Calavera Sanctum, delicia de cerveza

sanctum_TBD_1

Aunque ya estamos en tiempos otoñales (en el Hemisferio Norte), no quisimos dejar de presentarles una deliciosa cerveza mexicana de trigo (muy de la estación primaveral), la Sanctum de Calavera, en su edición 2013, la cual por cierto obtuvo la medalla de bronce en la categoría de cerveza de trigo estilo alemán en la más reciente edición del US Beer Open (siendo la única mexicana en ser galardonada este año).

"¿Me da mi Calaverita?"

“¿Me da mi Calaverita?”

De apariencia y consistencia digamos que algo lechosa, esta Sanctum (7.4% ABV) usa muy buenos ingredientes en su fórmula los cuales sí se notan al beber esta cerveza de trigo; de entrada está hecha con agua de manantial, lo cual le ayuda bastante a casi cualquier cerveza, además, esta cerveza mexicana lleva dos variedades de lúpulo en su composición, el Saaz, de origen Checo y el Perle de origen alemán. Como nota particular de esta cerveza, es que los maestros cerveceros de Calavera le agregan un poco de hoja de Santa, para aromattizarla, de ahí su nombre.

Muy elocuente la etiqueta de esta Sanctum de Calavera

Muy elocuente la etiqueta de esta Sanctum de Calavera

La edición 2013 de esta cerveza de Calavera que trae una etiqueta en la cual se aprecia el arte de Mike Sandoval, ilustrador mexicano, aún la puedes conseguir en tiendas especializadas de cervezas artesanales como Lúpulo Cerveza Store o The Beer Box, pero apúrate, porque seguramente ya no quedan muchas, considerando que estamos ya en octubre. Si la encuentras, enfríala moderadamente (por ahí de unos 7º C) sírvela en un vaso y disfruta cada sorbo, te va a gustar.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Blue Moon, la sabrosa Blue Moon

bluemoonTBD_1

Hace ya rato que varios lectores de este blog nos habían pedido información sobre una buena cerveza estadounidense que ha agarrado mucho vuelo desde hace ya algunos años, se trata de Blue Moon, una Witbier estilo belga producida en Coloroado.

La corcholata azul de esta "luna azul"

La corcholata azul de esta “luna azul”

Esta cerveza es joven ya que nació apenas en 1995 y como decíamos anteriormente ha  ido dando pasos agigantados en la preferencia del público estadounidense, canadiense e incluso europeo por su sabor dulzón y con una rica presencia de notas cítricas, concretamente a naranja. La Blue Moon, que es parte del portafolio de Miller Coors, se vende en botella, lata y en barril en muchos bares y centros de consumo, principalmente en la costa oeste del país americano. A diferencia de otras cervezas de su estilo que a menudo se sirven con una rodaja de limón, la Blue Moon se acostumbra acompañar con una rebanada de naranja,ya que según sus creadores, acentúa su sabor, aunque para ser sinceros, acá creemos que es más un elemento de marketing, pero como sea, si le va bien este detalle, tanto al sabor como a la vista.

Buen nivel de espuma en esta Blue Moon

Buen nivel de espuma en esta rica Blue Moon

La Blue Moon tiene un contenido de alcohol de 5.4%, y su apariencia en inconfundible, ya que presenta un tono amarillo/naranja “mate”, esto por ser una cerveza sin filtrar, lo cual hace que su look sea espesón. Esta lunática (en el buen sentido) genera un muy buen nivel de espuma, quedando la “nata” un buen rato en el vaso -se recomienda usar una copa “tulipán”, cosa que esta ocasión no hicimos por no haber tenido una a la mano- lo cual la hace verse bastante apetecible al estar servida. Una vez servida, puedes sentir un delicioso aroma a naranja con notas a especias, como clavo y cilantro que por supuesto están presentes al momento de darle el trago a esta bebida, la cual te deja una sensación dulce en la boca, pero sin ser empalagosa, en lo personal creemos que los maestros cerveceros de esta Luna Azul logran un gran balance entre todos los ingredientes, ya que estos conviven de muy sabrosa manera en la bebida; al momento de darle el trago sentirás la dulzura del trigo y naranja, pero al pasarlo, vas a sentir las notas a especias, lo cual a nosotros nos gustó.

En resumen, si te gustan las cervezas que tienen esa mezcla de sabores cítricos, dulces y a especias, pero siguen siendo refrescantes, creemos que esta Witbier te va a gustar, si la ves por ahí, no le pienses, cómprate un par de Blue Moon y comprueba tú mismo porque esta cerveza sigue ganando adeptos en el mundo cervecero.

La Blue Moon la puedes conseguir en Lúpulo Cerveza Store, The Beer Box y otras tiendas especializadas en cervezas artesanales.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

fotos ©Carlos Leal Jiménez

Para los Melcocheros, “The Love”

thelovestarrhillTBD

Hoy es un día especial para muchas personas, y no solo las parejas de enamorados que andan por ahí derrochando miel (ahhh l’amour…) sino para aquellos que venden flores, chocolates, dulces, así como también para restaurantes y porque no decirlo, para los hoteles (muchos niños se harán hoy, ¿eh?) . Pues bien, como no queremos que nos digan que no tenemos espíritu de San Valentín, acá les presentamos una cerveza Ad Hoc a esta celebradísima fecha, se trata de  “The Love”, cerveza producida en Estados Unidos, concretamente en la población de Crozet, Virginia (originalmente la empresa inició operaciones en Charlottesville y luego se mudó a Crozet) por la cervecería Starr Hill, joven empresa fundada apenas en 1999 en ese estado norteamericano.

De imagen "Sweet", esta  amorosa cerveza es bien evaluada en Estados Unidos

De imagen “Sweet”, esta amorosa cerveza es bien evaluada por críticos cerveceros de Estados Unidos

“The Love” obviamente se vende mucho en esta época, es una cerveza estilo Hefeweizen (de trigo, pues) sin filtrar, de cuerpo ligero y con un ABV de 4.6%, que es una creación del Maestro Cervecero Mark Thompson, quien está a cargo de las creaciones de la cervecería Starr Hill. Según descripción oficial de esta compañía, esta cerveza tiene un ligero sabor a plátano y clavo, así como a frutos cítricos; el color de esta “The Love” es dorado opaco, esto debido a los sedimentos que contiene el líquido, ya que como mencionamos anteriormente, es una cerveza sin filtrar.

Esta cerveza que en el 2008 obtuvo la medalla de plata en su categoría en el Great American Beer Festival, se vende todo el año primordialmente en la costa este de Estados Unidos (la está distribuyendo ya Anheuser-Busch en otras regiones de ese país), tanto en botella de 355ml como en barril, esto en centros de consumo.  Esperemos pronto tenerla en tierras mexicanas para probar y poder corroborar las cosas buenas que se dicen de ella.

¡Feliz Día de San Valentín!
The Beer Daily Dudes

Bienvenidos a Alcatraz. La cervecería, no la prisión.

Hace unos días tuvimos la oportunidad de conocer un restaurante/ microcervecería que nos habían recomendado durante nuestra estancia en el condado de Orange, esto en el sur de California, se trata de “Alcatraz Brewing Co”, ubicado en la población californiana con el mismo nombre del condado: Orange.

Una réplica del Golden Gate en la Alcatraz Brewing Co.

Como su nombre lo indica, esta microcervecería es semi-temática, basada en la hermosa ciudad de San Francisco -o ‘Frisco’ como acá cariñosamente le llaman- y ofrece una serie de productos cerveceros que son totalmente preparados ahí, a la vista de los comensales, y que llevan nombres basados en elementos que encuentras en la mítica isla frente a San Francisco, que sirviera como prisión de temidos criminales hace algunas décadas; algunos de estos nombres: “Searchlight”, “Pelican”, “BigHouse” y “Weiss Guy”, siendo esta última la que probamos en nuestra estancia en este peculiar lugar.

La “Weiss Guy”, una refrescante cerveza de trigo, sin filtrar

La Weiss Guy (con un nombre a base de juego de palabras, ya que suena similar a “Tipo inteligente”) con todo y la imagen de un gángster a la Al Capone, es una cerveza de trigo, ligera de cuerpo mediano y no tan opaca como otros productos de su estilo.  En palabras de su creador, el maestro cervecero Robb Macleod -a quien tuvimos la fortuna de conocer personalmente y charlar con él mientras supervisaba las mezclas- “es una cerveza ligera, refrescante, sin tantas pretensiones como otras weissbier, que te sirve como introducción a otros de los productos de Alcatraz, si es tu primera vez por acá, es bueno comenzar con esta”.Y como somos bastante obedientes (not) decidimos tomarnos un par de pintas de esta cerveza, la cual no nos decepcionó. Quizás fue basado en la honestidad de Robb, pero esta Weiss Guy nos resultó muy sabrosa, sobre todo al acompañarla con un dip de espinacas y alcachofa y unas brochetas de pollo al jengibre.

Los tanques de fermentación en Alcatraz Brewing Co.

Después de probar esta Weiss Guy nos ofrecieron un par de samplers de la Searchlight , que es una golden ale y de la Pelican, la pale ale de este lugar, las cuales estaban buenas, pero decidimos dejar para otra ocasión el tomarnos unas pintas de estos brebajes californianos.

El lugar en si es bastante estándar para un restaurante/cervecería de este tipo, aunque el que esté tematizado con elementos de la ciudad de los 49ers como una réplica del Golden Gate y una pagoda china, además de posters de la época hippie en Haight-Ashbury, incluidos algunos affiches clásicos de The Grateful Dead pintados por Peter Max, lo hacen un lugar interesante para ir a tomar una buena cerveza acompañada de buena música.

Algunas de las cervezas estacionales en Alcatraz

Si andas de pronto por estos rumbos californianos, date una escapada para conocer este pedazo de San Francisco en medio del condado de Orange; eso sí, si llegas  después de las 5:00 de la tarde, ten paciencia, porque a esas horas el lugar se llena bastante, pero vale la pena esperar,el ambiente se pone bastante bueno, y así la cerveza te sabrá mejor, sobre todo si la acompañas con algunos platillos de su menú.

Cheers!
@thebeerdaily

Sierra Nevada Kellerweis: ¡que bien sabe este trigo!

Una deliciosa imagen, la de esta Kellerweis de Sierra Nevada servida en un vaso Weizen

¡Saludos, fanáticos cerveceros! ¿cómo los trata este otoño? A nosotros de maravilla, y esto porque además de que el clima ha sido bastante benigno por estos lados, nos tocó probar hace unos días una de las cervezas más sabrosas que hayamos degustado en meses recientes, se trata de una de las joyitas de la Sierra Nevada Brewing Co., firma asentada en la ciudad de Chico California, que lleva el nombre de una cadena montañosa   que va de California a Nevada, y que produce muy buenas mezclas cerveceras.

Pero antes de platicarles cómo nos fue con una de sus cervezas, les contamos que esta empresa fue fundada a finales de los años setenta (1979, para ser exactos) en esta pequeña población californiana, por dos amigos que comenzaron a hacer cerveza casera, poniéndoles el  nombre de Sierra Nevada en honor a las montañas donde uno de sus fundadores acostumbra hacer hiking. Sierra Nevada Brewing Co. es una de las empresas cerveceras independientes con más influencia en el ramo de la cerveza artesanal en los Estados Unidos, y ha sido nombrada como pilar de lo que se conoce como la “revolución cervecera americana”.

Una de las cervezas de trigo más ricas que hemos probado recientemente

Pues ahora nos dimos a la “pesada tarea” de probar su Kellerweis que es su cerveza de trigo (hefeweizen), la cual es considerada por críticos cerveceros estadounidenses como una de las mejores de ese país. Y la verdad, cuando la tomamos no nos desilusionó en nada, realmente es una muy buena cerveza de pé a pá.  Desde que ves su etiqueta, como que algo te llama, será la ilustración bastante orgánica o el estilo clásico de sus tipografías, pero esta “ropa” le va bastante bien al producto. Cuando la destapamos,  un delicioso aroma que es como una mezcla ecléctica de plátano, clavo y algo de canela deleitó nuestras narices, tanto que le dimos varias inhalaciones a ese rico olor que despedía la botella de 12 onzas. De cuerpo medio ligero considerando que es una cerveza de trigo, esta cerveza la vertimos en vaso Weizen, dejando ver su tono amarillo opaco, medio lechoso que antoja a probarla inmediatamente. En cuanto a espuma, esta cerveza generó un buen nivel, dejando buenas trazas de ésta en el vaso, lo que en nuestro humilde gusto, la hace verse bastante antojable ya servida.
En cuanto a sabor, eso sí es otra cosa, con un buen balance entre plátano y notas cítricas que la hacen una cerveza bastante agradable al paladar; además al final notas una cierta presencia de lúpulo, pero sin desplazar del todo a los sabores que fueron apareciendo previamente, lo cual a nuestro juicio hace que esta cerveza logre una solidez impecable en el tema de sabores, algo que no es fácil de lograr en esta categoría de cervezas.

La sencilla corcholata de Sierra Nevada Kellerweis

Sin duda, esta Kellerweis debe de estar en tu lista de cervezas a probar pronto, ya que aunque su sabor y consistencia pudiera ser más del estilo de una cerveza de otras temporadas más cálidas, te gustará incluso en estos frescos días del otoño. En pocas palabras, si te gustan las cervezas de sabores complejos pero bien balanceados, no puedes dejar de probarla, te va a gustar.

En Monterrey, esta cerveza de Sierra Nevada la encuentras en Lúpulo Cerveza Store. En el resto del país la puedes conseguir en tiendas especializadas en cervezas importadas y artesanales.

Cheers!
TBD Staff

fotos ©Carlos Leal Jiménez

La primer cerveza de trigo en México llegó para refrescar el verano: Bohemia Weizen

La imagen de la Bohemia Weizen en su edición 2012, con tonos celestes y oro.

Primero les hablaré un poco sobre la compañía dedicada a la elaboración de tan delicioso brebaje digno de Dionisio y Sileno.

Bohemia, una de las tantas marcas de cerveza de nuestra tan adorada Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma (CCM) Es elaborada especialmente para quien aprecia y distingue un sabor impecable en cada bebida. Tiene un diseño de vanguardia que acentua la exclusividad de su aspecto. Dicha cerveza ha alcanzado la tan honorable distinción de ser considerada como una de las más finas cervezas del mundo consiguiendo grandes logros en innumerables concursos de categoría internacional. Uno de esos tantos es la medalla de oro “Le Monde Selection” (un premio otorgado por un instituto independiente -Monde Selection- ubicado en Bruselas, Bélgica, que se especializa en degustar y probar el producto de consumidores a nivel mundial para otorgarles un sello de calidad) En distintas ocasiones, 4 para ser precisos.

La caja de 12 Bohemias Weizen, disponible sólo en el verano.

De la misma forma, y buscando siempre exceder expectativas, se crea Bohemia Weizen. Una innovación de temporada que al igual y sus otras dos presentaciones (Oscura y Clásica) cuenta con exclusivos ingredientes que la hacen una cerveza única en su tipo, dado que el consumidor mexicano es cada vez más sofisticado y conocedor en el ámbito de la industria cervecera, lo cual representa un reto de constantes mejoras.

En definitiva, Bohemia Weizen honra con orgullo la tradición de uno los tipos de cervezas de mayor prestigio en Europa al contar con ingredientes como; Trigo, Lúpulo Mount Hood (que podemos encontrar en gran variedad de cervezas Lager, Pilsner y Bock) Cilantro y Cáscara de Naranja, por su herencia europea lo que la convierte en una bebida perfecta para temporadas de calor.

Se le puede encontrar solamente en verano y para quien como yo, sea fanático de ella, se hacen de unas reservas para que nunca les falte en la mesa dado que es una candidata perfecta para el maridaje con platillos ligeros como; Pollo, Atún, Salmón, Quesos como el Brie y postres.

Bohemia Weizen es clara, con cuerpo ligero, notas de malta y lúpulo en el aroma, ligeramente dulce resultando en un sabor muy refrescante, espuma densa cremosa y duradera. Es de estilo Kristalweizen, su fermentación es Ale con un 5.7% de ABV.

Aplaudo efusivamente el esfuerzo de CCM por tan complicado reto y me gustaría que se vendiera todo el año pues acá en Monterrey se pone pesado el sol por temporadas y no estaría mal andar de fresco a diario. Con cada sorbo me voy convirtiendo en un gran fan y sobre todo porque es bastante económica, lamentablemente, tendré que esperar hasta el próximo año para volverla a probar, mientras tanto, hay un mundo de cerveza con distintos sabores, aromas y colores esperando a ser descubierto por mí.

¡Salud!
Daniel Hernández
Beer Team