Oh yes, we love beer.

iglovebeer

Ahora que estamos en el mes de San Valentín -sí, lo sabemos,  el 14 es el día exacto, pero la mercadotecnia de cupido está fuerte todo el mes– decidimos poner esta imagen, porque sabemos que hay muchísimos fanáticos de la cerveza o como le dicen en otros lados “Beer Lovers”, así que a destapar alguna buena cebadilla por ahí y disfrutar el fin de semana.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

Para los Melcocheros, “The Love”

thelovestarrhillTBD

Hoy es un día especial para muchas personas, y no solo las parejas de enamorados que andan por ahí derrochando miel (ahhh l’amour…) sino para aquellos que venden flores, chocolates, dulces, así como también para restaurantes y porque no decirlo, para los hoteles (muchos niños se harán hoy, ¿eh?) . Pues bien, como no queremos que nos digan que no tenemos espíritu de San Valentín, acá les presentamos una cerveza Ad Hoc a esta celebradísima fecha, se trata de  “The Love”, cerveza producida en Estados Unidos, concretamente en la población de Crozet, Virginia (originalmente la empresa inició operaciones en Charlottesville y luego se mudó a Crozet) por la cervecería Starr Hill, joven empresa fundada apenas en 1999 en ese estado norteamericano.

De imagen "Sweet", esta  amorosa cerveza es bien evaluada en Estados Unidos

De imagen “Sweet”, esta amorosa cerveza es bien evaluada por críticos cerveceros de Estados Unidos

“The Love” obviamente se vende mucho en esta época, es una cerveza estilo Hefeweizen (de trigo, pues) sin filtrar, de cuerpo ligero y con un ABV de 4.6%, que es una creación del Maestro Cervecero Mark Thompson, quien está a cargo de las creaciones de la cervecería Starr Hill. Según descripción oficial de esta compañía, esta cerveza tiene un ligero sabor a plátano y clavo, así como a frutos cítricos; el color de esta “The Love” es dorado opaco, esto debido a los sedimentos que contiene el líquido, ya que como mencionamos anteriormente, es una cerveza sin filtrar.

Esta cerveza que en el 2008 obtuvo la medalla de plata en su categoría en el Great American Beer Festival, se vende todo el año primordialmente en la costa este de Estados Unidos (la está distribuyendo ya Anheuser-Busch en otras regiones de ese país), tanto en botella de 355ml como en barril, esto en centros de consumo.  Esperemos pronto tenerla en tierras mexicanas para probar y poder corroborar las cosas buenas que se dicen de ella.

¡Feliz Día de San Valentín!
The Beer Daily Dudes

Cerveza de colores, ¿dónde? en Japón por supuesto

coloresjaponesesTBD

Seguro, por ahí de pronto vemos cervezas de colores, pintadas con pigmentos artificiales, sobre todo en eventos puntuales como el Día de San Patricio, que es el día que más cerveza verde se vende en el planeta (y el día que más irlandeses peleadores se ven en las calles de muchas ciudades).

Aunque parece Kool Aid, esta es una cerveza

Aunque parece Kool Aid, esta es una cerveza

El caso es que en el tema de cervezas cromáticas sí hay en el mundo una cervecera que se dedica en cuerpo y alma a producir esta deliciosa bebida, pero usando colorantes naturales que no sólo son pigmentos, sino que también forman parte de la fórmula que los maestros cerveceros diseñaron; hablamos de la cervecera japonesa Abashiri, ubicada en la ciudad del mismo nombre en  la prefectura de Hokkaido, que produce tres diferentes cervezas, de colores azul, rojo y verde. ¿Y es que quienes sino los japoneses para ponerle color a casi todo, sin que esto se vea anti estético?

La cerveza color 'Papá Pitufo' de Abashiri

La cerveza color ‘Papá Pitufo’ de Abashiri

Uno de sus productos es la Ohotsk Blue Draft, la cual, como su nombre lo indica, es una cerveza azul  para lo cual utiliza un tipo de alga azul que crece cerca de la costa de Hokkaido, además de usar agua de icebergs que llegan a las costas de esta isla ubicada en el norte de Japón.  Pero si lo tuyo no es la cerveza color “Papá Pitufo” y prefieres tonos más de pasto, la Abashiri Brewing Co. también produce una cerveza  con un color muy del estilo del té verde de por aquellas tierras, la cual se obtiene al fermentar otro tipo de alga por separado, para luego agregarlo a la mezcla de la cerveza, ayudándole a tener un sabor aún más amargo y seco.

No, no es té verde, es cerveza.

No, no es té verde, es cerveza.

Y por si fuera poco, esta cervecería Nipona también produce una cerveza roja, llamada Hamanasu Draft, la cual obtiene un intenso tono rojo tomate (no red ales, aquí no les hablan) al ser preparada con antocianina, la cual es un pigmento natural que se encuentra en diferentes plantas y frutos que se dan en esa región asiática.

¿Que si hemos probado estas cervezas? No, y la verdad hasta hace muy poco supimos de su existencia, pero ya nos estamos poniendo a buscar algún distribuidor en México o Estados Unidos que las maneje para probarlas y traerles su reseña, esperamos que sea dentro de poco tiempo.
¿Y a ustedes, se le antojan estas coloridas cervezas japonesas?

Kampai!
The Beer Daily Dudes

Chibuku, cerveza africana en caja

chibuku_cover_TBD

En esta página hemos tenido la oportunidad de compartir con ustedes un buen de cervezas, mexicanas y de otros continentes, de las macrocervecerías así como de cervecerías artesanales, en lata y en botella…¿pero en caja de cartón? ¿no, verdad?
Pues ahora les presentamos una “cerveza” que es bastante popular en Africa y se empaca en cajas de cartón, muy estilo de los botes lecheros que día a día se venden y consumen en muchos hogares, les hablamos de Chibuku, bebida que se ofrece en cajas de un litro, a un precio promedio de USD $0.60 (sí, sesenta centavos de dolar por un litro).

No, no es leche o crema, es Chibuku, "cerveza" africana de SAB Miller

No, no es leche o crema, es Chibuku, “cerveza” africana de SAB Miller

Esta cerveza (así la definen sus productores, aunque no tenga malta ni cebada) nació en Zambia a finales de la década de los cincuenta, y desde sus inicios fue bastante popular por su precio accesible, considerando el poder adquisitivo de los habitantes de ese país africano, además de ser considerado por muchos  como un híbrido entre bebida y alimento, ya que este producto está hecho a partir de maíz y/o sorgo (la fórmula varía de país a país).

De aspecto y consistencia lechosa, esta Chibuku resulta particular, ya que recién empacado el líquido, el porcentaje de contenido alcohólico es de 0.5%, pero esta bebida se sigue fermentando en la caja, hasta alcanzar un nivel de poco más de 5%ABV. De hecho, la vida de anaquel de este producto es de tan sólo 5 días, por ello es que Chibuku se produce localmente en los mercados que se comercializa, tal como Zambia, Zimbabwe, Malawi y Botswana. Una particularidad del empaque de Chibuku es su leyenda “Shake, Shake”, lo cual es una frase publicitaria que busca recordar al consumidor, que la caja de cartón debe ser agitada antes de beber el líquido, para que los sedimentos de maíz y/o sorgo se mezclen correctamente.

La consistencia opaca y lechosa de Chibuku, producida en Zambia.

La consistencia opaca y lechosa de Chibuku, producida en Malawi y otros países africanos.

Hace algunos años SAB Miller compró la marca Chibuku y comenzó a exportar el concepto a otros países del continente africano, anunciando hace pocos meses que llevará la producción y comercialización de este producto a otras 10 naciones, tales como Uganda, Nigeria, Ghana y Kenya, donde esperan generar 500 empleos directos así como 1,500 plazas de trabajo indirectas en esos países, esto como parte del programa ‘Farming Better Futures’, de este grupo cervecero mundial.

Como dato curioso, en la ciudad británica de Liverpool existe un club nocturno que toma el nombre imagen de este producto, que a menudo organiza buenos festivales con DJ’s de varias partes del mundo; el dueño de este club, en un viaje a Africa vio el producto y decidió bautizar así a su club, ¿que si ahí venden Chibuku?, no lo sabemos, tendremos que ir a Liverpool para verificar,¡ ja!

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

Simplemente, una chelita.

43_2012justonebeer05

Just One Beer es una extraña pero bastante elaborada cerveza y un proyecto de Ilustración aplicada a mercadotecnia, surgido del trabajo final de unos alumnos de la Universidad Politécnica de Valencia [UPV],  de la licenciatura en Bellas Artes y Diseño.

Esto fue una tarea normal, para poder pasar de semestre. El proyecto consistía en el desarrollo conceptual y visual de una nueva marca de cerveza y toda la merch posible pa’ poder venderla. Cuando uno estudia, no hay tantos lineamientos que seguir ya que uno es su propio cliente, lo digo porque yo también estuve en las aulas de una universidad estudiando Diseño Gráfico y Artes Visuales; esto permite dejar volar la imaginación para lograr cosas que  tal vez muchos propietarios de marcas dirían un rotundo ¡NO!, pero pues para uno y sus compañeros es: ‘¡Se ve bieeeeen perrón, así déjalo!’.

Lo genial de este proyecto escolar tan pintoresco, es que The Just One Beer Company, podría ser la primera y única fábrica de cerveza artesanal en la región de Valencia, por allá en España donde vive y trabaja Andrés Guardadeeee. Estos chavales dicen ofrecer una elaboración de chelita bajo condiciones inigualables tanto en temperatura como calidad de todos sus ingredientes, brindando pequeñas cantidades, en cuanto a producción, de cerveza artesanal exquisita para garantizar siempre cheve ‘recién salidita del horno’.

La receta de estas cervezas es común y especial a la vez, según sus creadores, ya que comienzan eligiendo los mejores y más comunes ingredientes para elaborar cerveza añadiendo un montón de amor y un poquitín de magia; esto hace, según ellos, terminar embotellando cervezas con carácter, frescura y sabores inimaginables.

A ellos les gusta juntar hermosas parejas, funcionales y verdaderas, como la de Mr. Beer con Mrs. Rose, con Mrs. Ginger, Mrs. Mint o Mrs. Honey. Esto me suena como a un Mauricio Garcés de la cerveza, lo cual, a juzgar por estas películas, debe ser una excelente opción. ¡Arrrrroz! 

Para Franziska Böttcher y sus secuaces de la uni, no es sólo el hecho de hacer cerveza y venderla sino crear un lubricante para conversaciones con el que la gente pueda unirse y celebrar la vida, con orgullo, convicción y humor… osea, pasarla padre mientras nos echamos una de Mr. Beer con la señorita Honey o alguna de sus morritas…

“Para los amantes de la buena cerveza le ofrecemos la oportunidad de elegir una cerveza diferente a los tradicionales, ya que: No es sólo una cerveza. Es más. No se trata sólo de beber cerveza sólo por beberla, sino hacerlo por la amistad. Just One Beer ha sido creada para ser amada, no para ser entendida. Y honestamente: ¿Alguna vez han salido por ahi para tomarse ‘Just One Beer? ¡Salud!” – Franziska Böttcher

Está bien interesante este proyecto, esperemos ya haya visto la luz el primer batch de la mezcla de estos jóvenes universitarios y yo, ahi les dejo de tarea probar estas chelitas por demás artesanales y si la encuentran… ¡Pues mochilas!

¡Salud!
 – Herr Playmo von Freuschland

@capitanudillos

43_2012justonebeer02 43_2012justonebeer01 43_2012justonebeer06 43_2012justonebeer04 43_2012justonebeer07 43_2012justonebeer08 43_2012justonebeer09

Llega la sidra a México: Strongbow Gold

strongbowTBD

Aunque la sidra es casi casi como una prima de la cerveza, en este país nunca ha tenido arraigo, salvo las versiones estilo vino espumoso que se consumen en navidad y año nuevo. Sin embargo, esto parece que cambiará, ya que este 2013 Cuauhtémoc Moctezuma ha comenzado la importación y distribución en México de Strongbow Gold, una de las marcas líderes de sidra en Europa.

La sidra es una bebida que se produce a base de la fermentación de jugo de manzana y es bastante popular en muchos países europeos; en años recientes esta categoría de bebida alcohólica ha experimentado un rápido crecimiento en otros mercados no europeos como el estadounidense, donde cada vez más te topas con diferentes marcas en los anaqueles de las tiendas.

Strongbow Gold es una marca que nació en el Reino Unido en la década de los sesenta, y actualmente forma parte del portafolio de Heineken Group, el cual es el líder a nivel mundial en el mercado de sidra, con el 24% de participación (en el Reino Unido, este porcentaje sube al 50%).  Esta marca llega a México buscando crear una nueva categoría de negocio, en un momento donde el consumidor mexicano está cada vez más ávido de bebidas saborizadas de bajo volumen de alcohol.

La Strongbow Gold que está a la venta en el canal de conveniencia y supermercados primordialmente se produce y embotella en Bélgica y cuenta con una graduación de alcohol del 5%. Este producto se ofrece en botellas de 300ml y su precio de venta actual es de $18 pesos, siendo México el primer país del continente americano donde se lanza este producto.

Creemos que el gran reto que tiene esta iniciativa de Cuauhtémoc Moctezuma, es romper la percepción que el consumidor mexicano tiene cuando escucha la palabra “sidra”, ya que la imagen que se nos viene a la mente en relación a esa palabra, es la de bebidas espumosas como la famosísima “Sidra Santa Claus”, causante de muchas crudas en la temporada navideña, o bien la de algunos refrescos sabor manzana que desde hace muchas décadas usan la palabra “sidral” en su marca. Habrá que ver que estrategia de comunicación sigue la gente de mercadotecnia a cargo del lanzamiento de la Strongbow Gold. Para conocer más de este producto, pueden entrar a su página web: strongbowgold.com (que está en inglés, por cierto).

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

Kirin “Número Uno”

kirin_ichiban_TBD_2

El título de este post no hace referencia al lugar de ventas de esta cerveza de marca japonesa, sino a su nombre en si; “Ichiban” significa “número uno” en japonés. Y aunque uno se puede ir con la finta del origen de esta cerveza, la verdad es que este producto que probamos ahora no está hecha ni en Tokyo, ni en Osaka, ni en Nagoya ni en ninguna ciudad japonesa, esta cerveza -la que se vende en Norteamérica- llega desde las plantas de Anheuser-Busch de California y Virginia.

La sobria botella de la Kirin Ichiban americana

La sobria botella de la Kirin Ichiban americana

En  fin, esta ocasión nos tocó probar esta cerveza  estilo lager de 5% ABV, de la cual esperábamos un poco más, quizás porque en un viaje que hicimos al país del sol naciente tuvimos la oportunidad de probar varias cervezas de por allá, incluidas las de la Cervecería Kirin. Y no es que esta cerveza sea mala, sino que es más parecida a las típicas lagers adjuntas americanas que encuentras en cualquier supermercado, si acaso con un poco más de amargor, pero con el mismo estilo de cuerpo y carbonatación de las cervezas de la clase MBC.

En cuestión de olfato, esta cerveza es muy ligera, casi no presenta aromas distinguibles, si acaso por ahí algo de notas a malta y arroz (y eso que según su etiqueta está producida con 100% malta). De un intenso tono dorado, el cuerpo de esta Ichiban es muy, pero muy ligero, y aunque genera buen nivel de espuma al vaciarla, esta se disipa muy rápidamente sin dejar trazas en el tarro. De sabor, esta americana de orígenes japoneses es muy similar a algunos productos de AB, si acaso con un poquito más de amargor al pasar el trago, pero nada relevante acá.

De cuerpo muy ligero y poco nivel de amargor, esta cerveza americana de origen japonés.

De cuerpo muy ligero y poco nivel de amargor, esta cerveza americana de origen japonés.

A nivel general, esta Ichiban americana de Kirin promete más de lo que realmente es, y aunque no es una cerveza mala -en gustos se rompen géneros- si es un producto que no compromete nada, sino mas bien está muy tropicalizado al gusto del mercado masivo de los Estados Unidos, acostumbrado a las bebidas aguadonas y sin mucho kick en amargor.
Si eres de los fanáticos de este tipo de cervezas, la Kirin Ichiban americana no te te va a disgustar, así que si te la ofrecen por ahí pruébala y dinos que te ha parecido.

En Monterrey, esta Kirin Ichiban la encuentras en Lúpulo Cerveza Store, en otras partes de México en las tiendas The Beer Box

Chuck

fotos ©Carlos Leal Jiménez