Para Vladimir Putin, con amor (De Brewdog)

brewdogvladcoverTBDBrewdog, los Punks cerveceros por excelencia vuelven a la carga lanzando una cerveza de protesta (así le llaman ellos), esta ocasión contra Vladimir Putin, la legislatura rusa, y su polémica ley recientemente promulgada en torno al tema de la homosexualidad en ese país, que estos días celebra los Juegos Olímpicos de invierno en una de sus ciudades (Sochi) (en 2012 estos cerveceros lanzaron una cerveza con esteroides, en ocasión de la Olimpiada de Londres)

La bandera con Vladimir Putin ya maquillado

La bandera con Vladimir Putin ya maquillado

Los cerveceros escoceses han creado una cerveza llamada “Hello, my name is Vladimir Putin”, para la cual usan la imagen del presidente ruso en un estilo muy a la Andy Warhol, con sendos tonos rosados, siendo así irónicos con el tema de la ley antigay en efecto en la Federación Rusa y que ha causado que diversos grupos de derechos humanos haya llamado a boicotear los juegos olímpicos de Sochi.

Esta es la cerveza "¡no para gays" de Brewdog

Esta es la cerveza “¡no para gays!” de Brewdog

Y si algo saben los de Brewdog es de ironía, y esta ocasión no es la excepción ya que esta cerveza la han acompañado con la frase “¡No para gays!”, burlándose así de quienes han apoyado esta extraña ley (al menos para nuestros tiempos); y para hacer el “viaje completo”, los dueños de esta cervecería escocesa han enviado cajas de esta cerveza directamente a Vladimir Putin. Y hablando de este político ruso, en la página de Brewdog incluso se mofan de las actividades que este ex agente de la KGB lleva a cabo, como montar a caballo, sin camisa o participar en combates de judo.

"To Russia with love" James Watt, uno de los dueños de Brewdog

“To Russia with love”: James Watt, uno de los dueños de Brewdog enviando un regalo a Putin

Como detalle adicional, Brewdog donará el 50% de las utilidades de la venta de esta  cerveza -que es una doble IPA de 8.2% ABV-  a organizaciones sin fines de lucro que buscan luchar por los derechos de las minorías. Conociendo los arranques del señor Putin, nos preguntamos cuál será la reacción del ruso al ver esta cerveza, y sobre todo, su rostro maquillado en enormes banderas diseñadas para promocionar este producto en el Reino Unido, seguramente los dueños de Brewdog no viajarán a Rusia por un buen periodo de tiempo. Bueno, conociéndolos, igual y sí.

Cheers!
TBD Staff

La cerveza del nuevo género.

Esta cerveza me la encontré en un supermercado local y al recogí porque su etiqueta realmente me llamó la atención, su diseño y especialmente su color morado, muy diferente  de lo que hay usualmente en los refrigeradores comunes, más no sabía de lo que se trataba o a quien iba dirigida esta peculiar cerveza Purple Hand, su etiqueta es muy distante de lo que estamos acostumbrados a ver en cervezas mexicanas.

Al leer el texto de la etiqueta me di cuenta que es una cerveza eminentmente gay; ¡Orgullosamente gay! Que interesante probar algo gay, sin serlo.

El caso es que es una mezcla Honey Ale, con la característica amargura de las cervezas de este tipo. Su cuerpo es medio y  tiene un aftertaste a miel de abeja que no está nada mal, con espuma moderada y, como su fabricante argumenta, “discreta, floral y cítrica”.

Pero ¿Qué es lo que la hace a una cerveza gay o buga? ¿Los obreros de la planta? ¿Su levadura? ¿El diseño de la etiqueta? No lo se, la verdad;  pero es una buena cerveza y cualquiera la puede tomar, así como cualquiera puede tomar otras marcas de cerveza ‘para hombres’ (exactamente las mismas que son para mujeres). Así como para ‘ellos’, la marca o etiqueta nunca ha sido un impedimento tampoco para disfrutar de una cerveza, para nadie debe ser impedimento probar ‘algo diferente’, por lo menos en el contenido de una botella de cerveza.

No importan los gustos ni las preferencias, tomar cerveza es de seres humanos.

¡Salud… cerveza y amor!

>>Colaboración de MAF
    Beer Team

fotografías ©MAF