Stone vs Miller Coors a tres caídas sin límite de tiempo

Si son fanáticos hardcore de la cultura cervecera, seguro ya se habrán dado cuenta del asunto que trae Stone Brewery en contra de Miller Coors desde hace unos días. Y si no lo son o de plano no se han enterado, acá se los platicamos de manera breve. Pues resulta que la respetada cervecería independiente de San Diego California (Stone Brewing) ha demandado al gigante cervecero Miller Coors en una corte federal de esa ciudad del sur de California, por infringir la ley en el ámbito de marcas, esto a través de la cerveza Keystone Light, producida por Coors en Estados Unidos.

Un 24 pack de Keystone Light, en el cual se aprecia la lata con la palabra Stone a todo su ancho.

Y es que aunque la cerveza Keystone data de 1989 (años antes de que Stone Brewery fuera fundada), recientemente fue objeto de un rediseño de visuales de marca, con el cual ahora se enfatiza la palabra “Stone” en sus latas, cajas, refrigeradores e incluso material publicitario. Esto, según los fundadores de Stone Brewery, tiene “plan con maña” buscando que el producto de Coors sea asociado con Stone Brewery, en una época en que la venta de cerveza de macro productores sigue a la baja, mientras que las demanda de cervezas independientes o que enarbolan la bandera de “artesanal” sigue creciendo.Cabe destacar que Miller Coors ya antes había intentado registrar -pero sin éxito- a Keystone como simplemente “Stone”, en 2007 la oficina de marcas y patentes de los Estados Unidos le negó la solicitud al consorcio norteamericano.

Xocoveza, uno de los muchos productos de Stone Brewery

Esta asunto de la demanda se hizo viral en pocas horas, apoyado por un video donde Greg Koch, co-fundador de Stone Brewery habla sin tapujos acerca de lo que cree que Miller Coors quiere lograr con este cambio de imagen, así como la decisión de Stone Brewery de demandar a Miller Coors (y de paso, tirándole tremendas pedradas a otras cervecerías “artesanales” que se vendieron a consorcios cerveceros globales en los últimos meses). Pero como en toda guerra siempre hay dos caras de la moneda, Miller Coors respondió a este asunto,a través de Marty Maloney, su director de relaciones públicas, tildando la demanda como “una inteligente táctica de publicity, basada en un video a varias cámaras con un guión predeterminado”, aduciendo que desde 1989 (año que se lanzó Keystone al mercado) sus consumidores la han llamado “stone” de manera coloquial y que “esas acciones hablarán por si solas durante el curso del proceso legal”.

En fin, a ver en que acaba esta guerra de pedradas, por lo pronto acá les dejamos el video de Stone Brewery para que no les cuenten.

¡Salud!
TBD Staff

Naranja incluida: Blue Moon cambiará su imagen

bluemoonnewdesignTBD

Con una imagen más sencilla que la actual, así se verá Blue Moon dentro de pocos meses.

Blue Moon, esa sabrosa cerveza blanca que está en el mercado desde 1995 decidió que ya era tiempo de darle una renovada a su imagen, sobre todo ahora que la competencia con otras cervezas de su estilo está dura, principalmente en el mercado estadounidense.  Y aunque el estilo de imagen de esta marca propiedad de MillerCoors  (sí, esta cheve es propiedad de esa macro) permanece, con sus cracterísticos tonos azules y celestes, la imagen de su etiqueta y empaques se simplificó, borrando del mapa esos pinos que parecían nevados (en realidad lo que parecía nieve era el reflejo de la gran luna azul) y cambiando el estilo de la tipografía a algo un poco más moderno.

bluemoonOlddesignTBD

La actual imagen de Blue Moon que estará en el mercado hasta marzo del 2016

Y como uno de los principales diferenciadores de esta cerveza es el uso de una rodaja de naranja para acompañarla -en lugar del típico limón de muchas otras cervezas americanas- MillerCoors decidió usarla como elemento distintivo en sus cajas y canastillas (aunque no en la etiqueta de la botella), esto a  manera de una ilustración. Y es que esto de la naranja, aunque parezca insignificante a simple vista, ha sido un pilar de su crecimiento en ventas en años recientes; de hecho Blue Moon ocupa ya el lugar 18 de todas las cervezas que se venden en Estados Unidos, esto por ventas en volumen, adelante de otras marcas como Stella Artois. La nueva imagen de esta marca comenzará a llegar a los anaqueles de las tiendas a partir de marzo del 2016, a ver qué tal le va a la luna azul.

¡Salud!
TBD Staff

Miller y Harley Davidson en la misma lata

miller_hd_tbd_4Dos emblemáticas marcas de Milwaukee se unen este verano para darle una imagen interesante a los empaques de una de las cervezas americanas clásicas: Harley Davidson le presta su imagen a Miller High Life para lanzar una edición limitada de latas (y  etiquetas de botellas) bajo el concepto “Long live the pursuit” (algo así como “larga vida a la búsqueda”), las cuales fueron diseñadas por varios artistas como Roland Sands y Derrick Strawcastle.

miller_hd_tbd_1Estas cervezas High Life/Harley Davidson que están desde hace un par de semanas en los anaqueles de tiendas de Estados Unidos son parte de una campaña publicitaria que busca capturar el ojo -y bolsillo- del consumidor Millenial con un estilo retro-chic un poco en la tónica de los estilos gráficos de muchas de las cervezas artesanales a las cuales ha estado migrando cada vez más este grupo de consumidores estadounidenses (léase Hipsters).

miller_hd_tbd_3El mensaje central de este concepto de “búsqueda” hace énfasis en que “las mejores cosas de la vida con las más simples”, y “rico no es quien más tiene, sin cómo vives la vida y en descubrir el gran valor en los momentos que son genuinos”, esto en palabras de Amanda DeVore, directora de mercadotecnia de Miller High Life, quien añadió que este idea está basada en la redefinición del concepto de “éxito” por parte de los Millenials (aquellos que nacieron en  la década de los noventa).

miller_hd_tbd_2Además de estos empaques, el concepto se ha llevado a una campaña publicitaria y promocional en varios medios, en la cual el consumidor de esta cerveza americana tiene la oportunidad de ganar una Harley Davidson hecha al gusto del afortunado ganador.

Habrá que buscar unas latas de estas para la colección.

Cheers!
TBD Staff

La cerveza artesanal y el Baseball

baseballcraftbeercoverTBD

La asociación entre el Baseball y la cerveza es tan antigua como este deporte mismo, eso no es novedad, vaya, hasta hay un equipo en las Mayores que se llama los Cerveceros de Milwaukee, ¿pero te imaginas ir a ver a los Padres de San Diego contra los Dodgers y tomarte una cerveza de la cervecería Stone en lugar de la típica Bud o Coors?  Pues esto es posible, porque las cervezas artesanales siguen ganando terreno no sólo en ciertos pubs o centros de consumo indies, y una muestra de ello es la creciente participación que tienen en los estadios de las ligas mayores  de baseball, lugares donde tradicionalmente las macrocervecerías tenían concesiones exclusivas para vender sus productos.

Boulevard Brewing Co. dentro del estadio de los Reales de KC

Boulevard Brewing Co. dentro del estadio de los Reales de KC

Esta tendencia que comenzó hace un par de años, ha ido a a par del cambiante gusto de los estadounidenses por cervezas más auténticas y con mayor sabor, que se ha dado en los útimos cinco años (el mercado estadounidense de cervezas macro está estancado en términos de crecimiento), y hoy ha llegado a más parques de las ligas mayores (y de las ligas menores también). Por ejemplo en el Citizens Bank Park de Filadelfia, los fanáticos de los Phillies pueden disfrutar del partido acompañados de productos de la cervecería Great Lakes; en Pittsburgh, el PNC Park, la pintoresca casa de los Piratas de amarillo y negro, ofrece dentro de su gama de bebidas, cervezas como la Railbender Ale de la Eerie Brewing Co.

La casa de los Padres de San Diego, el Petco Park

La casa de los Padres de San Diego, el Petco Park, donde se llevará a cabo el Padres Beerfest 2013

Uno de los primeros equipos de la MLB que rompió el paradigma de ofrecer solo productos de las macrocervecerías son los Reales de Kansas City, que al vencer el contrato de “preferencia” (traducción: “exclusividad”) que tenía con una de las grandes firmas cerveceras, lo amplió para incluir en la oferta productos de firmas independientes como las de la Boulevard Brewing Company, en el Kauffman Stadium. Y aunque es cierto que los grandes consorcios cerveceros aún dominan la escena (ahí están el Miller Park y el Busch Stadium), pero lo que vemos es que el aficionado al baseball está exigiendo cervezas locales, no sólo las que tienen presencia en todos lados, ya que esto representa  extender a los productos de consumo la ascendencia del equipo que representa a su ciudad, al menos en los juegos de local, obviamente.Tan es así que franquicias de las ligas mayores incluso están llevando la cultura cervecera artesanal más allá de sus juegos como local; para muestra está el Padres Beerfest, organizado por los Padres de San Diego y que se llevará a cabo en mayo de este año en el Petco Park, donde contarán con cervezas de doce firmas artesanales entre las que destacan Karl Strauss, Stone y New Belgium.

el área de cervezas artesanales en "La casa que Ruth construyó"

Craft Beer Destination: el área de cervezas artesanales en “La casa que Ruth construyó”

Pero no todos los que se están subiendo a este barco les ha ido bien con sus fanáticos, en la reciente apertura de la temporada 2013, los Yankees sufrieron una serie de críticas en torno a su proyecto “Craft Beer Destination”, ya que muchos de los asistentes a esta área dentro del Yankee Stadium se quejaron de lo de “artesanal” es solo una fachada, ya que los productos que venden son producidos por subsidiarias de MillerCoors, como por ejemplo Blue Moon. Además, otros de los productos que venden ahí no son cervezas propiamente, como ‘Crispin’ que es una Sidra y ‘Leinenkugel’ que es una shandy (mezcla de cerveza y limonada), por lo que conociendo el nivel de exigencia del aficionado neoyorquino, no se nos hace raro la avalancha de críticas hacia los dueños de este equipo.

Y hablando de la Liga Mexicana de Baseball, ¿veremos esta tendencia pronto en los estadios mexicanos? Aunque suene difícil, creemos que eventualmente en algunos parques de pelota de por acá veremos marcas independientes conviviendo con las marcas tradicionales. Sería grato poder tomarse alguna Bocanegra viendo a los Sultanes en el Estadio de Baseball Monterrey o una Insurgente o Házmela Rusa en el Foro Sol, ¿no creen?

Blue Moon, la sabrosa Blue Moon

bluemoonTBD_1

Hace ya rato que varios lectores de este blog nos habían pedido información sobre una buena cerveza estadounidense que ha agarrado mucho vuelo desde hace ya algunos años, se trata de Blue Moon, una Witbier estilo belga producida en Coloroado.

La corcholata azul de esta "luna azul"

La corcholata azul de esta “luna azul”

Esta cerveza es joven ya que nació apenas en 1995 y como decíamos anteriormente ha  ido dando pasos agigantados en la preferencia del público estadounidense, canadiense e incluso europeo por su sabor dulzón y con una rica presencia de notas cítricas, concretamente a naranja. La Blue Moon, que es parte del portafolio de Miller Coors, se vende en botella, lata y en barril en muchos bares y centros de consumo, principalmente en la costa oeste del país americano. A diferencia de otras cervezas de su estilo que a menudo se sirven con una rodaja de limón, la Blue Moon se acostumbra acompañar con una rebanada de naranja,ya que según sus creadores, acentúa su sabor, aunque para ser sinceros, acá creemos que es más un elemento de marketing, pero como sea, si le va bien este detalle, tanto al sabor como a la vista.

Buen nivel de espuma en esta Blue Moon

Buen nivel de espuma en esta rica Blue Moon

La Blue Moon tiene un contenido de alcohol de 5.4%, y su apariencia en inconfundible, ya que presenta un tono amarillo/naranja “mate”, esto por ser una cerveza sin filtrar, lo cual hace que su look sea espesón. Esta lunática (en el buen sentido) genera un muy buen nivel de espuma, quedando la “nata” un buen rato en el vaso -se recomienda usar una copa “tulipán”, cosa que esta ocasión no hicimos por no haber tenido una a la mano- lo cual la hace verse bastante apetecible al estar servida. Una vez servida, puedes sentir un delicioso aroma a naranja con notas a especias, como clavo y cilantro que por supuesto están presentes al momento de darle el trago a esta bebida, la cual te deja una sensación dulce en la boca, pero sin ser empalagosa, en lo personal creemos que los maestros cerveceros de esta Luna Azul logran un gran balance entre todos los ingredientes, ya que estos conviven de muy sabrosa manera en la bebida; al momento de darle el trago sentirás la dulzura del trigo y naranja, pero al pasarlo, vas a sentir las notas a especias, lo cual a nosotros nos gustó.

En resumen, si te gustan las cervezas que tienen esa mezcla de sabores cítricos, dulces y a especias, pero siguen siendo refrescantes, creemos que esta Witbier te va a gustar, si la ves por ahí, no le pienses, cómprate un par de Blue Moon y comprueba tú mismo porque esta cerveza sigue ganando adeptos en el mundo cervecero.

La Blue Moon la puedes conseguir en Lúpulo Cerveza Store, The Beer Box y otras tiendas especializadas en cervezas artesanales.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Miller Chill: bajas calorías con sabor cítrico.

“Chill”, la cerveza baja en calorías con sabor a Lima, de Miller.

Siguiendo con el tema de las cervezas estadounidenses bajas en calorías, ahora nos tocó probar uno de los más recientes lanzamientos en esta categoría en el país de las barras y las estrellas, se trata de la Miller Chill, cerveza ligerita saborizada, en este caso a Lima (o lo que viene siendo limón para los estándares mexicanos).

De envase claro, esta cerveza le compite frontalmente a la Bud Light Lime

Esta cerveza fue creada por la compañía de Milwaukee en el 2007 bajo la marca Miller Chelada, y en ese año fue uno de los lanzamientos cerveceros más exitosos en Estados Unidos. Sin embargo, para el 2008 las ventas de esta Miller Chelada sufrieron una buena caída, debido en gran parte al lanzamiento de la Bud Light Lime. Esto llevó a MillerCoors a  darle una renovada a su estrategia para este producto, relanzándola bajo la marca Miller Chill, la cual incluyó un cambio de imagen, siendo el más notorio, su cambio de botella verde a una transparente, con lo cual la marca buscó posicionarla como una cerveza más refrescante que su competencia, muy al estilo de algunas mexicanas como Corona, Sol y Mexicali. De hecho, el diseño gráfico de esta marca toma elementos de diseño basados en estilos prehispánicos mexicanos, siendo esto evidente en sus corcholatas.

La imagen de la Miller Chill usa elementos gráficos estilo mexicano

La cerveza es pasable, considerando que es una cerveza baja en calorías -y esto lo comento antes de que los amantes de las cervezas “rudas” se nos echen encima-, aunque esperábamos notar un poco más sólido el sabor a lima, esto quizás por la percepción que tenemos de una “chelada”. En cambio el sabor de la Miller Chill es en cierta manera medio dulce, sin llegar a ser una Shandy, pero ciertamente no es una “chelada style beer”. Con un 4.2% de ABV, y de cuerpo bastante ligero, esta bebida de Miller es buena como para “cambiar la esprea” en estas tardes de verano, sobre todo si estás haciendo una parrillada, pero la verdad, no está como para tomarse más de un par, y no porque sea un mal producto, sino simplemente porque su sabor te llega a empalagar, lo cual sucede no solo con esta Miller Chill, sino con casi todas las cervezas saborizadas, incluso las mexicanas como Sol Limón o Sol Clamato.

Independientemente de su sabor o textura, lo que si nos gustó bastante es la imagen de esta cerveza, su buen balance de color entre los verdes de su logotipo con el amarillo del líquido en su botella, avisa claramente que es una bebida refrescante con un twist mexicano/latino.
En fin, ven por ahí a esta Miller Chill y tienen gana de romperle un poco la rutina cervecera a sus papilas gustativas, pruébenla, y díganos que les pareció este esfuerzo de la cervecera de Milwaukee en el segmento de las cervezas saborizadas.

Cheers!
>>>Chuck

fotos ©Carlos Leal Jiménez