WTF con estos antiguos anuncios de cerveza

Hay quienes dicen que con tanta tecnología somos ahora una sociedad más avanzada; otros tantos proclaman lo contrario, pero lo cierto es que estos tiempos donde la legislación es cada vez más dura para bebidas alcohólicas, el ver algunos anuncios de cerveza de hace muuuuchos años hace que ese debate (sobre si evolucionamos o no) quede en el aire, vaya, antes los productos no tenían tantas cosas artificialoides añadidas, pero algunos de sus anuncios se pasaban de honestos o bien, de mentirosos. En fin, acá les dejamos unas piezas dignas de un museo del WTF chelero, ¡que las disfruten!


1) ¿Papilla? ¿Gerber? ¿Fórmula para bebé? Nahhhh, lo que el nene quiere es chela

vintageads_tbd_3

Este anuncio de Budweiser de los años 30’s presenta a aun bebé (medio creepy, por cierto) sosteniendo con una mano una lata de esa cerveza y con la otra una taza cerámica, ya saben por aquello de la sofisticación. El encabezado del anuncio “Mamá sí sabe”, seguido por el texto “una cerveza antes de ir a la cama significa una noche de mejor sueño para toda la familia” Traducción no oficial: “déle cheve al chamaco para que no moleste  y nos deje dormir a los demás” Weird.


2 )¡Brindemos papá, antes de subirnos a los Go Carts!

vintagads_tbd_1

La imagen lo dice todo: Papá, mamá y el crío con sendos vasos de cerveza en una pista de Go Carts. El niño, por cierto, a juzgar porque trae el casco ya puesto (había que vender el concepto de “seguridad ante todo”) ya está listo para conducir, no sin antes haberse tomado un vasote de cheve. No sabemos que es más políticamente incorrecto de este anuncio español, si el niño bebiendo cerveza, la mesa puesta a un lado de la pista de carreras o los pantalones blancos del papá.


3)Si el Doctor lo prescribe, psss habrá que hacerle caso

vintageads_tbd_8

-Doctor, traigo una cruda marca chamuco, ando así, bien sabe que modo…réceteme algo
-Mmm, veamos…a juzgar por su aroma a teporocho, creo que condición es grave, le recetaré dos six, con botana, tres veces al día. 

Nos queda la duda si en Milwaukee les pedían título a los doctores en aquellos años, al parecer, no. Eso, o Schlitz era dueña de la Facultad de Medicina.


4) ¿A poco crees que llegué a viejo tomando Zarzaparrilla, mijo?

vintageads_tbd_4

Los de Rainier Beer (cerveza que se hacía en Seattle) nos vendían la imagen de su producto como un tónico medio milagroso que podía ser bebido desde niños hasta personas de la tercera edad y la imagen de este anuncio es memorable (inserte sarcasmo aquí). Digo, ¿que niño no quisiera beber cerveza brindando con su octogenario abuelo?. Se nota que no existía la televisión aún.


5) No hay mujeres débiles, ¡hay mujeres que no beben cerveza!

vintageads_tbd_9

En este anuncio de principios del siglo XX de la cerveza Cuauhtémoc quedaba de manifiesto que el objetivo de esta marca era capturar a una buena parte del mercado femenino, eso sí, no de muy buena manera, asociándola con la “mujer débil”. El creador de este anuncio posteriormente haría carrera fundando la SUMO: Sociedad Unida de Machos Oprimidos, esto después de ser recibido a palos  por su mujer y sus amigas.


6) ¡Mamaaaaá, Juanito anda bien crudo!

vintageads_tbd_2

Otro anuncio de la madre patria, este de la cerveza Cruzcampo.
¿Qué extraña fijación tenían los españoles con poner a niños bebiendo cerveza en sus anuncios? Mmm…eso explica el surgimiento en España de los grupos tipo Parchís y así en los años ochenta.

7) El bebé Carta Blanca. Él bebe Carta Blanca.

vintageads_tbd_5

Esperen… no solo en España usaban bebés y niños para vender chela, en México también lo hicimos, y para muestra este anuncio de Carta Blanca de principios del siglo XX. El anuncio dice “Su hijo se beneficiará tomando Carta Blanca-el alimento más nutritivo!”. ¡Que Brócoli ni que nada, chamacos, bebanse su chevecha!


8) Si se te acaba tu Schlitz te va a cargar el payaso

vintageads_tbd_6

¿Otro más de Schlitz? sí, otro más.
Porque pocas cosas causan tanto miedo como  ver un payaso medio ebrio, sucio y con los guantes rotos, encabritado porque ya no tiene cerveza. Si lo ven, corran por sus vidas.

¡Salud!
TBD Staff

Miller Lite Old School: regresa su botella Steinie

coversteinie_tbdAunque suene a trabalenguas, ya no resulta novedad que las novedades de muchos productos no sean nada novedosas, resucitando fórmulas, empaques o nombres de viejos productos para buscar revitalizar sus marcas. Y por supuesto que en la categoría cervecera esto también sucede; para muestra el más reciente lanzamiento de Miller Lite, que es su presentación en la clásica botella “Steinie”, chaparrito envase con el que esta cerveza se vendió por vez primera en 1975 y que desapareció a finales de los 80’s para darle paso a la botella long-neck; En el mercado estadounidense desde hace pocas semanas, estas Steinie estarán a la venta por tiempo limitado, el resto del 2015.

steinie_tbd_1Según la gente de mercadotecnia de MillerCoors, esta estrategia de volver a las Steinie está orientada a darle un boom a sus ventas, pero no basadas en un sentido de nostalgia de los bebedores mayores sino buscando atraer a los tan mencionados Millenials, quienes son un grupo importante de posibles consumidores pero que se han decantado por las marcas artesanales o no tan mainstream, lo que ha hecho que muchas de las marcas tradicionales de cerveza hayan sido ignoradas por este cluster.

Miller Lite regresó a su look original en 2014, aplicado tanto en lata como botella, lo cual se tradujo en un impulso a sus ventas en Estados Unidos, ganando puntos de participación de mercado, algo que no lograba en casi 10 años. Los ejecutivos de la marca afirman que los consumidores jóvenes (si, los Millenials) se sintieron atraídos por este “look más auténtico”, a diferencia de la imagen anterior en la predominaban tonos azules, los cuales según sus estudios me mercado,hacía que el consumidor joven catalogara a esta cerveza como un producto “muy artificial” y “parecido a muchas latas de refresco”. En fin, a ver que tal les va a la Miller Lite con esta nueva-vieja botella, por lo pronto acá les dejamos un anuncio de TV de esta cerveza.

¡Salud!
TBD Staff

Así lucía la Carta Blanca hace muchos, muchos años

cartablanca_vint_TBD_3Hoy regresamos a la sección de “Historia cervecera mexicana”, presentándoles una cerveza que nació en 1890 y que continúa vigente hasta estos días, se trata de Carta Blanca, una marca muy querida por los Regiomontanos (habitantes de Monterrey) que para muchos viene siendo algo así como la insignia cervecera no oficial de esta ciudad del norte de México.

Y a diferencia de otras cervezas de esta sección (“Historia cervecera mexicana”) , esta marca no ha desaparecido, aunque haya tenido sus altas y bajas a través de más de un siglo de existencia (hace décadas Carta Blanca tenía distribución nacional mientras que ahora su venta fuerte se concentra principalmente en Monterrey y otras ciudades del norte de México), pero la ponemos acá en una presentación bastante particular, ya que es la botella con la imagen original de esta cerveza de Monterrey, la cual como es lógico ha sufrido modificaciones en su etiqueta a través de las décadas vividas.

cartablanca_vint_TBD_2Y aunque esta botella de nuestra colección privada trae la imagen original de 1890, en realidad es un re-issue de 1990, año en que Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma cumplió 100 años y por tal motivo decidieron lanzar una edición conmemorativa de Carta Blanca en su envase cristalino (por ahí desde los años 50’s usan botella ámbar) y su peculiar etiqueta con tonos verdes, rojos  y cremas. Debido a su buena aceptación, años después, por ahí en la primer década de los 2000’s esta Carta Blanca conmemorativa volvió a ser puesta a la venta por tiempo limitado para ya no volver, al menos hasta ahora (y la verdad no sería mala idea que Carta Blanca volviera a lanzar algo así).

cartablanca_vint_TBD_4cartablanca_vint_TBD_1

En fin, acá les dejamos estas imágenes, ojalá y les gusten.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

8 antiguos anuncios cerveceros de la categoría WTF

Hay quienes dicen que con tanta tecnología somos ahora una sociedad más avanzada; otros tantos proclaman lo contrario, pero lo cierto es que estos tiempos donde la legislación es cada vez más dura para bebidas alcohólicas, el ver algunos anuncios de cerveza de hace muuuuchos años hace que ese debate (sobre si evolucionamos o no) quede en el aire, vaya, antes los productos no tenían tantas cosas artificialoides añadidas, pero algunos de sus anuncios se pasaban de honestos o bien, de mentirosos. En fin, acá les dejamos unas piezas dignas de un museo del WTF chelero, ¡que las disfruten!


1) ¿Papilla? ¿Gerber? ¿Fórmula para bebé? Nahhhh, lo que el nene quiere es chela

vintageads_tbd_3

Este anuncio de Budweiser de los años 30’s presenta a aun bebé (medio creepy, por cierto) sosteniendo con una mano una lata de esa cerveza y con la otra una taza cerámica, ya saben por aquello de la sofisticación. El encabezado del anuncio “Mamá sí sabe”, seguido por el texto “una cerveza antes de ir a la cama significa una noche de mejor sueño para toda la familia” Traducción no oficial: “déle cheve al chamaco para que no moleste  y nos deje dormir a los demás” Weird.


2 )¡Brindemos papá, antes de subirnos a los Go Carts!

vintagads_tbd_1

La imagen lo dice todo: Papá, mamá y el crío con sendos vasos de cerveza en una pista de Go Carts. El niño, por cierto, a juzgar porque trae el casco ya puesto (había que vender el concepto de “seguridad ante todo”) ya está listo para conducir, no sin antes haberse tomado un vasote de cheve. No sabemos que es más políticamente incorrecto de este anuncio español, si el niño bebiendo cerveza, la mesa puesta a un lado de la pista de carreras o los pantalones blancos del papá.


3)Si el Doctor lo prescribe, psss habrá que hacerle caso

vintageads_tbd_8

-Doctor, traigo una cruda marca chamuco, ando así, bien sabe que modo…réceteme algo
-Mmm, veamos…a juzgar por su aroma a teporocho, creo que condición es grave, le recetaré dos six, con botana, tres veces al día. 

Nos queda la duda si en Milwaukee les pedían título a los doctores en aquellos años, al parecer, no. Eso, o Schlitz era dueña de la Facultad de Medicina.


4) ¿A poco crees que llegué a viejo tomando Zarzaparrilla, mijo?

vintageads_tbd_4

Los de Rainier Beer (cerveza que se hacía en Seattle) nos vendían la imagen de su producto como un tónico medio milagroso que podía ser bebido desde niños hasta personas de la tercera edad y la imagen de este anuncio es memorable (inserte sarcasmo aquí). Digo, ¿que niño no quisiera beber cerveza brindando con su octogenario abuelo?. Se nota que no existía la televisión aún.


5) No hay mujeres débiles, ¡hay mujeres que no beben cerveza!

vintageads_tbd_9

En este anuncio de principios del siglo XX de la cerveza Cuauhtémoc quedaba de manifiesto que el objetivo de esta marca era capturar a una buena parte del mercado femenino, eso sí, no de muy buena manera, asociándola con la “mujer débil”. El creador de este anuncio posteriormente haría carrera fundando la SUMO: Sociedad Unida de Machos Oprimidos, esto después de ser recibido a palos  por su mujer y sus amigas.


6) ¡Mamaaaaá, Juanito anda bien crudo!

vintageads_tbd_2

Otro anuncio de la madre patria, este de la cerveza Cruzcampo.
¿Qué extraña fijación tenían los españoles con poner a niños bebiendo cerveza en sus anuncios? Mmm…eso explica el surgimiento en España de los grupos tipo Parchís y así en los años ochenta.

7) El bebé Carta Blanca. Él bebe Carta Blanca.

vintageads_tbd_5

Esperen… no solo en España usaban bebés y niños para vender chela, en México también lo hicimos, y para muestra este anuncio de Carta Blanca de principios del siglo XX. El anuncio dice “Su hijo se beneficiará tomando Carta Blanca-el alimento más nutritivo!”. ¡Que Brócoli ni que nada, chamacos, bebanse su chevecha!


8) Si se te acaba tu Schlitz te va a cargar el payaso

vintageads_tbd_6

¿Otro más de Schlitz? sí, otro más.
Porque pocas cosas causan tanto miedo como  ver un payaso medio ebrio, sucio y con los guantes rotos, encabritado porque ya no tiene cerveza. Si lo ven, corran por sus vidas.

¡Salud!
TBD Staff

Lo Vintage de Bud

bud_vintage_crates_TBD_3Con números de venta nada alentadores, Budweiser (la americana, no la checa) ha lanzado recientemente al mercado de Estados Unidos una nueva campaña buscando atraer al consumidor joven de entre 21 y 27 años que si anda en el gusto de beber cerveza, ciertamente prefiere opciones artesanales o bien de marcas menos mainstream (como por ejemplo Pabst); para que se den una idea del porqué de esta campaña, estudios realizados por Anheuser Busch encontraron que un 44% de los bebedores de cerveza estadounidenses de ese rango de edades (21 a 27) ¡nunca han probado una Budweiser en su vida!. 

bud_vintage_crates_TBD_2¿Y qué hace Budweiser para llamar la atención de ese grupo de consumidores en sus 20s? pues viajando al pasado. Sí, aunque suene medio contradictorio, Budweiser recurre a imágenes de antaño para conquistar al joven (¡hipsters, ahí les hablan!), lanzando una edición especial de empaques basados en las antiguas etiquetas y cajas de madera de esta marca de varias épocas: una de 1918 (antes de la era de la prohibición), otra de 1933 (cuando la prohibición terminó) y otra más de 1976, que fue el año en que Bud cumplió 100 años de vida.

bud_vintage_crates_TBD_1bud_vintage_crates_TBD_4Hasta el momento se han distribuido 10,000 de esas cajas de madera en los tres diseños en Estados Unidos, conteniendo 18 cervezas cada caja; la caja cuesta alrededor de $40 USD. Adicionalmente a esas 10,00 cajas, Bud cambiará temporalmente la etiqueta de su clásico producto en 1.6 millones de botellas, las cuales lucirán un look vintage durante esta temporada navideña, además de lanzar una serie de vídeos virales en YouTube donde presentan a gente en sus 20’s hablando de con quién compartirán su cerveza (qué originales con el cliché) con lo cual esperan revertir un poco el efecto de caída en ventas que ha experimentado esta marca durante ya largo tiempo, poniéndola en el gusto de los mencionados Millenials. Sin duda, estas #HolidayBuds (el hashtag oficial de esta campaña) es otro ejemplo más de como el pasado se va convirtiendo en el futuro de una marca; pero de que están bonitas las condenadas cajas vintage de Bud, no hay duda.

Cheers!
TBD Staff

Para ustedes, Hipsters

pabst_tbd_4Ahhh, el fenómeno Hipster,  esa tribu que pone de moda cosas que ya no están de moda y que cuando se ponen de moda, dejan de estar de moda (ahí disculpen el trabalenguas); bigotes, barbas, bufandas, playeras cuello V, Fleet Foxes, cámaras de película, skinny jeans, The Black Keys, Portland, vinilos…y Pabst Blue Ribbon. Sí, los hipsters también toman cheve, principalmente si es que es de esta vieja marca que es digna de un caso de estudio cultural, por el resurgimiento que tuvo “cashi shin querer”.

Pabst Blue Ribbon es una cerveza que nació en el siglo XIX en Milwaukee -en 1844 para ser exactos- y que tuvo bastante éxito en la segunda mitad del siglo XX, alcanzando su pico de ventas al final de la funky década de los setentas, donde en Estados Unidos era común ver varias cosas juntas: zapatos de plataforma, pantalones acampanados, música disco, John Travolta y botellas de Pabst Blue Ribbon (el nombre se refiere al listón azul que usaba esta marca en sus inicios para conferirle un aire de sofisticación). pabst_tbd_3Después de una caída estrepitosa en el gusto de público cervecero americano que inició a mediados de los ochenta y que ocasionó que en 1996 la cervecería Pabst cerrara su iconica planta de Milwaukee, esta cerveza virtualmente desapareció del mapa, cambiando de dueños a cada rato, siendo adquirida recientemente por un grupo de inversionistas rusos quienes prometen dejar la producción de esta cerveza en Estados Unidos.

pabst_tbd_1En fin, el caso es que a mediados de la primera década del milenio, la Pabst Blue Ribbon fue adoptada por los hipsters como su cerveza de elección, en parte por su imagen medio vintage y y también por ser una cerveza que va en contra de la corriente de las grandes cervecerías (según ellos), sin llegar a ser una cerveza de giro artesanal. El caso es que del 2004 al 2013, las ventas de esta cerveza crecieron un 200%, alcanzando niveles de más de 90 millones de galones al año; para que se den una idea, en su punto más bajo de ventas, la Pabst Blue Ribbon vendió menos de un millón de galones, esto en el 2001 (estas cifras son de la firma Euromonitor). Y este crecimiento, en el mercado cervecero de las macro de Estados Unidos, que lleva años cayendo, es una cosa de llamar la atención (A ver mercadólogos sabelotodo, ¿quién dijo que los Hipsters no compraban?)

pabst_tbd_2La cerveza en si no es tan buena como muchos creen (aunque tampoco es mala), sino que sería una cerveza estándar para una lager adjunta, con cuerpo muy ligero y carbonatación alta, ligereza en amargor y poco aftertaste. Eso sí, si la comparamos con la mayoría de las cervezas MBC (Miller, Bud, Coors) que encuentras en cada rincón de USA, esta cerveza es sin duda mejor, con más sabor y consistencia, a un precio bastante accesible. 

En fin, si quieren probar esta cerveza categoría hipster, la pueden encontrar en casi cualquier tienda de Estados Unidos, y si están en México seguro está en los estantes y refrigeradores de las tiendas Lúpulo Cerveza Store y The Beer Co. Ahí luego nos dicen que les pareció.

¡Salud! 
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

$36,000 dólares por una lata de cerveza. (Hielera no incluida).

Estas tres latas valen $93,600 dólares. Que bueno que no encontraron el six pack completo.

Este mundo está cada vez más loco, mientras por un lado la crisis económica sigue haciendo de las suyas en muchos países, en otros lugares la gente paga altísimas cantidades de billetes por hacerse de un objeto de colección, ya sea antiguas tarjetas de béisbol con los rostros de Babe Ruth o Jackie Robinson, monedas de hace algunos siglos, obras de arte de grandes maestros como Picasso, Dalí o Van Gogh, vestuarios de legendarias estrellas de Hollywood o latas de cerveza…esperen un momento, ¿dijimos latas de cerveza?

Sí, aunque pudiera sonar extraño, hay estrafalarios coleccionistas que pagan miles de dólares por hacerse de latas, botellas, corcholatas y otro tipo de memorabilia cervecera, como fue el caso hace pocos días en el estado de Pennsylvania, en al casa de Subastas “Morphy Auctions”, donde se subastaron 10 antiguas latas de cerveza en buen estado, con un precio de puja inicial de $10,000 USD por cada una. Algunos de estos viejos empaques por lo que pagaron más,  fueron la lata de la Apache Export Beer LP, cuyo precio final fue de $28,800 USD, cantidad similar por la que también se vendió la lata de la cerveza National Bohemian Bock. 

Pero la que se llevó las palmas fue la lata de la Gibbons Bock LP, cerveza estilo Bock producida hace ya algunos ayeres; por este artículo, el ganador de la subasta desembolsó  la sensible cantidad de $36,000 USD. Si la cantidad no les hace click, para que se den una idea de que tan rentable fue para el dueño de estas latas mantenerlas en buen estado y mandarlas a la subasta, el día de hoy el precio de la libra de oro, es de $28,160 USD, o sea que si tienes en tu poder una libra del metal áureo, tendrías que pedir prestado por ahí para poder pagar por esa lata de Gibbons Bock, por eso les decimos que el mundo está medio de cabeza estos días.
Ojalá y algún día nuestra colección de botellas y latas de cervezas mexicanas desparecidas la podamos mandar a esas subastas, así podríamos mantener vivo por muchos años a TheBeerDaily.com, ¿no?

¡Salud!
TBD Staff