto de ahogarse George W. Bush mientras veía un juego de fútbol americano). El nombre de Pretzel es una derivación de la palabra alemana Brezel que a su vez viene del latin “Bracellus” que significa  “pequeño brazo”, esto por la peculiar forma de este bocadillo que asemeja dos brazos cruzados (a nosotros nos parece más un moño o algo por el estilo, pero en fin). De hecho, en la época del Imperio Romano, monjes Benedictinos de Borgoña  los horneaban y daban a los niños como premio  llamándoles brachiola y decían que la figura del pretzel era de los brazos de un niño rezando, en fin, cada quien su historia.

Muy populares en Alemania, los Pretzels suaves de gran tamaño

Lo que si no ha variado mucho desde aquellos años es la manera de elaborar esta salada botana -aunque en los malls estadounidenses ya los venden hasta de chocolate y rellenos de crema pastelera, así son en ese país, a casi todo le ponen azúcar – usando sólo harina de trigo, levadura , leche y un poco de mantequilla. Una vez formados los listones o “brazos” que darán vida al pretzel, estos se remojan en una solución preparada con agua y bicarbonato de sodio para darle la textura ta particular de esta botana. Además, hay algunos lugares que a la receta le añaden un poco de cerveza, normalmente del tipo Ale, para darle un mejor sabor y textura al producto final.

Aunque los principales consumidores del mundo en materia de pretzels son los países europeos con gran influencia germana, además de los Estados Unidos y Canadá, este económico bocadillo cervecero poco a poco ha ido ganando adeptos en otras partes del mundo, incluido México, sobre todo después de la llegada de los Clubs de Precios  (Sam’s, Costco) en la década de los noventa, ya que en estas tiendas casi siempre encuentras bolsas de esta botana a muy bien precio y al tener un sabor seco y salado, se llevan bien con otro tipo de botanas, además de con la cerveza por supuesto, habrá que ir por unos y acompañarlos con algunas buenas cervezas mexicanas.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

Ya Mon! Red Stripe

redstripe_CLJ_2

Si piensas en Jamaica, quizás se te vengan a la mente imágenes de Rastafaris, Reggae, Bob Marley , hermosas playas y buen café, entre otras cosas.  Pero si piensas en cerveza Jamaiquina, de seguro te brincará en tu mente la marca Red Stripe, cerveza clásica de esa colorida isla caribeña. Y si no te brincó, lo más seguro es que no la hayas conocido aún,  pero no worries mon!,  al leer este post ya sabrás que esta cerveza de peculiar envase es también un símbolo de este país que se independizó del Reino Unido en 1962 y que es famoso por sus atletas de pista y campo, sobre todo en pruebas de velocidad, tales como Usain Bolt y Asafa Powell, múltiples medallistas olímpicos.

La clásica botella sin cuello de la jamaiquina Red Stripe

La clásica botella sin cuello de la jamaiquina Red Stripe

Red Stripe es una cerveza lager adjunta de 4.7% ABV que se envasa en Kingston (capital de Jamaica) y que es fácilmente identificable por su clásica botella “chaparrita” de 330ml, la cual resalta bastante en los anaqueles de cerveza, en comparación con las tradicionales botellas de cuello alto. La Red Stripe es una cerveza relativamente joven en comparación con muchas otras marcas del continente americano, ya que comenzó a producirse a partir de 1938 por la cervecería Desnoes and Geddes, permaneciendo como una cerveza meramente local hasta la segunda mitad de la década de los setentas cuando comenzó a exportarse al Reino Unido, para luego incluso producirse en la isla Británica.  Años después, ya en los ochentas, la Red Stripe comenzó a venderse en Estados Unidos dirigida principalmente al mercado de imigrantes jamaiquinos avecindados en ciudades como Miami y New York, y aunque en un principio batalló para brincar a un mercado masivo en ese país, en estos días es una cerveza que se consigue fácil, esto impulsado por la adquisición de la marca Red Stripe por parte de Guinness (y a su vez por Diageo), quien la incluyó en su portafolio de productos en otros países, incluyendo México,es por ello que poco a poco la podemos ver en más tiendas en nuestro país.

Ideal para refrescarse en días de mucho calor, esta Red Stripe

Ideal para refrescarse en días de mucho calor, esta Red Stripe

Por su origen caribeño, la Red Stripe es una cerveza ligera, rica y refrescante, ideal para días soleados y si hay playa mejor; de un color dorado típico de las cervezas de su estilo, esta Jamaiquina generó un nivel  aceptable de espuma cuando la servimos en el tarro helado, dejando pocas trazas de ésta en el mismo. Su aroma es también el que uno espera de estas cervezas, nada sobresaliente, pero agradable al olfato, con algunas notas a malta por ahí. Considerando que es una lager adjunta, la textura, cuerpo y sabor de la Red Stripe son buenos, bastante satisfactorios en comparación con la mayoría de las cervezas de similar clasificación hechas en el continente Americano; con ello no estamos diciendo que esta cerveza tenga un amargor digno de competir con algunas lagers europeas, pero si lo tuyo son cervezas con buena carbonatación, cuerpo ligero -pero no tan aguado como muchas de las macrocervecerías- y buen balance de sabor, prueba esta Red Stripe -bien helada, eso sí-, muy probablemente  cumplirá tus expectativas, sobre todo en días de calor veraniego.

En Monterrey esta jamaiquina la conseguimos en Lúpulo Cerveza Store, y también la hemos visto en otras tiendas especializadas en cervezas importadas y artesanales, tanto en esta norteña ciudad como en otras poblaciones de México, por lo que seguramente no tendrás problemas en conseguirla.

Cheers Mon!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Directa desde Bulgaria, Schweik Cheshko Pivo

schweik_TBD_2

Para ser sinceros, de Bulgaria conocemos muy poco por estos lares, si acaso recordamos algunas de sus selecciones de fútbol, como la del mundial USA 94 (que eliminó a México en tanda de penaltys) lidereada por el gran Hristo Stoichkov y bueno, algunos productos como la leche búlgara, que viene siendo algo así como un Yogurt. Y es que la exportación a este lado del Atlántico, de productos hechos en ese país ex-comunista es poco común, por ello, cuando vimos una cerveza Búlgara en Lúpulo Cerveza Store, no le dudamos en comprarla, mas que nada por novedad, ya que las referencias sobre ésta Pivo era nulas.

schweik_TBD_1

Originaria de Bulgaria, la Schweik, una cerveza lager

Pues bien, la cerveza en cuestión se llama Schweik (Švejk en su idioma original) y su nombre es en honor a un personaje de la novela “el buen soldado Švejk del escritor checo Jaroslav Hasek. Esta cerveza Schweik es una pale lager de baja graduación alcohólica (4.7% ABV), muy del estilo de las eurolager promedio, y que cuando la probamos nosotros, generó buen nivel de espuma en el vaso, dejando bastantitas trazas en éste. El cuerpo de esta cerveza de Bulgaria es muy ligera, más de lo que esperábamos en realidad, ya que la imagen de la botella de esta Schweik nos remite a un producto más “rudo”. En el aspecto de aroma,  esta Schweik desprendió muy poco, notándose si acaso algo de notas a granos; en sabor, esta cerveza Europea cae en el rango de cervezas dulces, donde apreciamos un poco de notas cítricas, pero nada espectacular, con un cierre de amargor muy ligero, incluso para una cerveza de este estilo y origen.

schweik_TBD_3

Originaria de Bulgaria, la Schweik, una cerveza lager

En si, esta Schweik no es mala, pero desde nuestro punto de vista, no es nada que no puedas encontrar en otras cervezas centroeuropeas de estilos similares. Sin embargo, sí podemos decir que esta Búlgara sí es una de esas cervezas que no comprometen a nadie si la ofreces en una reunión casual, ya que le caerá bien a los bebedores de las típicas adjuntas, y creemos que no le harán el feo los “heavy drinkers”, así que si quieres probar algo de lo que producen en Bulgaria, pues dale una oportunidad a esta Schweik Cheshko Pivo. Esta cerveza la encuentras en Lúpulo y otras tiendas de cervezas importadas.

наздраве!!

The Beer Daily Dudes

fotografías:© Carlos Leal Jiménez

..

Se llama “Armas y Aceite” y es una lager para el diario

gunsandoil_tbd_1De nuevo por acá presentándoles otra cerveza nueva que tiene distribución limitada en Estados Unidos, sobre todo en el sur de este país, se trata de la “Maverick Lager”, único producto de la novel marca Guns and Oil, de origen texano pero por ahora producida en Nuevo México (aunque parte de esta se embotella en Texas una vez que el líquido se produce en el estado vecino).

gunsandoil_tbd_3Esta cerveza que según sus productores “busca representar los valores que hacen de los Estados Unidos un país grande” (¡ahí te hablan Trump!) es una lager adjunta de 4.6% ABV que en su fórmula incluye lúpulo de la variedad Magnum, malta caramelo y maíz; de cuerpo muy ligero y alta carbonatación, esta Maverick Lager no ofrece mucho a los bebedores de cerveza que buscan complejidad en sus notas y carácter, sino mas bien es una bebida de esas que los americanos llaman “lawnmower beer”. Y es que al probarla, el amargor es prácticamente nulo y al ser muy carbonatada, esta cerveza de Guns and Oil es algo así como lo que algunos llaman “cervezco“, vaya, no en balde sus productores la definen como “una cerveza para el bebedor de cervezas de las macros pero con mejor calidad y más amigable (en términos de sabores) que la mayoría de las artesanales”.

gunsandoil_tbd_2 gunsandoil_tbd_4En fin, si de pronto andas en los States y traes el mood de una cheve ligera pero no quieres una MBC, esta Maverick Lager de Guns and Oil te puede resultar atractiva, pruébala y decide tú mismo si es buena o mala.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

¡Un brindis por todas las bellas!

intlwomensdayTBD

Hoy brindamos por las bellezas que iluminan este planeta, en  el día internacional de la mujer, aunque para ser sinceros, cada día es día de la mujer.

¡Salud por ellas, hoy y todos los días!
The Beer Daily Dudes

Y ahí vienen los grandes peces…

bigfishcoverTBDNo es secreto que el éxito de las cervezas artesanales en todo el mundo ya no es novedad del día, para ello solo basta con echarle un vistazo a los números de ventas en los principales mercados del planeta para ver el incremento de dos dígitos de éstas, mientras que las cervezas de las macros siguen batallando para detener la tendencia en caída en las preferencias del bebedor joven que ya no responde a los aburridos estímulos mercadológicos de siempre de las transnacionales.

Y como el negocio de cerveza sigue siendo de muchos dígitos y los grandes grupos cerveceros no están dispuestos a dejar que se les vaya de sus cajas registradoras,  y habiendo ya intentado nuevas tácticas de mercadotecnia (sin gran éxito) como renovar la imagen de sus productos, patrocinar eventos con sello “indie” y similares, e incluso lanzar cervezas con una identidad que las haga pasar como artesanales, estas transnacionales están recurriendo a la práctica de salir a tirar cañonazos de billetes a cervecerías independientes para así sumarlas a su portafolio de marcas.

camden_tbd_3

Camden Hells, de Camden Town Brewery, ahora propiedad de AB-InBev

Esto se intensificó en el 2015, con la compra de cervecerías en ambos lados del Atlántico, como por ejemplo la estadounidense Lagunitas por parte de Heineken o la inglesa Camden Town por parte de AB-InBev, un par de casos que levantó mucho polvo y enojo en un sector del gremio de cerveceros artesanales, como fue el caso de los creadores de la cervecería escocesa BrewDog, James Watt  y Martin Dickie, quienes han hecho público su enojo por la decisión de Camden Town de vender a AB-InBev, esto a través de su blog, donde afirman que “las grandes corporaciones cerveceras globales han destruido, bastardeado y comoditizado a la cerveza durante 50 años ahora están adquiriendo cervecerías artesanales, las cuales correrán la misma suerte”, afirmando que “2015 fue un año terrible para el movimiento artesanal”, esto en relación al boom de adquisiciones por parte de los grupos globales.

Sin embargo, ante estas críticas, un vocero de AB-InBev refutó los comentarios de la gente de BrewDog afirmando que “Invertir en compañías como Camden Town es parte de nuestra estrategia global de construcción de un gran portafolio de marcas premium que satisfagan los gustos diversos y cambiantes de nuestros consumidores.” Y bueno, si leemos entre líneas esta declaración de AB, lo que nos dicen es que las transnacionales seguirán este 2016 con la cartera abierta, buscando nuevas adquisiciones (México incluido) ¿quiénes serán las siguientes cervecerías en quitarse el mote de “independiente”? Habrá que estar al pendiente.

¡Salud!
TBD Staff

¿Gustan una Corona? pero no la mexicana sino la rusa

sibirskayacoronaTBD

Una de las cervezas de la marca Sibirskaya Korona, producida en Moscú

Una de las cervezas de la marca Sibirskaya Korona, producida en Moscú

Tooooodo mundo conoce la cerveza Corona, algunos la aman otras no tanto, pero es innegable que su presencia en muchas partes del mundo la hace una cerveza ya legendaria (igual y te tomas una en un bar de Shibuya que en una cantina de San Juan de los Lagos, con una diferencia de precio media regular, eso sí).

Pues bien, la realidad es que hace tiempo nos topamos con otra Corona europea,  y no hablamos acá de un plagio de marca perpetrado en perjuicio de la Cerveza Corona, tal y como el caso de la cerveza China “Celono” (acá pueden leer sobre ese descarado robo de imagen), sino que simplemente en la “Madre Rusia” hay una cerveza que lleva la palabra Corona en su marca, se trata de la Sibirskaya Korona, que literalmente se traduce como Corona Siberiana.

Este producto es una de las bebidas del portafolio de la cervecera rusa Sun InBev, (sí adivinaron, esta cervecera la adquirió AB InBev), y se produce en Moscú desde 1996, siendo en la actualidad una marca de distribución nacional en aquellas tierras ex-Soviéticas, con fuerte participación en el segmento de las cervezas Premium, donde compite no sólo con cervezas de otras partes del mundo sino con bebidas alcohólicas de importación (no sólo de Vodka vive el ruso, dicen).

Acá pueden ver un comercial de esta cerveza rusa

Acá pueden ver un comercial de esta cerveza rusa

En años recientes la marca Sibirskaya Korona experimentó un sostenido crecimiento en el mercado ruso que eventualmente llevó a sus dueños a crear una familia de productos en torno a esta marca considerada cara en ese mercado. Así, conviven en los anaqueles la Sibirskaya Korona Klassicheskoye, que es una lager de 4.5% ABV, la Sibirskaya Korona Originaloye  de 4.7%ABV (la más popular de esta familia), la Sibirskaya Korona Krepkoye Lux de 6.5% ABV y la cerveza de trigo Sibirskaya Korona Beloye, con un contenido alcohólico de 5%, la cual se vende estacionalmente a lo largo y ancho de la Federación Rusa, aunque llueva, truene, relampaguee o hasta caigan meteoritos.

Por este lado del mundo no hemos visto a esta Sibirskaya Korona, pero al ser un producto del AB InBev,  no descartamos verla en meses próximos en tiendas especializadas de cervezas importadas en México, ojalá y podamos probar esta Corona Siberiana pronto.

здоровье!
(“¡Salud!” en ruso)

The Beer Daily Dudes