Boo! La cerveza de Noche de Brujas

Wychwood Brewery, ubicada en las antiguas instalaciones de Eagle Brewery.

Cuenta la leyenda, que desde finales del siglo pasado, la cerveza británica ha sufrido duros golpes provocando que las pequeñas y tradicionales cervecerías cierren sus puertas, mermadas por el inminente arribo de grandes marcas trasnacionales, atentando principalmente a las cervezas Ale, dando paso a galones y galones de cerveza Lager proveniente, incluso, hasta de otras latitudes y dirigida en su mayoría, con publicidad y posicionamiento, a generaciones de jóvenes bebedores.

Sin embargo, gracias a a la demanda de algunos grupos en busca de cerveza de calidad, nuevas pequeñas fábricas surgen para abastecerlos de deliciosa e inigualable Ale, Pale y Porter.

Aguantando los embates de cualquier tipo y situada en la antigua residencia de Eagle Brewery (1811), y fundada por Paddy Glenny en 1983, se mantiene Wychwood Brewery, entre los bosques medievales del centro de Reino Unido, envueltos entre magia y brujería, duendes, hadas y elfos de dicha región.

Wychwood Brewery, la creadora de cervezas místicas empapadas de misterio y leyendas, incluso de historias propias y ‘lo que se dice por ahi’ de cada una de sus mezclas, sobresaliendo de entre todas la famosa Hobgoblin y la King Goblin, producida únicamente en las noches de luna llena para obtener ese misticismo que caracteriza a esta gran casas cervecera, ayudando a renovar la confianza y el ideal británico por mantener los estilos tradicionales y de calidad.

Disfruta cualquiera de los robustos sabores las etiquetas de Wychwood Brewery y, ¿Por qué no? Pide un deseo.

       

– Sir Playmo de Yorkshire

Free Beer!!

Free Beer, en el concepto de libertad, no de cerveza gratis… desgraciadamente.

En estos tiempos, donde todo es internet, capitalismo, globalización y donde las fronteras culturales y del lenguaje parecen haber desaparecido, estamos a acostumbrados a ver, escuchar y conocer más sobre todos los temas que nos interesan, compartirlos y a veces hasta tomarlos por las buenas (o por las malas), como una buena película, un disco que nos trae recuerdos pero que ya no lo encontramos (por desgracia todos lo hacemos, no digan que no) o algún ‘diseñito padre’, para hacer las invitaciones para una fiesta, mandarle un dibujito a la novia o hasta para colgarlo por ahi en la casa.

Bajo esta búsqueda de reglamentaciones tan universales y casi imposibles de catalogar, por las casi nulas barreras del internet, surgió Creative Commons (CC), una corporación internacional sin fines de lucro, orientada a darle al autor el poder de decidir los límites de uso y explotación de su trabajo en Internet. Ahora sí que uno da permiso de hasta donde se puede usar su chamba, sin que afecte nuestros propios intereses.

No es tan complicado como suena, pero llegando a este renglón se preguntarán muchos de ustedes ‘Y porqué diantres el Playmo está hablando de tanta cosa legal y no de chelas’; ¡Oh, ps’ pérense!, porque resulta que en Copenhagen, allá en las europas del 2004, un colectivo de artistas visuales llamado Superflex, tuvo la maravillosa idea de hacer una receta de cerveza, publicarla bajo el manifiesto de CC y, entre otras razones, romper más fronteras industriales, políticas y sociológicas, ofreciendo al mundo la ahora popular mezcla llamada Free Beer, que es un juego de palabras en inglés que bien podría significar Cerveza Gratis, pero que en realidad se refiere a la libertad del término, es decir, Cerveza Libre.

Originalmente llamada Vores Øl (Nuestra Cerveza, en danés), ha sido una mezcla básica y tradicional cervecera con un ingrediente especial, ¡Guaraná!, que logra catalogar a esta cerveza como cerveza energetizante, quesque pa’ activarnos…

Free Beer hecha en Sapporo, Japón.

El punto es, que ellos mismos regalan etiquetas (bueno, el diseño) y la receta original en su página web para que todos podamos hacer nuestra propia Free Beer, bajo la licencia respectiva de CC, dentro de la cual se manifiesta el hecho de que todo aquel que haga uso de esta receta básica tiene que poner la etiqueta de Free Beer y publicar de alguna u otra manera la receta, ya sea fiel a la de Superflex o con alguna modificación, así esta cerveza se va extendiendo a lo largo y ancho del mundo, donde tal vez en Alemania le pondrían algunos ingredientes para preparar pretzels y aquí en México, probablemente, chile o xocolatl.

Munny.

Eso es lo que hace libre a esta cerveza, porque da la libertad de hacer lo que nos venga en gana, siempre respetando la parte básica, como los Munnies y Dunnies de Kid Robot, esos juguetes que se pueden personalizar o que ya vienen diseñados por otros artistas, nada más que esto pues, te pone más alegre, con los con los que empieza la receta básica.

Esta es la Cerveza Libre, logrando lo que ninguna otra bebida o brebaje ha hecho en la historia, generar un movimiento internacional involucrando a cientos o miles de personas con un mismo fin, disfrutar la cerveza.

Visiten su página lml, ahi podrán encontrar recetas destacadas, elegidas por los mismísimos Superflex, fotos que les envían las personas al rededor del mundo que ya han hecho sus mezclas e información más detallada del proyecto.

Ya si alguno de ustedes se anima a hacer la receta, a modo de agradecimiento, mándenles una fotillo de su obra para colaborar con el proyecto y, si no es mucha molestia, regálenme una para probarla.

Free Beer hecha en Münster, Alemania; creación de una tal Katharina.

Free Beer BBQ de Los Angeles, California.

¡Salud!

 – Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos

They come in Beers!!


Seguramente a todos les ha pasado, que están bebiendo con sus cuates y de repente hay necesidades que los humanos tenemos que cumplir y entonces van a cumplirlas, peeeeero… al regresar, notan que su cheve ha desaparecido.

O de esas veces que se llevan un six a la fiesta y cuando van a abrir la segunda, ¡Sorpresa!, nada más quedan 3.

Para evitar esto, nos encontramos con estos marcadores de Space Invaders para las cheves de todos esos gamers y geeks que habemos por aqui y por allá. Así nos evitamos ponerle nuestro nombre con plumón o con barniz de uñas, como mi mamá a los recipientes que me mandaba en la lonchera, cuando iba al kinder.

Están perrones, ¿No?

Les dejo un link, por si quieren jugar Space Invaders de panadería.

BakedInvaders

¡Salud!

 – Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos


Una clásica danesa global: Tuborg

tuborg_tbd_2Hace ya tiempo que teníamos en mente presentarles otra de las cervezas danesas más populares y que hoy en día se produce además de en Copenhagen, en decenas de ciudades del mundo, en diferentes cervecerías propiedad del Carlsberg Group, dueños de las marcas Carlsberg, Báltika, Kronenbourg entre otras.

tuborg_tbd_4Con un estándar 4.6% ABV, esta cerveza dorada es una típica eurolager de cuerpo ligero y sabores matizados, que no compromete nada pero que a la vez resulta una bebida muy refrescante, eso sí con menos grado de amargor que otras eurolager del estilo (y botella verde).

tuborg_tbd_1¿Y Tuborg es la mejor cerveza de su estilo? En definitiva que no, pero tampoco es mala si consideramos que es una macro; ¿la beberíamos seguido? Quizás no tanto (habiendo muchas opciones hoy en día) pero tampoco le haríamos el feo si la viéramos en los anaqueles compitiendo contra cervezas americanas de su estilo o si alguien la llevara a alguna reunión (bueno, eso no es un buen referente, bebemos casi cualquier cosa, menos esas aguadas latas plateadas de cerveza light).

tuborg_tbd_3Si eres de los que les gustan las Stella, Heineken, Amstel y similares, esta Tuborg es para ti. La encuentras en tiendas como The Beer Co. Lúpulo Cerveza Store, Beer Box y similares.

Skål!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

I´m on the Highway to Beer… AC/DC

acdcbeer_TBD_2Fanáticos de Angus Young, Brian Johnson y compañía, esta cheve es para ustedes; les presentamos la AC/DC Beer, una cervecita de la cual ya les habíamos platicado hace unos meses -cuando fue lanzada en Europa- pero que ahora ya tuvimos el gusto de probarla, cortesía de nuestros brothers de Lúpulo Cerveza Store y acá les ponemos unas fotos.

acdcbeer_TBD_4Esta AC/DC Beer es una lager de 5% ABV hecha en Alemania por la firma Karlsberg Brauerei y tiene la particularidad de que está elaborada siguiendo la ley de pureza alemana Reinheitsgebot (acá pueden leer más sobre ésta). La cerveza de AC/DC está disponible en México en latas de una pinta  y barrilito (al menos por ahora) y sin ser una bebida  de clase mundial, sí resulta cumplidora como una cerveza refrescante, muy del estilo de las lagers alemanas.

acdcbeer_TBD_1acdcbeer_TBD_3Y bueno, si son seguidores de esta banda australiana que recientemente le ha pasado de todo (Malcolm, hermano de Angus y guitarrista de la banda, está internado en una clínica por sufrir demencia y Phil Rudd , su baterista, tiene un proceso judicial abierto tras ser acusado de algunos cargos graves en Nueva Zelanda), ya pueden sentirse aliviados de que esta cerveza se vende en México, en tiendas especializadas de cervezas importadas y artesanales como Lúpulo, The Beer Co, The Beer Box y similares.

Rock on!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

¡Cerveza Self Service!

pourmybeer_TBD_2

Ningún mesero fue dañado durante la toma de esta foto

Aceptémoslo, todos hemos tenido alguna experiencia no muy grata en respecto al servicio de los meseros cuando sales a algún bar, restaurante, cantina, etc. a tomarte una cerveza (y ojo, no generalizamos, pero de pronto sí hay gente que tiene poca vocación de servicio) ; pides una cerveza marca X y te traen una Y, se tardan mucho en servirte o de plano a veces ni te pelan y es en esas ocasiones que desearías ser tu mismo quién despache tu cheve.  Pues bien, ahora esto es posible en algunos restaurantes, bares y similares, que han implementado el sistema “Pour My Beer“.

¿Cómo les caería una pared así?

Acá pueden ver los tres componentes básicos de Pour My Beer: la pantalla, el lector de la tarjeta y la llave para servir la cerveza.

¿Qué es Pour My Beer? Simple, un sistema de self service el cual opera apoyándose en un sistema digital que viene siendo algo así como una tarjeta de prepago (Beer Card), la cual cargas con un monto predeterminado o bien la enlazas a una tarjeta de crédito. Esta Beer Card simplemente la acercas al sensor que está ubicado en donde está tu cheve favorita y listo, el sistema te descuenta de tu tarjeta el monto de la cerveza en cuestión y te deja que tú mismo te sirvas la cerveza, vaya, muy similar a  sistemas de auto cargado de gasolina que se utilizan en muchos países.

La versión Beer Table de Pour My Beer.

La versión Beer Table de Pour My Beer; ya solo faltaría que pusieran un baño móvil al lado.

Este sistema Pour my Beer se ofrece en dos opciones, lo que ellos llaman el Beer Wall, que es ideal para nuevos bares y restaurantes; en éste, el consumidor se encuentra con una pared donde están instaladas pantallas con su respectiva llave para servir la cerveza, y su lector de tarjeta, quedando los barriles de cerveza tras de esa pared; también existe el Beer Wall Móvil que opera igual solo que el muro es como un gabinete donde se almacenan los barriles de chela. El otro modo de Pour My Beer es el de mesas, que opera de manera muy similar, solo que los barriles de cerveza están dentro de la base de las mesas, las cuales pueden ser fijas o móviles, estas últimas bastante útiles para eventos.

Otro Beer Wall, este en su versión móvil

Otro Beer Wall, este en su versión móvil

Y como todo tema donde se involucra bebida alcohólica es de cierta manera delicado (ya ven, en todos lados hay borrachos malacopa) el sistema tiene un pequeño candado, ya que después de servirte tu mismo la segunda cerveza, éste se “traba” aunque tengas saldo. No es hasta que un empleado del establecimiento te ve y si estás en condiciones sanas para seguir bebiendo, simplemente da de alta una clave para destrabar el candado.

Pour My Beer está siendo adoptado por muchos restaurantes y bares tanto independientes como de cadenas, así como por compañías cerveceras que lo están usando como herramienta promocional en eventos. Debido a su novedad y ventajas en torno a operación, no les extrañe que muy pronto lo veamos en algunos lugares de México, lo cual estaría genial, bueno casi para todos, a algunos meseros no les hará mucha gracia este invento.

¡Salud!
TBD Staff

fotografías cortesía de Pour My Beer.

¿Resfriado? Tómate una cerveza

resfriadoTBD

En cuestión de investigaciones, los japoneses andan en todo, por eso no nos sorprende que también incluyan a la cerveza en sus tópicos de estudio. Lo que si nos sorprende un poco es el resultado de una investigación que llevaron recientemente a cabo un grupo de científicos nipones en torno a la cerveza y su efecto en la salud, concretamente en el tema de la lucha contra ciertos tipos de virus que abundan en las estaciones de otoño e invierno.

El estudio, llevado a cabo por la Universidad Médica de Sapporo (Sapporo es una ciudad del norte de Japón) encontró que el consumo de grandes cantidades de un ingrediente clave en la cerveza puede proteger contra el resfriado de invierno e incluso algunas enfermedades graves respiratorias, esto en sus etapas iniciales.
El estudio cita que un  compuesto químico contenido en el lúpulo  -planta que los cerveceros utilizan para dar a la cerveza su sabor amargo- conocido como Humulona o ácido a-lupúlico, proporciona una protección eficaz contra un virus que puede causar formas graves de neumonía y bronquitis en los jóvenes, esto según un comunicado publicado por la Cervecería Sapporo el pasado miércoles.

Salud...y ¡salud! por los investigadores y cerveceros de Sapporo

Salud…y ¡salud! por los investigadores y cerveceros de Sapporo

En la investigación, se llegó a la conclusión que la Humulona resulta sumamente eficaz en el combate del virus respiratorio sincitial (RS) causante de muchas enfermedades respiratorias derivadas de resfriados mal cuidados, mencionó  compañía cervecera, que fue quien financió este estudio. “El virus RS puede causar neumonía grave y problemas respiratorios  sobre todo en bebés y niños pequeños, y ataca también, aunque en menor medida, a adultos jóvenes, sin embargo aún no hay  vacuna disponible“, dijo Jun Fuchimoto, un investigador de la compañía. Este virus (RS) tiende a propagarse en temporadas frías, pegándole también a adultos que tienen las defensas bajas.

Sin embargo, aunque este compuesto (Humulona) está presente en la cerveza que tiene buen contenido de lúpulo, no hay que echar las campanas al vuelo;  Fuchimoto mencionó que  la humulona está presente en la cerveza en muy poca cantidad, por lo que alguien tendría que beber cerca de 30 cervezas de 355 mililitros (12 onzas), para que tenga algún efecto en contra del virus (Aunque si esa cifra es correcta, por acá conocemos uno que otro que seguramente si tiene bastantita humulona acumulada, ¡ja!)

“Ahora estamos estudiando la posibilidad de aplicar humulona a los productos alimenticios o bebidas no alcohólicas para aumentar la presencia de ese componente más abiertamente”, dijo. “El reto acá es que realmente el sabor amargo que brinda la inclusión del lúpulo a las bebidas y alimentos, sería difícil de aceptar, sobre todo por los niños, que son los más propensos a sufrir con este virus.”

En fin, siempre es grato saber sobre este tipo de investigaciones que buscan darle al ser humano mejor calidad de vida, y aún más cuando incluyen a la cerveza de alguna u otra forma, así que ahora si que ¡salud por la salud!