La Birra di Sardegna

Con la novedad de que después de unas semanas de ausencia, regresamos para presentarles otra cerveza que no es muy conocida en México pero que para una región de Italia es orgullo cervecero. Hablamos de la Ichnusa, producida en la región de Cerdeña, concretamente en su planta de Assemini, pequeña población que se se ubica a escasos kilómetros de Cagliari (la capital y ciudad más poblada de Cerdeña).

Producida desde 1912 por la cervecería del mismo nombre (ahora Ichnusa es propiedad de Heineken), la Ichnusa es una Pale Lager de 4.7% ABV muy del estilo de las eurolagers que elabora Heineken en varios países: ligera de cuerpo, con aromas muy poco perceptibles y sabores poco intrusivos al paladar. En cierto sentido, esta Ichnusa (cuyo nombre proviene de la palabra Hyknusa que significa Cerdeña en latín) nos recordó a otras cervezas italianas más mainstream como la Birra Moretti, cuya composición no busca comprometerse a mucho en temas de complejidad de notas, siendo una opción digamos que algo genérica para la mayoría de los bebedores ocasionales de cerveza.

Pero ojo, no se nos vayan con la finta, esta Ichnusa no nos pareció mala, de hecho la disfrutamos bastante acompañando una pasta con salsa Amatriciana  y unos buenos trozos de Pecorino fresco (de Cerdeña, of course), es solo que nos habían hablado mucho de esta cerveza por allá, que nuestra expectativa era de algo sobresaliente. Al ver nuestra reacción en torno a esta cervecita, uno de  nuestros amigos italianos nos sugirió probar la versión no filtrada de esta marca, cosa que por no tener ya tiempo disponible, dejamos para otra ocasión.

En resumidas cuentas, esta cerveza fue una digna acompañante de nuestra cena y aunque no ofrece nada del otro mundo, si la consideramos una opción dentro de las lagers italianas, si laven, denle una oportunidad.

Salute!
The Beer Daily Dudes

.

fotografías © Carlos Leal Jiménez

¡Feliz día Internacional de la cerveza!

Aunque ya antes les habíamos hablado del Día Nacional de la Cerveza que se se celebra en Estados Unidos el 7 de abril, hoy se celebra en este planeta (y en la Estación Espacial Internacional) el Día Internacional de la Cerveza, evento que nace en 2007 por iniciativa de unos fanáticos cheleros que decidieron que esta bebida tuviera su día, fechándolo para que sea siempre el primer viernes de agosto.

Uno de los gráficos oficiales del International Beer Day

Uno de los gráficos oficiales del International Beer Day

Según sus promotores, este Día Internacional de la Cerveza es una celebración mundial a esta sabrosa bebida , que se lleva a cabo en bares, pubs, cervecerías y en general en todo lado que haya cerveza. Durante el 2012 , esta festividad se celebró oficialmente en 353 eventos, esto en 207 ciudades de 50 países.

A diferencia de otros años, donde en México se veía  nula promoción a este Día Internacional de la Cerveza,  (nosotros y otros pocos blogs cerveceros en Mx le dimos vuelo a la nota desde el 2013) ahora sí algunas de las cervecerías, tanto artesanales como macro, se subieron al tren y publicaron comunicación alusiva en sus redes sociales y eso es bueno para los fanáticos de la cultura cervecera.

uniting_TBD

Bueno, como ya saben de este día especial, a sacar algunas sabrosas cervezas, y decir ¡salud por el Día Internacional de la Cerveza, damas y caballeros!

The Beer Daily Dudes

.

.

pd: acá pueden visitar el sitio oficial de esta celebración (en inglés)

Shandy-Handy!

Shandy, mezclando cerveza tipo lager con sabores cítricos.

En estos años recientes, y ante la búsqueda de nuevas maneras por incentivar las ventas, muchos empresas han optado por crear nuevas versiones de sus marcas, sobre todo en la industria de los alimentos y bebidas. Esto se da mucho en la categoría de bebidas espiritosas, donde cada vez más vemos extrañas mezclas de licores con jugos de frutas o bebidas saborizadas (¿Alguien gusta un Martini Smirnoff de granada o mango?). Y aunque en el negocio de la cerveza no ha llegado aún a niveles que rayen en lo ridículo en temas de mezclas, si tenemos ya ejemplos de cervezas saborizadas o premezcladas tales como la Sol Clamato y Sol Limón en México, y la Bud Chelada o las Bud Lime en Estados Unidos, lo cual es hasta cierto punto comprensible, debido a la dinámica de lanzamientos que se tienen año tras año en mercados como éstos, donde la gente está ávida de probar nuevos productos.

Un six pack de Bavaria Shandy holandesas

Sin embargo en Europa, que normalmente se le considera más conservadora en ese tema mercadológico,  hay un tipo de bebida a base de cerveza que tiene su nicho y que no es nueva, nos referimos a la “Shandy”, extraño brebaje -al menos para los que vivimos de este lado del mundo- que es popular en los países centro europeos, así como en España y el Reino Unido, sobre todo en los cálidos veranos.

Mezclando Heineken con una bebida cítrica, ¿una buena idea?

La Shandy es una bebida que se prepara mezclando cerveza tipo lager ya con refresco sabor lima-limón. Sí, así como lo leen, esta bebida mezcla (o desaparece) una deliciosa cerveza euro lager, con sabores dulces como los de un azucarado Sprite o Seven Up.  La proporción para prepararla es normalmente 50/50, aunque hay gente que la prefiere más ligera en términos cerveceros y mezcla hasta un 80% de la bebida dulce con sólo un 20% de cerveza, digamos que eso es casi casi como una “Sprite pintada”. Ahora bien, la variante que se prepara con el refresco tipo Ginger Ale, es llamada en el Reino Unido como Shandygaff, mientras que en Alemania, la mezcla de limonada natural con cerveza pilsner es conocida como Radler (o como el experimento que lanzó hace poco Dos Equis en México).

Esta bebida se ha venido disfrutando en el viejo continente desde hace tiempo, pero fue recientemente que varias empresas cerveceras decidieron subirse a la ola para ofrecer sus productos ya previamente mezclados. Cruzcampo en España, por ejemplo, lanza en verano su propia versión de esta bebida tanto en botella como en lata. En Holanda, Bavaria también tiene este producto, mientras que en Inglaterra, marcas tradicionales como Bass, llegan a los anaqueles con sus Shandy.

Con imagen más sobria, esta Shandy Bass inglesa.

Aunque menos popular de este lado del Atlántico, en Estados Unidos hay lugares en el medio oeste donde mezclas similares de refresco lima-limón y cerveza son llamadas Cincinnati, o el Brass Monkey, sólo que acá el refresco es sustituido por jugo de naranja. En México, nos han comentado que desde hace tiempo en algunas partes del sureste del país, suelen disfrutar de la limonada con cerveza, y aunque este concepto no ha ganado popularidad masiva en el resto de la república, se espera que este hábito vaya cambiando con la llegada de productos como la Dos Equis Radler, a la venta desde hace tiempo en México.

En fin, si les gustan las mezclas a partir de la cerveza esta Shandy quizás les guste, sobre todo en días muy calurosos.

¡Salud!
>>TBD Staff 

Signore e Signori: Birra Moretti

moretti_TBD_1

Hace poco les hablamos en este espacio sobre una cerveza basada en uno de los platillos italianos por excelencia -La Pizza Beer- y a raíz de ello, alguien por ahí nos reclamó que hace mucho que no les presentamos por acá una cerveza de origen Italiano (sí, la Pizza Beer no cuenta) por ello, acá les traemos hoy una de las más conocidas Birras d’ Italia, hablamos de la Moretti.

Birra Moretti es la más conocida cerveza de la compañía que lleva el mismo nombre y que fue fundada en 1859 en la ciudad norestense de Udine por Luigi Moretti, y que en 1996  fue vendida a Heineken, lo cual le dio a esta cerveza mayor presencia en mercados fuera de Italia, haciendo que las ventas de Moretti crecieran bastantito, y es que  Italia es uno de los países de Europa que tiene los consumos de cerveza per cápita más bajos, por ende las ventas de esta marca eran pequeñas en comparación de otros primos europeos suyos.

El aspecto típico de una Eurolager, en esta Birra Moretti

El aspecto típico de una Eurolager, en esta Birra Moretti

La Birra Moretti es una cerveza Lager de 4.6% ABV, de cuerpo ligero y carbonatación media, muy al estilo de las cervezas europeas de su tipo. La apariencia de esta italiana es también la típica de las eurolager: de color dorado promedio, esta cerveza genera un buen nivel  de espuma, la cual se disipa rápido dejando pocas trazas en el vaso, nada sobresaliente aquí. Su aroma es digamos que a una mezcla de granos y algo de notas maltosas, pero nada fuerte, el cual es muy similar al sabor de esta birra, donde sobresalen de entrada ciertas notas a malta para cerrar con algo de presencia amarga, pero sin llegar a ser muy intenso. En la Birra Moretti que probamos notamos un after medio metálico, que quizás pudo ser por el lote de la cerveza (no era muy fresca que digamos, la fecha de caducidad que marcaba en su botella estaba ya cerca), pero no nos resultó molesto, quizás a los puristas les pueda poco agradable, pero hey, finalmente esta cerveza italiana es una eurolager de producción masiva y ello hay que tenerlo en cuenta.

Birra Moretti, una de las cervezas más vendidas en Italia.

Birra Moretti, una de las cervezas más vendidas en Italia.

En general, esta Birra Moretti se nos hizo una cerveza promedio para su estilo, no mala, pero tampoco sobresaliente, muy del tipo de gran parte del portafolio de Heineken.  Seguramente esta cerveza se lleva bien con una buena focaccia al horno y un plato de quesos semi-maduros y aceitunas, además de una dotación de arugula con aceite de oliva y pimienta, por ello ya compramos otro par de Birras Moretti, para ahora sí hacer el daño completo y tener una velada un poco más a la italiana. Luego les platicamos qué tal nos va.

Salute!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

¿Qué tan amarga es tu cerveza? los IBU’s te lo dicen

IBU, tres siglas que nos indican el grado de amargor en nuestra cerveza.

Cuando se habla de cerveza, lo que la mayoría de la gente pregunta además de sí está sabrosa tal o cual marca, es el porcentaje de contenido alcohólico en ésta, pero pocas veces se cuestiona que tan amarga es. Y es que este tema de amargor cervecero va ligado al sabor del producto en cuestión, lo cual como ustedes saben es un tema muy relativo, ya que como dicen por ahí en gustos se rompen géneros; hay gente que prefiere los sabores robustos y con “kick” ante lo cual una cerveza tipo Kolsch o Lager americana se le hará una cerveza débil e incluso la calificará como mala. A la inversa, aquellos que prefieren las cervezas de sabores más dulces, el probar una Guinness por ejemplo, le hará cuestionar su gusto por esta deliciosa bebida a base de malta y lúpulo “se me hace que esto de la cerveceada no es para mi” dirán después de echarse una pinta de esta delicia irlandesa.

Pues bien, para romper con ese tema de los gustos, hace ya muchos años la “Convención Cervecera Europea” en conjunto con la “Asociación Americana de Químicos Cerveceros” (sí, así se llama ese gremio) creó la escala IBU, (International Bitterness Units) que es la métrica con la cual se evalúan las cervezas de acuerdo a su grado de amargor , siendo el referente en todo el mundo en este tema, -aunque en Europa de pronto algunos usan también el EBU, que es el estándar que marcó en un principio la Convención Cervecera Europea, el cual dicho sea de paso es muy parecido al IBU-. El IBU de cada cerveza es medido con un espectómetro y los maestros cerveceros tienen una fórmula para definir el grado de amargor de una cerveza cuando hacen sus recetas.

Esta Ephraim de la Hill Farmstead Brewery cuenta con 280 IBU’s

Quizás te preguntes ¿cómo se produce este amargor en la cerveza? Bueno, éste va directamente ligado a la cantidad de lúpulo que lleve ésta en su preparación, pero esto en relación con los niveles de malta que se usen en la mezcla; a mayor “desbalanceo” de la relación lúpulo/malta a favor del primero en la fórmula, la bebida se tornará más amarga, sin embargo estas notas pueden llegar a ser engañosas en bebidas más pesadas como algunas del tipo Stout, esto por su formulación específica, donde éstas llevan menos carga de malta. Además, en estos años recientes, muchos productores han roto un poco el protocolo cervecero, añadiéndole a las fórmulas de algunos de sus productos, esencias o saborizantes ajenos al proceso -algunos bastante artificiales por cierto- lo cual afecta directamente el grado de amargor de la cerveza en cuestión.

Alpha Fornication, con 2,500 IBU’s es de las cervezas con mayor grado de amargor

El rango de la escala IBU va de 0 a 100 unidades, aunque en realidad hay cervezas en varias partes del mundo que sobrepasan por mucho este límite, como por ejemplo la “Alpha Fornication” de la casa Flying Monkeys que se jacta de tener 2,500 unidades IBU en su mezcla. Otras de estas cervezas que se vuelan la barda en el tema de amargor son la danesa Mikkeller 1000, con 1000 unidades. La también danesa Raasted Festival IPA, es más bajita, pero potente en ese tema, con 335 unidades IBU mientras que la la Hill Farmstead Ephrain tiene 280 unidades de amargor. Para que se den una idea de que tan amargas son estas bebidas,  pongamos  a la Dos Equis Lager como punto referencial: esta cerveza mexicana tiene 23 unidades IBU, que es más o menos el estándar para las cervezas de su tipo. Otra referencia es la Bud Light que cuenta con un nivel  IBU de entre 8 y 11 unidades (por algo muchos se refieren a las cervezas comerciales estadounidenses como “agua”), nada que hacer al lado de las amarguísimas cervezas que les mencionamos anteriormente.

1000 IBU’s tiene esta MIkkeller 1000

En general, las cervezas del tipo Porter tienen entre 20 y 40 IBU´s , las Brown Ale estilo Americano entre 25 y 45 IBU´s, las IPA van de 40 unidades para arriba (muchas sobrepasando las 100 unidades) mientras que las Stout irlandesas van de 25 a 60 unidades.
Pero ojo, el que una cerveza tenga un número alto de unidades IBU no significa que ésta sea imposible de beber, esto depende del balance en su mezcla. Por ejemplo, una cerveza Guinness que tiene un buen nivel de IBU’s es bastante digerible -y deliciosa- debido a su buen balance al momento de formularla. Obvio que a si a una cerveza más ligera como la Landshark (Lager americana) le metiéramos un IBU mayor, ésta sería básicamente imposible de pasar.

En fin, esperamos que esta breve descripción del tema de las unidades de amargor les haya  aclarado un poco ese punto del porqué de pronto algunas cervezas en sus descripciones ponen esas tres siglas; esperamos ampliar sobre el tema en futuras entregas de The Beer Daily.

Por lo pronto, ustedes abran una cerveza y a disfrutar…

¡Salud!
>>TBD Staff 

Y ahí vienen los grandes peces…

bigfishcoverTBDNo es secreto que el éxito de las cervezas artesanales en todo el mundo ya no es novedad del día, para ello solo basta con echarle un vistazo a los números de ventas en los principales mercados del planeta para ver el incremento de dos dígitos de éstas, mientras que las cervezas de las macros siguen batallando para detener la tendencia en caída en las preferencias del bebedor joven que ya no responde a los aburridos estímulos mercadológicos de siempre de las transnacionales.

Y como el negocio de cerveza sigue siendo de muchos dígitos y los grandes grupos cerveceros no están dispuestos a dejar que se les vaya de sus cajas registradoras,  y habiendo ya intentado nuevas tácticas de mercadotecnia (sin gran éxito) como renovar la imagen de sus productos, patrocinar eventos con sello “indie” y similares, e incluso lanzar cervezas con una identidad que las haga pasar como artesanales, estas transnacionales están recurriendo a la práctica de salir a tirar cañonazos de billetes a cervecerías independientes para así sumarlas a su portafolio de marcas.

camden_tbd_3

Camden Hells, de Camden Town Brewery, ahora propiedad de AB-InBev

Esto se intensificó en el 2015, con la compra de cervecerías en ambos lados del Atlántico, como por ejemplo la estadounidense Lagunitas por parte de Heineken o la inglesa Camden Town por parte de AB-InBev, un par de casos que levantó mucho polvo y enojo en un sector del gremio de cerveceros artesanales, como fue el caso de los creadores de la cervecería escocesa BrewDog, James Watt  y Martin Dickie, quienes han hecho público su enojo por la decisión de Camden Town de vender a AB-InBev, esto a través de su blog, donde afirman que “las grandes corporaciones cerveceras globales han destruido, bastardeado y comoditizado a la cerveza durante 50 años ahora están adquiriendo cervecerías artesanales, las cuales correrán la misma suerte”, afirmando que “2015 fue un año terrible para el movimiento artesanal”, esto en relación al boom de adquisiciones por parte de los grupos globales.

Sin embargo, ante estas críticas, un vocero de AB-InBev refutó los comentarios de la gente de BrewDog afirmando que “Invertir en compañías como Camden Town es parte de nuestra estrategia global de construcción de un gran portafolio de marcas premium que satisfagan los gustos diversos y cambiantes de nuestros consumidores.” Y bueno, si leemos entre líneas esta declaración de AB, lo que nos dicen es que las transnacionales seguirán este 2016 con la cartera abierta, buscando nuevas adquisiciones (México incluido) ¿quiénes serán las siguientes cervecerías en quitarse el mote de “independiente”? Habrá que estar al pendiente.

¡Salud!
TBD Staff

Levantamos el tarro y brindamos por ustedes, ¡feliz navidad!

happyholidaystbd15A todos los que leen este humilde blog cervecero les queremos desear que estas fechas navideñas la pasen genial en compañía de sus seres queridos, y tengan buena cerveza para brindar esta noche (con moderación que así se disfruta mejor la cerveza, y no, no es rollo legal, es la neta), ¡muchas gracias por seguir TheBeerDaily.com día a día!

Y ahora sí, levantamos nuestro tarro y decimos….¡Salud, por estas fechas y por cada uno de ustedes!

The Beer Daily Dudes