Y la cerveza…¿con qué se come?

Una introducción al maridaje cervecero en esta entrega de TheBeerDaily.com

En tiempos recientes el tema del maridaje entre comida y bebida se ha incrementado en la cultura del “buen vivir amatéur”, esto debido en gran medida a mayores espacios  dedicados al arte del buen comer (y beber) en los medios de comunicación. Así, cada vez más, escuchamos pláticas sobre que tipo de platillo le va a tal o cual vino tinto, blanco o rosado, o que sabores son los que hacen mejor match con ciertas mezclas de café, mucho de esto también a causa del incremento de tiendas especializadas en estos menesteres gastronómicos.

¿Pero qué hay de la cerveza? ¿porqué no se habla mucho de los maridajes de esta bebida que es la tercer más consumida en el planeta después del agua y el té?. Quizás la causa más común sea que a diferencia del vino, la cerveza es una bebida más “común” (y nótese que acá lo entrecomillamos) y con un aire de menor sofisticación que muchos de sus primos etílicos. Sin embargo, con el advenimiento de nuevas e interesantes variantes de esta deliciosa bebida a base de malta y lúpulo, así como la creciente cultura cervecera independiente -y por ende con mayores contribuciones a la cultura gastronómica- en varias partes del mundo (México no es la excepción), ya se comienza a hablar de guías de maridaje entre la cerveza y diferentes tipos de comida. Ojo, no es que nunca hayan existido guías de maridaje en torno a la cerveza, es sólo que hasta ahora se comienzan a ver más.

Como todo tema de maridaje, siempre habrá ciertos puntos en los cuales no haya un criterio totalmente establecido, porque acá, como casi todo en la vida, entran los gustos de cada quien. Sin embargo, hay ciertas guías de origen químico (por la composición de los sabores de ciertos alimentos, no porque estos sean de origen artificial), que nos permiten definir ciertos puntos de encuentro entre estilos de cerveza y tipos de comida.

La comida mexicana va bien con cervezas ligeras en sabor y cuerpo

Entre estos podemos destacar, de manera general,  que la cerveza se lleva excelente con los tonos ácidos de ciertos ingredientes, como por ejemplo aquellos platillos que contienen encurtidos, salsas picantes (o chiles dentro de sus guisos), tomates verdes y rojos, ya que estos contienen un buen nivel de acidez, vinagretas (por ello muchas ensaladas se complementan a la perfección con una chelita), e incluso platillos que en sus condimentos “laterales” (no parte de la preparación del mismo plato) lleven buenas dosis de mostazas, “relish” y ketchup.  En este tema de la acidez en la comida, la cerveza es la ideal compañera, ya que otras bebidas alcohólicas no la llevan bien con estos tonos, ¿se imaginan acompañar un buen chicharrón en salsa verde o un queso en salsa de chiles de árbol y morita con un Cabernet Sauvignon?  Nosotros tampoco.

¿Qué tal unas costillas a la BBQ con una buena lager?

Otro sabor que va bien con la cerveza es el de origen ahumado, como por ejemplo muchas de las variantes de salchichas y costillas de cerdo ahumadas, esto debido a que la cerveza hace un contrapunto en el sabor “duro” de estos platillos expuestos al humo de diferentes leñas como ingrediente esencial en su preparación.

¿Pero qué hay de los platillos con alta concentraciones de grasa animal y vegetal? Se han puesto a pensar el porqué la cerveza se lleva tan bien con los embutidos, la carne de cerdo, los cortes tipo rib eye, arrachera, etc.,  las papas fritas (y tantas otras botanas de ese tipo)? De hecho, esta es una de las razones del porque los quesos con alta concentración grasa, son los que mejor se llevan con la cerveza.
Bueno, pues acá hay estudiosos del tema gastronómico que en sus teorías acerca de este punto, le confieren a la cerveza una ventaja sobre otro tipo de bebidas; al comer platillos con altas concentraciones grasas (¡colesterol, ahí te hablan!), las papilas gustativas -esos pequeños receptores del sentido del gusto que tenemos en la lengua- son virtualmente tapadas por una película grasa (suena peor de lo que es) que nos impide captar los sabores de bebidas más complejas, como por ejemplo ciertos vinos, algo que no sucede con muchas de los tipos de cerveza que consumimos, sobre todo las de sabores ligeros y con bajo grado de IBU´s, las cuales, al contrario, además de refrescar el paladar, digamos que limpian esa película grasa al momento de pasar el trago. No en balde, los estadounidenses le llaman coloquialmente “wash down” al hecho de darle un trago a la bebida para pasar el bocado (nothin’ like a cold beer to wash down those ribs, cowboy!).

Un sándwich de salmón, con una buena Stout

En otras entregas de The Beer Daily les hablaremos con más detalle sobre maridajes específicos según el origen de los platillos (carnes, pescados, vegetales, etc.), pero acá les damos un avance sobre algunos platos y las cervezas que mejor se llevan con éstos, simplificado en dos grandes grupos:

Cervezas Ligeras, de cuerpo suave a medio

  • Platillos con encurtidos, escabeches y vinagres
  • Platos orientales cocinados con salsas de soya y agridulces
  • Comida mexicana (acá chambonamente simplificamos, ya que nuestra cocina es muuuy extensa, prometemos ampliar este tema específico)
  • Platillos con buena contracción de pimienta y ajo.
  • Ensaladas preparadas con vinagretas

Cervezas con cuerpo medio y sabores más robustos

  • Embutidos de cerdo de sabores sólidos
  • Pescados ahumados (arenques, por ejemplo)
  • Platillos a base de vegetales ácidos (espárragos, alcachofas, calabacitas)
  • Carnero guisado o asado
  • Platos a base de curry o especias como gengibre
  • Quesos de sabores intensos

En fin, esta fue una pequeña introducción al tema del maridaje de la cerveza, esperamos muy pronto ampliar este interesante tema, que como ustedes se imaginan, da para muchas páginas. Por lo pronto, hacemos una pausa, destapamos una buena cervecita  y la acompañamos con un buen queso Gouda, a ver si nos va bien con ese maridaje.

¡Salud!
TBD Staff 

¡Postres cerveceros!

postrescover-sm

La mayoría de la gente ve a la cerveza como una bebida que se toma sola o bien para acompañar alimentos, ¿pero sabías que cocineros y chefs experimentan cada vez más con esta sabrosa bebida en sus recetas? Y esto no solo se nota en aperitivos o platillos principales, sino también a un área que normalmente no asociamos mucho con la cerveza: el postre.

¿Te imaginas comer un Tiramisu hecho con cerveza Brooklyn? ¿Qué tal unos cupcakes de Guinness? ¿O un sorbete de helado con cerveza Corona? Y es que aunque suena extraño o al menos no muy común, estas recetas existen, por ello hoy en TheBeerDaily.com les presentamos algunos de los platillos hechos para el postre, que incluyen cerveza en su receta:

Pudín de Chocolate y Guinness

"Cantinero, ¡sírvame otro pudín, por favor!

“Cantinero, ¡sírvame otro pudín, por favor!

Este pudín de chocolate se elabora a la usanza clásica, con crema, azúcar y huevos , pero adicionalmente lleva una pinta de la cerveza irlandesa por excelencia: Guinness. Si no te levanta el ánimo este postre, entonces tienes severos problemas, bro!

The Simple Beer Cake
Una variante del típico pastel de “cajita” es este chelero cake, al cual además de agregarle los ingredientes básicos al mix, se le pone una taza de cerveza estilo lager, lo cual además de darle un sabor amarguito a la mezcla, hace que el pan se torne aún más jugoso.

Helado de Shiner Bock

"Ice Cream? I Scream for Shiner¡" Imagen de homesicktexan.com

“Ice Cream? I Scream for Shiner¡”
Imagen de homesicktexan.com

Sí, la apreciada cerveza Texana es usada para hacer helado, ésto a partir de crema, azúcares granulada y morena, sal kosher, yemas de huevo y por supuesto la cerveza Bock de la Spoetzl Brewery. Nos comentan que este helado se sirve con cajeta (dulce de leche) y cacahuates, habrá que probarlo.

guinnesscupcakesTBD

Con cinco de estos, seguro te da cruda. Al menos de azúcar.

Cupcakes de Guinness
No es secreto que debido a su composición, la cerveza Guinness sea usada bastante en la categoría de postres cerveceros, y para muestra, los cupcakes de Guinness, los cuales se preparan usando además cocoa, extracto de vainilla, leche y azúcar entre otros ingredientes. Con el boom de tiendas de cupcakes, seguramente pronto veremos estos cheleros cupcakes en su oferta diaria de productos.

Pastel de Chocolate Guinness
Para que vean que lo que dijimos no es mentira, este pastel de chocolate está tomando mucha popularidad en ciudades como NY y Londres, ¿y es que quién puede resistirse a una rebanada de un jugoso pastel que mezcla el chocolate y la stout irlandesa? Nosotros no.

Y ustedes, ¿conocen algún postre hecho usando cerveza? Si es así, y o quieren compartir con el mundo, escríbanos a thebeerdaily@gmail.com y lo publicamos por acá.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

De la cabeza de Ferran Adrià: Inedit Damm

damminedit_TBD_1Cervezas españolas hay muchas, y aunque la mayoría de éstas no son las favoritas de muchos críticos internacionales en la materia, en años recientes han surgido productos ibéricos que han dado buenas notas en el ámbito cervecero, sobre todo en la categoría artesanal. Pues bien, una de las cervezas españolas que tiene sus orígenes no precisamente en la escena artesana y que ha hecho levantar la ceja a más de un crítico en el mundo es la Inedit Damm, cerveza creada por el celebradísimo chef Ferran Adrià en conjunto con su equipo de Sommeliers de elBulli, legendario restaurante de este chef catalán, que tristemente cerrara sus puertas hace un par de años más o menos (esto a raíz de pérdidas millonarias en su operación).

damminedit_TBD_2Y bueno, a pesar de que elBulli ya no existe como tal, la cervecera Damm sigue produciendo la cerveza Inedit (4.8% ABV), la cual es una Witbier de cuerpo ligerito, cuya fórmula incluye cáscara de naranja, regaliz y cilantro. Y aunque estos ingredientes pudieran sonarles un poco fuera de contexto a algunos, la verdad es que se llevan bien entre si, al menos en esta cerveza de orígenes catalanes.

damminedit_TBD_3Según su descripción oficial, esta cerveza fue creada especialmente para ser buena compañía de diversos estilos de comida, tales como pescados de textura grasa así como platillos que van desde los que dominan los tonos agridulces y picantes.

damminedit_TBD_4En fin, si quieren probar un poquito del legado de Ferran Adrià sin ir muy lejos (además elBulli ya no existe), pueden comprar unas de estas Inedit Damm y dejar que su paladar sea el mejor juez. En México la encuentran en tiendas especializadas en cervezas importadas y artesanales, tales como Lúpulo Cerveza Store, The Beer Co, The Beer Box y similares.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

fotografías ©Carlos Leal Jiménez

¿Y de postre? -Algo con cerveza

postrescover-sm

La mayoría de la gente ve a la cerveza como una bebida que se toma sola o bien para acompañar alimentos, ¿pero sabías que cocineros y chefs experimentan cada vez más con esta sabrosa bebida en sus recetas? Y esto no solo se nota en aperitivos o platillos principales, sino también a un área que normalmente no asociamos mucho con la cerveza: el postre.

¿Te imaginas comer un Tiramisu hecho con cerveza Brooklyn? ¿Qué tal unos cupcakes de Guinness? ¿O un sorbete de helado con cerveza Corona? Y es que aunque suena extraño o al menos no muy común, estas recetas existen, por ello hoy en TheBeerDaily.com les presentamos algunos de los platillos hechos para el postre, que incluyen cerveza en su receta:

Pudín de Chocolate y Guinness

"Cantinero, ¡sírvame otro pudín, por favor!

“Cantinero, ¡sírvame otro pudín, por favor!

Este pudín de chocolate se elabora a la usanza clásica, con crema, azúcar y huevos , pero adicionalmente lleva una pinta de la cerveza irlandesa por excelencia: Guinness. Si no te levanta el ánimo este postre, entonces tienes severos problemas, bro!

The Simple Beer Cake
Una variante del típico pastel de “cajita” es este chelero cake, al cual además de agregarle los ingredientes básicos al mix, se le pone una taza de cerveza estilo lager, lo cual además de darle un sabor amarguito a la mezcla, hace que el pan se torne aún más jugoso.

Helado de Shiner Bock

"Ice Cream? I Scream for Shiner¡" Imagen de homesicktexan.com

“Ice Cream? I Scream for Shiner¡”
Imagen de homesicktexan.com

Sí, la apreciada cerveza Texana es usada para hacer helado, ésto a partir de crema, azúcares granulada y morena, sal kosher, yemas de huevo y por supuesto la cerveza Bock de la Spoetzl Brewery. Nos comentan que este helado se sirve con cajeta (dulce de leche) y cacahuates, habrá que probarlo.

guinnesscupcakesTBD

Con cinco de estos, seguro te da cruda. Al menos de azúcar.

Cupcakes de Guinness
No es secreto que debido a su composición, la cerveza Guinness sea usada bastante en la categoría de postres cerveceros, y para muestra, los cupcakes de Guinness, los cuales se preparan usando además cocoa, extracto de vainilla, leche y azúcar entre otros ingredientes. Con el boom de tiendas de cupcakes, seguramente pronto veremos estos cheleros cupcakes en su oferta diaria de productos.

Pastel de Chocolate Guinness
Para que vean que lo que dijimos no es mentira, este pastel de chocolate está tomando mucha popularidad en ciudades como NY y Londres, ¿y es que quién puede resistirse a una rebanada de un jugoso pastel que mezcla el chocolate y la stout irlandesa? Nosotros no.

Y ustedes, ¿conocen algún postre hecho usando cerveza? Si es así, y o quieren compartir con el mundo, escríbanos a thebeerdaily@gmail.com y lo publicamos por acá.

Cheers!
The Beer Daily Dudes

Comer y beber sabroso en Monterrey: El Tinieblo

tinieblocentro_TBD_1

Esta ocasión les platicaremos de un sabroso y ecléctico restaurante/cantina ubicado en Monterrey que tuvimos el gusto de conocer hace unos días, se trata de Mezcalería El Tinieblo, ubicada en una de las céntricas zonas de la Sultana del Norte, la Calzada Madero, casi llegando a Félix U. Gómez.

La barra de El Tinieblo, bien surtida

La barra de El Tinieblo, bien surtida

Ubicado en la esquina de Madero y J.G.Leal, este restaurante es relativamente nuevo en la creciente escena gastronómica Regiomontana, y aunque en un principio la ubicación de éste te hace un poco de ruido -el Tinieblo no está una zona que digamos trendy– la verdad es que al entrar al lugar, algo te dice que estás en un lugar perfecto para comer sabroso y beber igual de rico. De entrada, al abrir la puerta, un ligero pero delicioso aroma a ahumado te da la bienvenida (producto de su cocina), lo cual pone en guardia a tus papilas gustativas.

Además, la decoración ecléctica del lugar le va ideal al nombre de este restaurante; así, te encuentras con que cada mesa tiene diferentes tipos de sillas, algunas bastante antiguas, otras no tanto, pero cada una con su propia personalidad (como por ejemplo las viejas sillas de lámina con la imagen del desaparecido refresco “Spur Cola”), que mezclan bien con la decoración del techo y su iluminación a “medio dormir”.

Una 7 Barrios Blonde y una Tempus Dorada, dos de las cervezas que disfrutamos en este lugar.

Una 7 Barrios Blonde y una Tempus Dorada, dos de las cervezas que disfrutamos en este lugar.

Y aunque por obvias razones la bebida de casa es el mezcal (Tinieblo es una muy buena marca de esa bebida) esta ocasión nos inclinamos por pedir algunas cervezas para abrir boca (cuando hagamos TheMezcalDaily.com ahí si les traemos reseñas de esa bebida ), sugiriéndonos nuestra amable mesera que probáramos algunas artesanales mexicanas que ahí sirven, entre las que destacan las de la casa Cucapá, Minerva y Tempus. Ante la insistencia (not) degustamos unas Coloniales de Minerva, algunas otras de Tempus, así como unas Tripel de Calavera y para cerrar unas Blonde de la potosina Siete Barrios (no se asusten por la cantidad, fuimos varios los que comimos en el Tinieblo), resultando muy buenas compañeras para nuestros alimentos.

Los frijoles Tinieblo, deliciosa mezcla con chicharrón y queso fresco.

Los frijoles Tinieblo, deliciosa mezcla con chicharrón y queso fresco.

Y es que en el tema de la cocina de El Tinieblo, ésta es otro asunto, su sazón es simplemente delicioso, desde las botanas hasta el postre, se nota que en este lugar le ponen mucho cariño a lo que hacen. De entrada, pedimos un queso Tinieblo de Rancho asado, que es un queso estilo panela a las brasas servido sobre una cama de nopales, cebolla y tomate. Para acompañar este queso, nuestra mesera nos sugirió unos frijoles  Tinieblo, que son frijoles negros servidos con chicharrón de res y queso fresco; ambos platillos venían servidos con sendas tortillas de maíz y harina, estas últimas de esas que entran en la categoría “motherless”.

El Sirloin Tinieblo, una delicia.

El Sirloin Tinieblo, una delicia.

De plato fuerte nos devoramos un Sirloin Tinieblo (sí, acá a caso todo le ponen su apellido) el cual es una joyita, no tanto por la calidad de la carne en si (la cual es muy buena, dicho sea de paso), sino por la manera como lo preparan, con una cubierta oscura a base de especias y otros ingredientes como manzanilla, el cual le da un sabor difícil de describir, pero delicioso al paladar, simplemente espectacular. El corte lo acompañan con vegetales  al vapor y papas cambray con una salsa semi picosa que les da un sabor también bastante especial, si van, no dejen de probarlo.  Ya de postre nos echamos un pan de elote con miel de agave que nos resultó bastante bueno, considerando que lo nuestro no son los postres; acá confirmamos que un plato sencillo pero bien hecho, lo lleva a otras alturas. Además, el nivel de servicio de este lugar es muy bueno y eso por supuesto hace que te siente mejor la comida y bebida.

En conclusión, si te gusta comer y beber bien y si estás en Monterrey, el Tinieblo es un lugar que no puedes dejar pasar por alto, date una escapada pronto por esos rumbos de la Calzada Madero y déjate consentir por los sabores de este lugar, créenos, no te arrepentirás. El Tinieblo está ubicado en Calzada Madero #1697 en el Centro de Monterrey, su teléfono es el (81) 83721651, acá puedes checar su fanpage en Facebook.

¡Salud!
The Beer Daily Dudes

La cerveza en la Pirámide Nutricional

Este interesante artículo es una aportación de Daniel Hernández, integrante del Beer Team, ¡que lo disfruten!

Poca gente lo sabe pero la cerveza cuenta con más de 400 componentes, dentro de los cuales van incluidos: minerales, vitaminas, hidratos de carbono, antioxidantes y otras sustancias beneficiosas para el ser humano. Muchos de los componentes mencionados anteriormente proceden de las materias primas y no sufren modificaciones en el proceso de elaboración. Otros, los que sí sufren cambios, ayudan a conferir las propiedades nutritivas y funcionales de esta bebida, convirtiéndola así, en un complemento alimenticio para una dieta equilibrada (acompañándola de otros alimentos, obviamente).

En años recientes, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) después de un estudio realizado por 20 expertos nutriólogos, ha incluido el consumo moderado y opcional de bebidas de baja graduación como parte de una alimentación equilibrada a la pirámide nutricional, y poco a poco un gran número de países han ido adoptando este patrón.
Así que ya no hay excusas para privarse de disfrutar una cerveza bien helada a cualquier hora del día, y si es a la hora de comida o de la cena, mucho mejor.
A beer a day keeps the doctor away.

Daniel Hernández

Y la cerveza…¿con qué se come?

Una introducción al maridaje cervecero en esta entrega de TheBeerDaily.com

En tiempos recientes el tema del maridaje entre comida y bebida se ha incrementado en la cultura del “buen vivir amatéur”, esto debido en gran medida a mayores espacios  dedicados al arte del buen comer (y beber) en los medios de comunicación. Así, cada vez más, escuchamos pláticas sobre que tipo de platillo le va a tal o cual vino tinto, blanco o rosado, o que sabores son los que hacen mejor match con ciertas mezclas de café, mucho de esto también a causa del incremento de tiendas especializadas en estos menesteres gastronómicos.

¿Pero qué hay de la cerveza? ¿porqué no se habla mucho de los maridajes de esta bebida que es la tercer más consumida en el planeta después del agua y el té?. Quizás la causa más común sea que a diferencia del vino, la cerveza es una bebida más “común” (y nótese que acá lo entrecomillamos) y con un aire de menor sofisticación que muchos de sus primos etílicos. Sin embargo, con el advenimiento de nuevas e interesantes variantes de esta deliciosa bebida a base de malta y lúpulo, así como la creciente cultura cervecera independiente -y por ende con mayores contribuciones a la cultura gastronómica- en varias partes del mundo (México no es la excepción), ya se comienza a hablar de guías de maridaje entre la cerveza y diferentes tipos de comida. Ojo, no es que nunca hayan existido guías de maridaje en torno a la cerveza, es sólo que hasta ahora se comienzan a ver más.

Como todo tema de maridaje, siempre habrá ciertos puntos en los cuales no haya un criterio totalmente establecido, porque acá, como casi todo en la vida, entran los gustos de cada quien. Sin embargo, hay ciertas guías de origen químico (por la composición de los sabores de ciertos alimentos, no porque estos sean de origen artificial), que nos permiten definir ciertos puntos de encuentro entre estilos de cerveza y tipos de comida.

La comida mexicana va bien con cervezas ligeras en sabor y cuerpo

Entre estos podemos destacar, de manera general,  que la cerveza se lleva excelente con los tonos ácidos de ciertos ingredientes, como por ejemplo aquellos platillos que contienen encurtidos, salsas picantes (o chiles dentro de sus guisos), tomates verdes y rojos, ya que estos contienen un buen nivel de acidez, vinagretas (por ello muchas ensaladas se complementan a la perfección con una chelita), e incluso platillos que en sus condimentos “laterales” (no parte de la preparación del mismo plato) lleven buenas dosis de mostazas, “relish” y ketchup.  En este tema de la acidez en la comida, la cerveza es la ideal compañera, ya que otras bebidas alcohólicas no la llevan bien con estos tonos, ¿se imaginan acompañar un buen chicharrón en salsa verde o un queso en salsa de chiles de árbol y morita con un Cabernet Sauvignon?  Nosotros tampoco.

¿Qué tal unas costillas a la BBQ con una buena lager?

Otro sabor que va bien con la cerveza es el de origen ahumado, como por ejemplo muchas de las variantes de salchichas y costillas de cerdo ahumadas, esto debido a que la cerveza hace un contrapunto en el sabor “duro” de estos platillos expuestos al humo de diferentes leñas como ingrediente esencial en su preparación.

¿Pero qué hay de los platillos con alta concentraciones de grasa animal y vegetal? Se han puesto a pensar el porqué la cerveza se lleva tan bien con los embutidos, la carne de cerdo, los cortes tipo rib eye, arrachera, etc.,  las papas fritas (y tantas otras botanas de ese tipo)? De hecho, esta es una de las razones del porque los quesos con alta concentración grasa, son los que mejor se llevan con la cerveza.
Bueno, pues acá hay estudiosos del tema gastronómico que en sus teorías acerca de este punto, le confieren a la cerveza una ventaja sobre otro tipo de bebidas; al comer platillos con altas concentraciones grasas (¡colesterol, ahí te hablan!), las papilas gustativas -esos pequeños receptores del sentido del gusto que tenemos en la lengua- son virtualmente tapadas por una película grasa (suena peor de lo que es) que nos impide captar los sabores de bebidas más complejas, como por ejemplo ciertos vinos, algo que no sucede con muchas de los tipos de cerveza que consumimos, sobre todo las de sabores ligeros y con bajo grado de IBU´s, las cuales, al contrario, además de refrescar el paladar, digamos que limpian esa película grasa al momento de pasar el trago. No en balde, los estadounidenses le llaman coloquialmente “wash down” al hecho de darle un trago a la bebida para pasar el bocado (nothin’ like a cold beer to wash down those ribs, cowboy!).

Un sándwich de salmón, con una buena Stout

En otras entregas de The Beer Daily les hablaremos con más detalle sobre maridajes específicos según el origen de los platillos (carnes, pescados, vegetales, etc.), pero acá les damos un avance sobre algunos platos y las cervezas que mejor se llevan con éstos, simplificado en dos grandes grupos:

Cervezas Ligeras, de cuerpo suave a medio

  • Platillos con encurtidos, escabeches y vinagres
  • Platos orientales cocinados con salsas de soya y agridulces
  • Comida mexicana (acá chambonamente simplificamos, ya que nuestra cocina es muuuy extensa, prometemos ampliar este tema específico)
  • Platillos con buena contracción de pimienta y ajo.
  • Ensaladas preparadas con vinagretas

Cervezas con cuerpo medio y sabores más robustos

  • Embutidos de cerdo de sabores sólidos
  • Pescados ahumados (arenques, por ejemplo)
  • Platillos a base de vegetales ácidos (espárragos, alcachofas, calabacitas)
  • Carnero guisado o asado
  • Platos a base de curry o especias como gengibre
  • Quesos de sabores intensos

En fin, esta fue una pequeña introducción al tema del maridaje de la cerveza, esperamos muy pronto ampliar este interesante tema, que como ustedes se imaginan, da para muchas páginas. Por lo pronto, hacemos una pausa, destapamos una buena cervecita  y la acompañamos con un buen queso Gouda, a ver si nos va bien con ese maridaje.

¡Salud!
TBD Staff