Una Checa bien ligera: Gambrinus Original 10º

Volvemos, al menos virtualmente, al centro de Europa para traerles otra de muchas cervezas que se producen, venden y beben en el país con mayor consumo de cerveza percápita en el mundo, la República Checa. Se trata de Gambrinus Original 10º, una de las cervezas más populares en Praga, que te encuentras en casi todos lados, desde pequeñas tiendas hasta supermercados, pasando por tiendas de conveniencia en estaciones de metro y hasta máquinas expendedoras; no en balde este país lleva varios años como el país más bebedor de cerveza por persona.

Pues bien, esta Gambrinus Original 10º es una cerveza de bajo precio (ello ayuda a que la veas en muchos lados) producida por la Plzensky Prazdroj, cervecería que es conocida por darle al mundo una de las Pilsners más populares de Europa, la Pilsner Urquell. De 4.3% ABV, esta cerveza Pilsner es muy ligera de cuerpo y aromas lo que la hace muy parecida a muchos productos de macro cervecerías americanas, por ello es digamos que apreciada por turistas estadounidenses que visitan la antigua Checoslovaquia, que aprecian las cervezas que los europeos llaman “aguadas”. En sabor, también nos pareció muy similar a algunos productos de este lado del Atlántico, si acaso con un  poco más de presencia de amargor que sus contrapartes americanas, lo cual en lo particular no nos convenció mucho, sobre todo estando en la cuna de buenas birras.

Esta Gambrinus Original 10º no es mala, si la comparas con cervezas comerciales que venden en cada Oxxo o tiendas similares,  pero como dijimos anteriormente, siendo un producto Checo, esperábamos más, máxime que en ese país, opciones muy buenas sobran. Lo bueno es que ya la probamos, y ya no nos pueden contar de ella, y si es que algún día llega por estas latitudes, ya sabemos que esperar. Ahora bien, si nos ponen un plato de Goulash para acompañarla, pues no como decir que no.

Na zdravi!
The Beer Daily Dudes

Cerveza verde, tréboles y Corned Beef, ¡llegó San Patricio!

El 17 de marzo es el día de San Patricio, buena razón para probar algunas cervezas de origen irlandés.

El 17 de marzo se celebra el día de San Patricio, fecha particularmente importante para los irlandeses, donde éstos se visten de verde para celebrar al Santo Patrón de este país europeo, que más allá de la religión, se ha convertido en un símbolo del orgullo irlandés en todo el mundo.

La historia ‘oficial’ de San Patricio tiene una mezcla de magia así como de resistencia, debido a que éste fue obligado a trabajar como esclavo en su juventud, al ser raptado  por piratas, de los cuales escapó tras ver en un sueño, un mensaje divino el cual le indicaba que debía de regresar a tierras irlandesas a hacer el bien. Para ello, cuenta la leyenda, San Patricio usó un trébol de tres hojas para explicar a los irlandeses politeístas sobre la “Santísima Trinidad”, símbolo que hoy en día es asociado no tanto con la religión, sino como sinónimo de ser irlandés, tanto que esta verde planta se convirtió en un símbolo de lucha del pueblo irlandés en varias guerras (como cultura general, en México un grupo de descendientes irlandeses peleó en contra del ejército estadounidense en la invasión de éste a México en 1846, bajo el nombre del “Batallón de San Patricio”).  Es a partir del siglo X que los irlandeses comenzaron a  a celebrar a San Patricio como el Santo Patrón de esta comunidad, fijando el 17 de marzo como su día, ya que en este día, pero del año 461 es la fecha en que murió.

Un clásico en San Patricio para acompañar tus cervezas: "Corned Beef and Cabbage"

Un clásico en San Patricio para acompañar tus cervezas: “Corned Beef and Cabbage”

Y como a los irlandeses no les fían en cuestión de la cerveceada, en honor a “San Paddy” este día consumen miles de litros de cerveza -irlandesa, por supuesto- que van desde las Lagers hasta las Stouts, pasando por las Red Ales y por supuesto las cervezas verdes, las cuales no son otra cosa más que lagers ‘pintadas’ con colorante alimenticio. Estas cervezas son consumidas con platillos típicamente irlandeses como el ‘Corned Beef & Cabagge’ (Carne curada con repollo), el estofado irlandés (carne de res con salsa de tomate, papas, cebollines y zanahoria…y un poco de cerveza Guinness) y con el popular y resequísimo ‘Irish Soda Bread’ (pan de harina integral de trigo, pasas y azúcar).

Pero además de la obvia opción en cerveza irlandesa para este día que es la Guinness, hay otras marcas de cerveza con orígenes en ese país -aunque varias hechas por descendientes irlandeses que viven en la costa este de Estados Unidos- que vale la pena probar para celebrar junto con los ‘Fightin’ Irish”, acá te enumeramos algunas de éstas:

La Celtic Ale de Harpoon

La Celtic Ale de Harpoon

• Harpoon Celtic Ale- De cuerpo medio, y buen sabor, esta cerveza hecha en Boston (donde hay más irlandeses que en muchos lugares de la misma Irlanda) es una Ale roja, con marcado énfasis en el aftertaste.

•Murphy´s Stout – Muy parecida en apariencia y cuerpo a la Guinness, cerveza negra con una blanca nata como espuma; quizás la diferencia más marcada contra la Guinness es su sabor menos amargo al pasar el trago.

Moylan’s Dragoons Dry Irish Stout – Con un ligero sabor a chocolate y de cuerpo semi robusto, esta Stout es de alto nivel de carbonatación (espera ver burbujas por ahí), lo cual hace un poco pesado tomarte varias, al menos de manera seguida.

KilkennyRedAle

Una Ale Roja, de Kilkenny

•Kilkenny Irish Cream Ale- Si lo tuyo no son las stouts,  esta es una buena opción; cerveza ámbar, con cuerpo más ligerito y sabor no tan amargo (al final es una Ale) , pero con cierta sensación de cremosidad y buena calidad en su espuma.

•Rogue Irish Style Lager- Esta tampoco es irlandesa, pero en teoría el maestro cervecero que la creó, sí. Premiada internacionalmente, esta cerveza de la casa Rogue es ligerita, con tonos afrutados, y buena calidad en su espuma.

Estas son algunas de las cervezas con origen irlandés que el staff de TBD hemos probado, pero por supuesto que hay muchísimas más, así que te recomendamos que este fin de semana de San Patricio visites

No Bono, eso no se toma en St. Paddy´s.

No Bono, eso no se toma en St. Paddy´s.

alguna de las tiendas especializadas en cerveza de tu ciudad y pidas la opinión de los expertos cerveceros de éstas, para que te sugieran alguna que otra joya embotellada, y puedas brindar a la usanza del país de los tréboles y

los leprechauns, escuchando rolas de Van MorrisonThin Lizzy, The Cranberries, U2 o Snow Patrol por ahí.

Sláinte!

>>TBD Staff 

pd: ¿Tienes alguna sugerencia sobre cervezas irlandesas? Mándalas a thebeerdaily@gmail.com ¡y las publicamos!

La IPA de Fuller’s

fullersipa_tbd_1Sir Playmo a menudo hace expediciones a tiendas buscando novedades y no novedades, y la cerveza no es su excepción, por lo que en estos días nos trajo por acá un producto de una de sus casas cerveceras favoritas, Fuller’s, la mítica cervecería londinense que diariamente le manda al mundo muy buenas chelitas, como la que les presentamos hoy, la  clásica India Pale Ale Fuller’s.

fullersipa_tbd_3Esta Fuller’s IPA es una de esas cervezas que no pueden negar si origen, ya que desde que destapas la botella te arroja su carácter británico a manera de una mezcla de aromas acaramelados y cítricos, aunque no tan fuerte como uno pudiera pensar, al menos teniendo como referente otras cervezas de esta marca.

fullersipa_tbd_2Al servirla en su vaso, esta cervecita de cuerpo medio arrojó una cantidad respetable de aroma considerando el estilo de cerveza que es; en sabor, esta IPA ofrece una experiencia al paladar bastante disfrutable, notándose la malta, especias y algo de cítricos por ahí que le dan un twist interesante, al menos para nosotros. Eso sí,  como buena IPA británica, prepárate para un aftertaste amargo, que sin embargo tampoco es tan intenso como otras cheves similares.

fullersipa_tbd_4En resumen, esta IPA de Fuller’s nos gustó bastante y sin duda,  la volveremos a probar; si andas en busca de una británica con carácter, pero no arrogante, esta cerveza es para ti. En Monterrey la encuentras en Lúpulo Cerveza Store, Beer for US y otras tiendas similares.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Boo! La cerveza de Noche de Brujas

Wychwood Brewery, ubicada en las antiguas instalaciones de Eagle Brewery.

Cuenta la leyenda, que desde finales del siglo pasado, la cerveza británica ha sufrido duros golpes provocando que las pequeñas y tradicionales cervecerías cierren sus puertas, mermadas por el inminente arribo de grandes marcas trasnacionales, atentando principalmente a las cervezas Ale, dando paso a galones y galones de cerveza Lager proveniente, incluso, hasta de otras latitudes y dirigida en su mayoría, con publicidad y posicionamiento, a generaciones de jóvenes bebedores.

Sin embargo, gracias a a la demanda de algunos grupos en busca de cerveza de calidad, nuevas pequeñas fábricas surgen para abastecerlos de deliciosa e inigualable Ale, Pale y Porter.

Aguantando los embates de cualquier tipo y situada en la antigua residencia de Eagle Brewery (1811), y fundada por Paddy Glenny en 1983, se mantiene Wychwood Brewery, entre los bosques medievales del centro de Reino Unido, envueltos entre magia y brujería, duendes, hadas y elfos de dicha región.

Wychwood Brewery, la creadora de cervezas místicas empapadas de misterio y leyendas, incluso de historias propias y ‘lo que se dice por ahi’ de cada una de sus mezclas, sobresaliendo de entre todas la famosa Hobgoblin y la King Goblin, producida únicamente en las noches de luna llena para obtener ese misticismo que caracteriza a esta gran casas cervecera, ayudando a renovar la confianza y el ideal británico por mantener los estilos tradicionales y de calidad.

Disfruta cualquiera de los robustos sabores las etiquetas de Wychwood Brewery y, ¿Por qué no? Pide un deseo.

       

– Sir Playmo de Yorkshire

Krombacher Pils: Ein erfrischendes Bier!

krombacherpils_tbd_2Y después de los Olímpicos, vamos de regreso a Alemania (virtualmente, por supuesto) para presentarles una famosa cerveza Pilsner de ese país que es bastante popular en Europa y en otros lados: la Krombacher Pils, cervecita producida en el poblado de Krombach-Kreutzal (sí, de ahí su nombre)  Bavaria, por la  Krombacher Brauerei, una de las más grandes cervecerías privadas de Alemania (sí, no forma parte de ninguna empresa transnacional) .

krombacherpils_tbd_4Esta cerveza es la Pilsner más consumida en Alemania y tiene como característica que está hecha con agua de un manantial que se encuentra muy cerca de su planta, lo cual sin duda le brinda una ligereza que se disfruta mucho. De un color dorado intenso, esta Pilsner alemana de 4.8% ABV no queda a deber en su entrega, ya que ofrece un buen balance entre los tonos suaves de la malta y el astringente sabor del lúpulo, sin que domine uno al otro. De cuerpo ligerito y carbonatación media, esta Krombacher Pils nos gustó bastante por acá, recordándonos un poco al carácter de las Pilsner de la República Checa, aunque esta se nos hizo un poco menos amarguita al pasar el trago.

krombacherpils_tbd_1krombacherpils_tbd_3Sin duda, a esta Krombacher Pils la pondremos en el listado de las Pilsner que siempre debemos de tener a la mano, sobre todo en días calurosos, ya que es una refrescante cerveza pero sin perder carácter. Si les gustan este tipo de cheves, prueben esta alemana, no les quedará a deber, la encuentran en tiendas como Lúpulo, The Beer Box y así.

Prost!
The Beer Daily Dudes

fotografías: © Carlos Leal Jiménez 

No solo en los Olímpicos se rompen récords

beermile2016Para estar a tono con los Juegos Olímpicos de Río que están por iniciar,  les compartimos la noticia de que recientemente se rompió el récord mundial del Beer Mile, ese particular evento que une el deporte y la cerveza en una misma actividad (no solo como patrocinio) y en el que literalmente comienzas a beber justo al disparo de salida.

El 31 de julio pasado se llevó a cabo en el estadio Allianz Park de Londres la más reciente edición del Beer Mile World Classic, en el cual el canadiense Corey Bellemare implantó una nueva marca mundial, recorriendo la milla en 4:34.35. Bellemare, quien es corredor de media distancia en su natal Ontario, rompió la marca de 4:39.56 que él mismo había implantado en Canadá en diciembre pasado. Para esta carrera en Londres, el canadiense eligió a la cerveza india Kingfisher como su marca oficial, bebiéndose 4 botellas de 325ml, una previa a cada vuelta a la pista. En segunda posición llegó el británico Dale Clutterbuck, trece segundos después de Bellemare.

¿Qué tal con estos chelatletas? ¡Pásenles una cerveza, pues!

¡Salud!
TBD Staff

Y la cerveza…¿con qué se come?

Una introducción al maridaje cervecero en esta entrega de TheBeerDaily.com

En tiempos recientes el tema del maridaje entre comida y bebida se ha incrementado en la cultura del “buen vivir amatéur”, esto debido en gran medida a mayores espacios  dedicados al arte del buen comer (y beber) en los medios de comunicación. Así, cada vez más, escuchamos pláticas sobre que tipo de platillo le va a tal o cual vino tinto, blanco o rosado, o que sabores son los que hacen mejor match con ciertas mezclas de café, mucho de esto también a causa del incremento de tiendas especializadas en estos menesteres gastronómicos.

¿Pero qué hay de la cerveza? ¿porqué no se habla mucho de los maridajes de esta bebida que es la tercer más consumida en el planeta después del agua y el té?. Quizás la causa más común sea que a diferencia del vino, la cerveza es una bebida más “común” (y nótese que acá lo entrecomillamos) y con un aire de menor sofisticación que muchos de sus primos etílicos. Sin embargo, con el advenimiento de nuevas e interesantes variantes de esta deliciosa bebida a base de malta y lúpulo, así como la creciente cultura cervecera independiente -y por ende con mayores contribuciones a la cultura gastronómica- en varias partes del mundo (México no es la excepción), ya se comienza a hablar de guías de maridaje entre la cerveza y diferentes tipos de comida. Ojo, no es que nunca hayan existido guías de maridaje en torno a la cerveza, es sólo que hasta ahora se comienzan a ver más.

Como todo tema de maridaje, siempre habrá ciertos puntos en los cuales no haya un criterio totalmente establecido, porque acá, como casi todo en la vida, entran los gustos de cada quien. Sin embargo, hay ciertas guías de origen químico (por la composición de los sabores de ciertos alimentos, no porque estos sean de origen artificial), que nos permiten definir ciertos puntos de encuentro entre estilos de cerveza y tipos de comida.

La comida mexicana va bien con cervezas ligeras en sabor y cuerpo

Entre estos podemos destacar, de manera general,  que la cerveza se lleva excelente con los tonos ácidos de ciertos ingredientes, como por ejemplo aquellos platillos que contienen encurtidos, salsas picantes (o chiles dentro de sus guisos), tomates verdes y rojos, ya que estos contienen un buen nivel de acidez, vinagretas (por ello muchas ensaladas se complementan a la perfección con una chelita), e incluso platillos que en sus condimentos “laterales” (no parte de la preparación del mismo plato) lleven buenas dosis de mostazas, “relish” y ketchup.  En este tema de la acidez en la comida, la cerveza es la ideal compañera, ya que otras bebidas alcohólicas no la llevan bien con estos tonos, ¿se imaginan acompañar un buen chicharrón en salsa verde o un queso en salsa de chiles de árbol y morita con un Cabernet Sauvignon?  Nosotros tampoco.

¿Qué tal unas costillas a la BBQ con una buena lager?

Otro sabor que va bien con la cerveza es el de origen ahumado, como por ejemplo muchas de las variantes de salchichas y costillas de cerdo ahumadas, esto debido a que la cerveza hace un contrapunto en el sabor “duro” de estos platillos expuestos al humo de diferentes leñas como ingrediente esencial en su preparación.

¿Pero qué hay de los platillos con alta concentraciones de grasa animal y vegetal? Se han puesto a pensar el porqué la cerveza se lleva tan bien con los embutidos, la carne de cerdo, los cortes tipo rib eye, arrachera, etc.,  las papas fritas (y tantas otras botanas de ese tipo)? De hecho, esta es una de las razones del porque los quesos con alta concentración grasa, son los que mejor se llevan con la cerveza.
Bueno, pues acá hay estudiosos del tema gastronómico que en sus teorías acerca de este punto, le confieren a la cerveza una ventaja sobre otro tipo de bebidas; al comer platillos con altas concentraciones grasas (¡colesterol, ahí te hablan!), las papilas gustativas -esos pequeños receptores del sentido del gusto que tenemos en la lengua- son virtualmente tapadas por una película grasa (suena peor de lo que es) que nos impide captar los sabores de bebidas más complejas, como por ejemplo ciertos vinos, algo que no sucede con muchas de los tipos de cerveza que consumimos, sobre todo las de sabores ligeros y con bajo grado de IBU´s, las cuales, al contrario, además de refrescar el paladar, digamos que limpian esa película grasa al momento de pasar el trago. No en balde, los estadounidenses le llaman coloquialmente “wash down” al hecho de darle un trago a la bebida para pasar el bocado (nothin’ like a cold beer to wash down those ribs, cowboy!).

Un sándwich de salmón, con una buena Stout

En otras entregas de The Beer Daily les hablaremos con más detalle sobre maridajes específicos según el origen de los platillos (carnes, pescados, vegetales, etc.), pero acá les damos un avance sobre algunos platos y las cervezas que mejor se llevan con éstos, simplificado en dos grandes grupos:

Cervezas Ligeras, de cuerpo suave a medio

  • Platillos con encurtidos, escabeches y vinagres
  • Platos orientales cocinados con salsas de soya y agridulces
  • Comida mexicana (acá chambonamente simplificamos, ya que nuestra cocina es muuuy extensa, prometemos ampliar este tema específico)
  • Platillos con buena contracción de pimienta y ajo.
  • Ensaladas preparadas con vinagretas

Cervezas con cuerpo medio y sabores más robustos

  • Embutidos de cerdo de sabores sólidos
  • Pescados ahumados (arenques, por ejemplo)
  • Platillos a base de vegetales ácidos (espárragos, alcachofas, calabacitas)
  • Carnero guisado o asado
  • Platos a base de curry o especias como gengibre
  • Quesos de sabores intensos

En fin, esta fue una pequeña introducción al tema del maridaje de la cerveza, esperamos muy pronto ampliar este interesante tema, que como ustedes se imaginan, da para muchas páginas. Por lo pronto, hacemos una pausa, destapamos una buena cervecita  y la acompañamos con un buen queso Gouda, a ver si nos va bien con ese maridaje.

¡Salud!
TBD Staff