Sobre eso que llaman Licor de Malta

Quizás han visto  en alguna movie o serie a alguien bebiendo algo que parece cerveza, de una botella enorme con una bolsa de papel Kraft cubriendo el envase. Pues lo más seguro es que esa bebida a la que le están dando matarile no sea propiamente cerveza, sino licor de malta, un hermano muy apegado a la bebida que le da el título a este blog. Pues bien, hoy, en la sección de infografías de este su blog chelero, les presentamos al “Malt Liquor”, que la disfruten.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

y como siempre, la infografía es creación de los Señores Smith

 

La IPA de Fuller’s

fullersipa_tbd_1Sir Playmo a menudo hace expediciones a tiendas buscando novedades y no novedades, y la cerveza no es su excepción, por lo que en estos días nos trajo por acá un producto de una de sus casas cerveceras favoritas, Fuller’s, la mítica cervecería londinense que diariamente le manda al mundo muy buenas chelitas, como la que les presentamos hoy, la  clásica India Pale Ale Fuller’s.

fullersipa_tbd_3Esta Fuller’s IPA es una de esas cervezas que no pueden negar si origen, ya que desde que destapas la botella te arroja su carácter británico a manera de una mezcla de aromas acaramelados y cítricos, aunque no tan fuerte como uno pudiera pensar, al menos teniendo como referente otras cervezas de esta marca.

fullersipa_tbd_2Al servirla en su vaso, esta cervecita de cuerpo medio arrojó una cantidad respetable de aroma considerando el estilo de cerveza que es; en sabor, esta IPA ofrece una experiencia al paladar bastante disfrutable, notándose la malta, especias y algo de cítricos por ahí que le dan un twist interesante, al menos para nosotros. Eso sí,  como buena IPA británica, prepárate para un aftertaste amargo, que sin embargo tampoco es tan intenso como otras cheves similares.

fullersipa_tbd_4En resumen, esta IPA de Fuller’s nos gustó bastante y sin duda,  la volveremos a probar; si andas en busca de una británica con carácter, pero no arrogante, esta cerveza es para ti. En Monterrey la encuentras en Lúpulo Cerveza Store, Beer for US y otras tiendas similares.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

Cerveza Plástica. Neta.

83319_1_arslideimg_83319_1_org_4bdddc9b6ddcd

Bueno, para empezar deben saber que según yo, hay dos tipos de cerveza plástica, la que existe y la que no.

La que existe, es esa cerveza chafona que no sabe a nada y que finge, de cierta manera, ser una cerveza solo porque su envase así lo relata y que probablemente sea similar a esos entes de personalidad y mentalidad plásticas que vemos en la tele y ahora en Facebook y esas cosas.

El otro tipo de cerveza plástica es el que no existe, pues sería envasada en plástico y no en vidrio. Al leer esto, quizás estén pensando en la frase ‘Achinga, deveras, no hay chelas en plástico, ¡Como las cocas!. Bueeeno, bueno, probablemente sí hay algunas envasadas así, quizás en China o en Yugoslavia, o alguno de esos países que andan de novedositos ahorradores o ultra ecologistas, pero la verdad de las cosas es que no es nada recomendable depositar este preciado líquido en envases PET (yei, los de las cocas) y mucho menos tenerlos ahí durante mucho tiempo en el refri para cuando lleguen visitas.

La razón principal es que el plástico, a pesar de sus dotes de reciclaje, bajos costos y apachurramiento (sí, cuando lo aplastan para que quepan más en la misma bolsa) tiene otras propiedades que afectan el cuerpo, sabor y aroma de la cerveza pues es un material poroso por naturaleza que deja entrar elementos del medio ambiente como aire, calor y aromas que afectan directamente en el sabor y olor de la cerveza. Por otra parte, permite más salida de dióxido de carbono, osea el gasesito ese que trae nuestra chela y pues la deja toda chafa y aguada; esto aplica también para las bebidas no alcohólicas.

stpauli

Digamos que el plástico nomás se vale para las fiestas, el estadio y esas cosas, porque se la echan de volada, aunque muchos prefieren el tarro que los hace verse muy varoniles, porque siempre se ve uno muy machito con tarro, realmente… como judicial, pues. Por eso, a pesar de la popularidad de estas botellitas de taparrosca en las tiendas, es bien sabido que cambian las propiedades de cualquier líquido en comparación al cristal, no por nada dicen por ahí ‘Está más chida la coca en botella de vidrio que la de lata (o la de plástico)’, pochí, por todo eso que les acabo de explicar mis queridos playmoescuchas.

e3985-10788001_818787071519531_1246680222_n

¡Ya pues! Digan no a la cerveza plástica, la que existe y la que no existe (o que existe poquito en partes recónditas de nuestro planeta) y échense una a mi salud.

Prost!

– Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos

PD. Tomen, con moderación (en vaso de plástico, en tarro, bota de vidrio, botella), pero tomen.

La vida es buena, ¡existe la cerveza!

Sí, hay muchas cosas en este mundo que no nos gustan, pero afortunadamente también existe la cerveza y brindamos por ello y por ustedes, los lectores de TheBeerDaily.com, ¡gracias por leernos!

¡Salud!
TheBeerDaily Dudes

Oh, London…

Con la bandera inglesa de fondo, esta London Pride de Fuller’s

Yo, como muchos de ustedes, tengo tremenda admiración por la Gran Bretaña, en especial, y por cuestiones personales, por la ciudad de Londres, aunque hay que reconocer también las ciudades de Manchester y Liverpool, que son de gran importancia para muchas personas en nuestro país. No vaya siendo también que el Rooney o Sir Paul lean esto alguna vez y se me ofendan, con eso de que el mundo de la internet es tan pequeño…

En fin, como les decía, mi admiración hacia esa ciudad, de la legendaria e histórica Inglaterra, viene de muchos años atrás. Me fascina la cultura, la música, la historia, las calles, los castillos, las damiselas (por supuesto), el cine y todas las demás cosas que nos ofrecen, son de mi completo agrado. También lo es esta deliciosa cerveza, orgullo londinense no sólo de nombre, sino por ser la más famosa y aceptada a nivel local y mundial, proveniente de la gran casa cervecera Fuller’s, oriunda de ese país europeo.

Y es que, imagínense nada más… ir a un estadio de futbol y escuchar a los hooligans corear mientras disfrutamos del delicioso y suave sabor de la London Pride en un vasote ‘cawamero’ de esos de los estadios de aquí, con un clima templad y con muchas nubes amenazando con caer sobre todos los espectadores en cualquier momento.  O ¿A quién no le gustaría llegar a un pub y que sin preguntarle, le sirvan una pinta de London? Porque esa es la cerveza de casa.

También me imagino,que a muchos como yo también, les gustaría un día después del trabajo, después de salir del cine, de regresar de con la novia o simplemente, después de andar caminando por un largo rato en las preciosas calles londinenses llegar a cualquier mini súper y llevarse unas 6 ó 12 de cervezas London Pride, en vez de una soda o de las chelitas tamaño familiar, que siempre tienen en las hieleras donde comúnmente compramos nuestras cheves; después de un amable y pintoresco agradecimiento del propietario (como acostumbran los británicos), salir de la tienda y continuar con la caminata por la calle con una bolsa de esas como de pan, llena de botellas de London Pride y que, mientras seguimos dando pasos y nos acercamos a nuestro hogar, el cielo siga teniendo una fiesta de truenos para que después nos caiga un poquitín de lluvia en ese clima fresco, al tiempo que nos acompaña The Cure o los Beatles en el iPod, por las mismas calles donde tal vez pasó John o Sid Vicious…

Después llegar al lugar donde nos estemos hospedando, ya sea una casa, un hostal o en alguna habitación con vista a la calle del Hotel Savoy, sentarnos a disfrutar algún programa clásico de televisión o Mr. Bean, leer un poco las noticias locales en The Sun acompañados de una London o compartirlas con quien nos haya estado esperando.

Se antoja, ¿No?

Un sabor que te enamora y no simplemente por el gusto que comparto con muchos por el Reino Unido, sino la mezcla de esta Premium Ale que arroja esos en la boca con su sabor suave, muy bien equilibrado y, gracias a maltas de alta calidad y el lúpulo que contiene, se convierte a veces en un sabor complejo, pero siempre delicioso.

Esos de Fuller’s vaya que hacen grandes cervezas, les recomiendo coleccionar entre sus gustos todos los matices de sabores que ofrecen sus mezclas; en especial, claro, la London Pride. Sirvan una y dense cuenta por qué es el Orgullo de los Londinenses.

 – Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Lo más parecido a la cerveza, donde es prohibido tomar cerveza

Toda la línea de “Barbican”, lo más parecido a la cerveza que encontrarás en Arabia Saudita

Aunque el título de este post está un poco largo, la verdad es que es lo más descriptivo posible, y bueno, nos referimos que en este artículo les hablaremos de un producto que es bastante popular en países donde no se vende cerveza masivamente, sí estamos hablando de muchos países del Medio Oriente…estamos hablando de la bebida comercializada bajo la marca “Barbican”.

La versión “Malta” de Barbican, bastante parecida a una botella de cerveza estilo lager

En países como Arabia Saudita, está severamente penado por la ley el consumir cualquier bebida alcohólica -cerveza incluida-, lo cual llevó al ingenio humano a crear una bebida que emule lo más cercanamente posible, la experiencia de beber una cerveza fría, en un lugar donde el clima es bastante caliente. Esta marca de bebidas no alcohólicas a base de malta lleva el nombre de Barbican y que además de su base de malta (la más parecida a un cerveza) se ofrece en una gama de sabores como frambuesa, piña, granada y lima, entre otros. Lo interesante acá es que si tu vez de lejos las botellas de estas Barbican, pudieras pensar que se trata de cerveza, ya que su vidrio verde y estilo de etiqueta es muy parecido a muchas cervezas de este planeta. No en balde, mucha gente se refiere a esta bebida como la “Lager sin alcohol”, quizás buscando hacerse un auto lavado de cerebro, pretendiendo engañar a la mente, convenciéndola de que lo que bebe es una cerveza, no de muy buena calidad, pero cerveza al fin.

Y es que los habitantes de ese país asiático pueden sufrir severos castigos si son sorprendidos bebiendo cerveza o cualquier tipo de bebida alcohólica, ya que el código penal es demasiado estricto en torno a ese asunto, seguramente uno de los más severos del mundo, así que si algún día vas para esas tierras Sauditas, mejor hacer como que esta Barbican es una cervecita fría que andar pasando algunas semanas por ahí “guardado en la jaula”por andando dándole gusto al paladar cervecero, ¿no creen?

¡Salud!
@TheBeerDaily

Shandy-Handy!

Shandy, mezclando cerveza tipo lager con sabores cítricos.

En estos años recientes, y ante la búsqueda de nuevas maneras por incentivar las ventas, muchos empresas han optado por crear nuevas versiones de sus marcas, sobre todo en la industria de los alimentos y bebidas. Esto se da mucho en la categoría de bebidas espiritosas, donde cada vez más vemos extrañas mezclas de licores con jugos de frutas o bebidas saborizadas (¿Alguien gusta un Martini Smirnoff de granada o mango?). Y aunque en el negocio de la cerveza no ha llegado aún a niveles que rayen en lo ridículo en temas de mezclas, si tenemos ya ejemplos de cervezas saborizadas o premezcladas tales como la Sol Clamato y Sol Limón en México, y la Bud Chelada o las Bud Lime en Estados Unidos, lo cual es hasta cierto punto comprensible, debido a la dinámica de lanzamientos que se tienen año tras año en mercados como éstos, donde la gente está ávida de probar nuevos productos.

Un six pack de Bavaria Shandy holandesas

Sin embargo en Europa, que normalmente se le considera más conservadora en ese tema mercadológico,  hay un tipo de bebida a base de cerveza que tiene su nicho y que no es nueva, nos referimos a la “Shandy”, extraño brebaje -al menos para los que vivimos de este lado del mundo- que es popular en los países centro europeos, así como en España y el Reino Unido, sobre todo en los cálidos veranos.

Mezclando Heineken con una bebida cítrica, ¿una buena idea?

La Shandy es una bebida que se prepara mezclando cerveza tipo lager ya con refresco sabor lima-limón. Sí, así como lo leen, esta bebida mezcla (o desaparece) una deliciosa cerveza euro lager, con sabores dulces como los de un azucarado Sprite o Seven Up.  La proporción para prepararla es normalmente 50/50, aunque hay gente que la prefiere más ligera en términos cerveceros y mezcla hasta un 80% de la bebida dulce con sólo un 20% de cerveza, digamos que eso es casi casi como una “Sprite pintada”. Ahora bien, la variante que se prepara con el refresco tipo Ginger Ale, es llamada en el Reino Unido como Shandygaff, mientras que en Alemania, la mezcla de limonada natural con cerveza pilsner es conocida como Radler (o como el experimento que lanzó hace poco Dos Equis en México).

Esta bebida se ha venido disfrutando en el viejo continente desde hace tiempo, pero fue recientemente que varias empresas cerveceras decidieron subirse a la ola para ofrecer sus productos ya previamente mezclados. Cruzcampo en España, por ejemplo, lanza en verano su propia versión de esta bebida tanto en botella como en lata. En Holanda, Bavaria también tiene este producto, mientras que en Inglaterra, marcas tradicionales como Bass, llegan a los anaqueles con sus Shandy.

Con imagen más sobria, esta Shandy Bass inglesa.

Aunque menos popular de este lado del Atlántico, en Estados Unidos hay lugares en el medio oeste donde mezclas similares de refresco lima-limón y cerveza son llamadas Cincinnati, o el Brass Monkey, sólo que acá el refresco es sustituido por jugo de naranja. En México, nos han comentado que desde hace tiempo en algunas partes del sureste del país, suelen disfrutar de la limonada con cerveza, y aunque este concepto no ha ganado popularidad masiva en el resto de la república, se espera que este hábito vaya cambiando con la llegada de productos como la Dos Equis Radler, a la venta desde hace tiempo en México.

En fin, si les gustan las mezclas a partir de la cerveza esta Shandy quizás les guste, sobre todo en días muy calurosos.

¡Salud!
>>TBD Staff